El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/diarios/2002/06/03/regionales/REGI-01.html

Regionales: REGI-01

El atraso habitacional domina al departamento San Cristóbal

Sólo se entregaron 96 unidades en los últimos dos años.

El Litoral. LA CASA PROPIA juega un papel preponderante a la hora de evitar el éxodo.

El 22% de la población tiene Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI). Se construyen otras 120 unidades pero todavía no tienen fecha de finalización.


Ceres (Por Sonia Catela).- De las cinco tipificaciones con que se dividen las necesidades básicas insatisfechas de la gente, en absolutamente todas las localidades del departamento San Cristóbal predominan las referidas a vivienda.

Hacinamiento, falta de retretes en el hogar, o casas inconvenientes, constituyen la principal problemática que aqueja a las franjas carecientes dentro de la clasificación NBI.

Sin embargo, de acuerdo con informaciones oficiales emanadas de la propia Dirección Provincial, en los últimos dos años sólo se han terminado 96 unidades habitacionales en todo el territorio departamental.

Los pueblos más pobres de San Cristóbal los constituyen las localidades de Soledad, Villa Saralegui, La Cabral y Aguará, en las que cerca de la mitad de la población sufre de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), frente a una media departamental del 22%. La Cabral tiene el 52% de los habitantes con NBI, Villa Saralegui, el 41%, Soledad, el 41% y Aguará, el 37%.

Teniendo en cuenta que recién se dispondrá el año que viene de las estadísticas del censo 2001, todo hace suponer que esas cifras empeorarán. Pero los matices también importan, así, en Monte Oscuridad el 51% de los pobres carece de retrete y en Constanza no cuenta con el mínimo "excusado" donde satisfacer sus necesidades fisiológicas, el 45% de la franja paupérrima.

"Si bien no disponemos de cifras definitivas -evalúa el senador departamental Felipe Michlig- hay más de 3 mil jefes y jefas de hogar que se anotaron para recibir el subsidio respectivo ya que sólo entre Ceres y San Cristóbal se superan los 1.500. Estas ciudades concentran a la mitad de la población del departamento".

Mucho, poquito o nada


Las apenas 96 viviendas cuya construcción se canalizó oficialmente en el término de los dos últimos años, cuando todavía no sufríamos el colapso actual en obras públicas, beneficiaron a Ceres (20 unidades), Colonia Bossi (3), Las Avispas (6), Las Palmeras (5), Monigotes (6), Ñanducita (4), Palacios (3), San Cristóbal (13), San Guillermo (10), Soledad (2) y Suardi (10 comunes, 14 económicas).

Mientras tanto en 11 pueblos hubo avances, pero son 21 los que no progresaron un ápice en este derecho básico durante el bienio.

Según la evaluación de Michlig si bien hay convenios habitacionales a punto de firmarse o ya rubricados, lo cierto es que su viabilidad queda totalmente condicionada por la actual estructura de costos y la inestabilidad monetaria.

Se agrega otro grave factor que incide negativamente en el panorama de la solución habitacional: los convenios que firmaron los gobernadores con el presidente De la Rúa, les permitieron desviar el 50% de los fondos del Fonavi a rentas generales, cosa que se aplicó en nuestra provincia en 2001. Para peor, un último pacto, habilita para afectar esos recursos en un 100% a Rentas Generales.

"En consecuencia, queda en manos del Ejecutivo decidir cuánto se destinará a viviendas, si mucho, poco o nada", señala el senador del noroeste santafesino.

Existe un aspecto financiero que debería rectificarse para contribuir a una mejora en el cuadro habitacional de la provincia y lo constituye el Fondo Conurbano.

Desde hace 8 años se le envía por ese concepto a Santa Fe 30 millones anuales que se concentran en proyectos de infraestructura social para Rosario, Santa Fe y algunas localidades aledañas.

De compartirse tales partidas con pueblos del interior, se podrían llevar adelante emprendimientos que mejoren la calidad de vida en regiones empobrecidas como la nuestra y simultáneamente ataquen las causas del éxodo.

En el caso particular de Ambrosetti, el tema vivienda tuvo una repercusión positiva en la retención demográfica: entre 1980-91 el pueblo registró un crecimiento del 30% en recursos humanos y en la década siguiente se estabilizó con un aumento de entre el 3 y el 4%; en el lugar había 200 casas y en el lapso citado se construyeron más de 100 nuevas, erradicándose los ranchos.

.

Lo que se construye


En estos momentos, en el departamento San Cristóbal, mediante la acción oficial, se construye en las siguientes poblaciones: Arrufó (15 unidades habitacionales), Colonia Rosa (11 comunes, 11 baratas), Curupaity, (4), La Rubia (6), Las Palmeras (5), Soledad (8) y Suardi (10), prácticamente todas invisten el carácter de económicas.

Asimismo estarían a punto de iniciarse también planes habitacionales en Moisés Ville (6), La Cabral (6), Ceres (20) y Monigotes (18). Sumando, se trata de 120 unidades cuya finalización todavía es imprecisa.

Desde la repartición provincial del área se estableció la modalidad de vivienda económica, la que apunta a changarines y gente sin ingresos fijos que compensan en número, por su menor costo, la cantidad total de lo que se construye realmente.

Un dato a tenerse en cuenta sin embargo es que en el departamento San Cristóbal se resintieron los guarismos de viviendas que se edificaban años atrás.

.

Planes en marcha


De los dos sistemas de construcción, por licitación pública y ejecución privada o por administración comunal o municipal, en San Cristóbal predomina este último, el que, según nuestro representante legislativo, da buenos resultados.

"En muchas localidades se logró optimizar la calidad de los materiales que se empleaban, por ejemplo colocando aberturas de aluminio en lugar de las de chapa, mejores sanitarios y pisos", evaluó Michlig.

No obstante agrega que "con el deterioro que ocasiona la devaluación, hoy el mismo dinero casi no basta para comprar los materiales de nivel mínimo que figuran en el pliego de condiciones del Fonavi".

También en este tema del techo propio se plantean muchas peticiones y notas con reclamos de madres solteras para que se les reconozca el derecho a acceder a una vivienda social, mediante el otorgamiento de cupos preestablecidos, por lo que el representante de San Cristóbal se encuentra trabajando para encontrarle una salida orgánica a la demanda.





Diario El Litoral - Copyright 2018