El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/diarios/2004/02/06/sucesos/SUCE-02.html

Sucesos: SUCE-02 Masiva marcha pidió que se aclare el crimen de Sandra

. La movilización tuvo cuatro cuadras de extensión. Algunas mujeres llevaban la inscripción "Justicia para Sandra". FOTO: AGENCIA TELAM
Responsabilizó al gobierno y a la Justicia por los resultados. Reclamaron que se despenalice el trabajo sexual. En Buenos Aires también hubo un repudio.


Rosario (C).- Sumamente multitudinaria y plural, una emotiva concentración de dirigentes gremiales, políticos, estudiantiles y barriales repudió ayer en Rosario el asesinato de Sandra Cabrera.

El reclamo de esclarecimiento del crimen de la líder local del sindicato de trabajadoras sexuales puso en el centro la exigencia al gobierno provincial de producir respuestas políticas a la corrupción policial, a la que vincularon el homicidio, y desmontar el sistema normativo que penaliza la prostitución.

La marcha de ayer fue convocada por la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (Ammar) a raíz del crimen, cometido el 27 de enero pasado, a una cuadra de la terminal de ómnibus de Rosario.

Sandra Cabrera, de 33 años, apareció muerta de un tiro en la nuca. Ayer las pericias biológicas confirmaron la presencia de semen en las cavidades vaginal y anal.

Lo que, dado que la dirigente realizaba continuo trabajo de concientización por el uso de preservativos, a los investigadores judiciales del caso les pareció sumamente extraño.

La movilización, de cuatro cuadras, partió a las 18.30 de la plaza 25 de Mayo y unió las once cuadras que la separan de la plaza San Martín, frente a la Gobernación. Allí dos oradoras de Ammar resaltaron que el asesinato de Cabrera era algo igual de grave que sus denuncias judiciales, que hablaban de la sistemática persecución y chantaje policial a las prostitutas.

"Nuestra compañera Sandra Cabrera denunció en sede judicial, y en forma pública, la prostitución infantil, la violencia que soportan las trabajadoras sexuales, los chantajes y las amenazas. En todas estas denuncias no estaba ausente la Policía provincial. La respuesta a estas denuncias fue más persecución y más violencia sobre las compañeras", destacó una de las mujeres frente al micrófono.

Las denuncias de Cabrera provocaron, en setiembre pasado, el relevo de policías de la sección Moralidad Pública, entre ellos los jefes, puntualmente acusados de interceder a favor de dueños de boliches contra prostitutas que les significaban competencia. La mujer asesinada acompañó a Tribunales a dos meretrices que denunciaron a esos oficiales por extorsión y hostigamiento. Hoy uno de ellos, Javier Pinatti, es jefe de la comisaría de Zavalla. Otro, el sargento Sergio Bermejo, está detenido acusado de extorsión contra una prostituta llamada Stella Maris Longoni. Sandra Cabrera había denunciado el caso cuatro días antes de que la mataran de un tiro en la nuca.

Unas cuarenta mujeres que ejercen la prostitución marcharon del brazo, de a ratos algunas llorando, otras cantando consignas contra la policía, todas con indignación reflejada en los gestos. Llevaban remeras con la inscripción "Justicia para Sandra" y la cara de la mujer asesinada.

En la marcha iban docentes primarios y universitarios, bancarios, mercantiles. Se vieron carteles de la Central de Trabajadores Argentinos, Asociación Trabajadores del Estado, Madres de Plaza de Mayo, Agrupación Hijos, agrupaciones de género y asambleas barriales. Hubo una adhesión del Concejo Municipal de Rosario y varios concejales presentes.

También caminó junto al grupo el diputado nacional Eduardo Di Pollina, que como legislador provincial impulsó un proyecto para derogar los artículos del Código de Faltas que penalizan la prostitución.

Los discursos pidieron, concretamente, que avance este proyecto. Señalaron al Ejecutivo y la Justicia de la provincia como responsables de echar luz sobre los autores del homicidio. Y pidieron al Legislativo que se involucre en la tarea investigativa.

Los investigadores policiales habían descartado, hace tres días, que el autor del crimen hubiera tenido sexo con la mujer asesinada. Ayer, al confirmarse que del cuerpo de Sandra se extrajo semen, la hipótesis fue revisada. El fiscal Ismael Manfrim pidió que los dos detenidos -el policía Bermejo y un jornalero paraguayo que fue prendido tras insultar a dos prostitutas en la zona de la terminal- sean sometidos a exámenes de ADN.

En forma simultánea a la marcha de ayer, entidades adheridas a la CTA marcharon en Capital Federal hacia la Casa de Santa Fe para reclamar por el esclarecimiento del crimen.





Diario El Litoral - Copyright 2018