El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/diarios/2010/02/06/metropolitanas/AREA-02.html

Varios barrios anegados por la lluvia

El Gada aloja a los primeros evacuados

 
a_ng.jpg

Hasta ayer, se mantuvieron en sus hogares pero la lluvia y el avance del agua los obligó a buscar refugio.

Foto: Néstor Gallegos

Son 36 evacuados, la mayoría menores de edad, procedentes de barrio Judiciales. Están alojados en el Gada donde reciben asistencia del municipio. Vecinos de La Guardia cortaron esta mañana la Ruta 168 porque no funcionaba la bomba.

 


De la Redacción de El Litoral

redaccion@ellitoral.com

La creciente de la laguna Setúbal y la intensa lluvia de los últimos días obligó a siete familias de un sector de barrio Judiciales a dejar sus hogares y refugiarse en el Gada. El grupo, que desde ayer recibe asistencia del municipio en las instalaciones del Grupo de Artillería de Defensa Antiaérea está conformado por nueve mujeres mayores de edad y el resto, por bebés, niños y adolescentes.

Adrián Ramello, coordinador del centro de evacuados, señaló que están recibiendo a las personas y las pertenencias que pudieron rescatar del avance del agua y que cerca del mediodía de hoy llegarían más.

Yoana se acomodó en el Gada con sus dos hijos. “A la tarde tuve que dejar mi casa porque no daba para más, vinimos a ver cómo era acá para quedarnos y trajimos en un camión todas mis pertenencias”, explicó.

“Perdimos algunas cosas pero por lo menos acá estamos secos y tenemos leche para los chicos”, dijo otra de las evacuadas que llegó con sus tres hijos.

Aunque estaba descalza y no tenía nada que ponerse en los pies, Estela sólo pensaba en la llegada de su hija de siete años que estaba en la casa de su mamá. “Hace un mes que tengo el agua y ya no podía seguir aguantando tengo una nena de siete años que es insulino dependiente”, explicó.

Gabriela de 22 años también dejó su casa porque se había vuelto peligroso seguir ahí con sus dos hijas. “El agua me llegó hasta la puerta y me daba miedo porque había muchas ratas y bichos. Ahora necesitamos ropa y zapatillas porque los nenes están mojados. No pude sacar nada, salimos con lo puesto”.

“Acá tengo cuatro chicos y el resto está en la casa de mi mamá”, comentó Gloria que llegó al Gada con sus hijos después de abandonar su casa con todo adentro.

Por la ciudad

En una recorrida que realizó El Litoral durante la mañana por los barrios del oeste y el norte de la ciudad se pudo ver, otra vez, las demoras en el escurrimiento del agua.

Irene y otros cuatro vecinos esperaban bajo la garita un colectivo de la Línea 5 en Uruguay y San José mientras llovía intensamente; los cordones de las calles ya no se veían por la cantidad de agua acumulada. “Siempre se pone así cuando llueve, de cordón a cordón, si sigue empieza a subir a las casas y queda por mucho tiempo”, comentó. Un policía que también estaba en el lugar protestó por el servicio de transporte: “Los coches no pasan, con suerte circulan sólo por Zavalla; el barrio queda aislado porque es la única línea que entra y por la lluvia no pasa más”.

En barrio Roma, Héctor y Rosa miraban llover desde la puerta de su verdulería. La esquina de Lamadrid y La Rioja desapareció bajo el agua: “Hace 66 años que vivo acá y toda la vida fue igual, de bote a bote”.

“Recién llamamos a la Municipalidad para que vengan a sacar la basura de la calle porque si sigue lloviendo se tapa todo y empieza a entrar a las casas. La gente no cuida nada y tira la basura en cualquier lado”, protestó Rosa.

Más al norte, el paisaje es el habitual: la avenida Facundo Zuviría desde la intersección con la vía no se ve. Dominga y Enrique viven a la altura del 7000 y esperan con bolsas de arena que el agua suba. “Buen día si se puede decir buen día”, dice el hombre con una sonrisa.

“El agua está así desde la madrugada y no baja porque los desagües están todos tapados. La responsabilidad también es de los vecinos porque tiran basura a la calle y tapan todo, nosotros a veces lo limpiamos pero la verdad es que no hay mucho que hacer y cada vez estamos peor”, aseguró Enrique.

Dominga comentó que sus muebles están todos arruinados y que ya no compra nuevos. “Acá los autos pasan y el agua entra como si nada. Si cortamos la avenida, la gente protesta; entonces, es un gran lío, te peleás con la gente; mientras, el agua sigue y perdemos cosas; es muy triste”.

2_ng.jpg

Siempre igual

En barrio Roma el paisaje era el mismo. Desde su verdulería, Héctor y su hermana Rosa contemplaban la calle anegada y pedían en voz alta que deje de llover para que no entre el agua. “Siempre es igual, desde que tengo memoria, esta esquina -La Rioja y Lamadrid- se pone así”, aseguró. Foto: Néstor Gallegos

La costa, con más problemas

Según el informe del Centro de Operaciones de la Municipalidad, desde las 22 de ayer hasta las 13 de hoy cayeron 74 milímetros de agua en la ciudad. Con respecto al funcionamiento del sistema de bombeo, informa que se realiza una supervisión permanente del funcionamiento en los distintos lugares de la ciudad, tanto del oeste como de la costa. Se han dispuesto 15 cuadrillas municipales para la realización de tareas de mantenimiento, desobstrucción de bocas de tormenta, atención de problemas detectados o reclamos recibidos.

El sector más afectado está en la zona de la costa, donde se ha dispuesto un refuerzo de las estaciones de bombeo. En especial, se registraron inconvenientes en la zona de la vía muerta, el bañado, La Guardia y El Lele, que están siendo atendidos.

Se realiza una supervisión especial de las zonas bajas del lugar. En tanto, se hace un seguimiento especial de la zona de Pompeya. También se detectan inconvenientes en el zanjón de Larrea y Azopardo, por problemas de obstrucción.

Asistencia

Respecto de la asistencia, se evalúa la situación de las familias radicadas en las zonas más bajas, en especial en La Guardia, El Bañado, Colastiné Sur y Playa Norte, a los fines de estar preparados ante posibles evacuaciones temporarias.

En total, se registraron 42 reclamos. La mayoría (25), por anegamientos de calles y bocas de tormenta obstruidas, 6 por cables cortados y postes de luz caídos, 5 por árboles o ramas caídos, 1 pedido de corte de tránsito y 5 pedidos de asistencia.

Resignados

Dominga sale de su casa en Facundo Zuviría al 7000 para ver cuán cerca tiene el agua. Comentó que ya perdió muebles y que tiene preparadas bolsas con arena por las dudas. Foto: Néstor Gallegos

3_ng.jpg

 

Agua y más agua

Por el oeste de la ciudad, en barrios como Alfonso y Chalet, las calles estaban cubiertas de agua. Bajo la lluvia, los vecinos intentaban hacer mandados, una tarea que se tornaba bastante peligrosa.

Foto: Néstor Gallegos

1_ng.jpg



Diario El Litoral - Copyright 2020