El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/diarios/2013/07/09/deportes/DEPO-01.html

Al cierre de nuestra edición se reunía con el presidente Germán Lerche...

Menotti vio, analizó y ahora dice sí o no

El ex técnico de la Selección argentina campeón mundial tiene una agitada agenda en la ciudad, que se inició ayer y continúa hoy. No pasa por una cuestión económica la palabra final que deberá tomar uno de los máximos referentes del fútbol argentino.

Menotti vio, analizó y ahora dice sí o no

El Flaco baja del ascensor en el Holiday. La escena fue de ayer, horas después de su arribo a Santa Fe. Foto: Mauricio Garín

 

Enrique Cruz (h)

Llegó a la tarde y la noticia causó revuelo a nivel nacional. De inmediato, los medios televisivos, radiales y gráficos se fueron al predio. A la distancia se lo vio, recorriéndolo primero y charlando luego con Rubén Rossi y con Rubén Forestello. Después llegó el turno del diálogo con los dirigentes. El descanso reparador después del viaje y la recorrida y otra vez al predio, esta vez para cenar en el Hotel y quedarse hasta altas horas de la madrugada hablando de fútbol.

A la 1 de la tarde de este martes feriado, festivo y desapacible, se iniciaba una reunión que bien podía caratularse de “cumbre” y “definitiva” con el presidente del club. Germán Lerche lo esperaba con la convicción de haber hecho lo suficiente para que una figura de renombre mundial como él, aporte toda su experiencia y sus conocimientos en favor de la institución. Dos cosas dejaban tranquilo al presidente: 1) que la decisión final de Menotti no pasaba por el signo pesos o por una cuestión contractual; 2) que el sí o el no, de ninguna manera se iba a dar como consecuencia de algo forzado.

“La decisión decanta sola. El hombre está golpeado por lo que le pasó en Independiente, porque si bien se fue mucho tiempo antes de decretarse el descenso, quería llevar adelante un trabajo serio y no pudo concretarlo”, confió a El Litoral un allegado a la dirigencia sabalera.

Que Menotti haya venido a Santa Fe habla bien de él y de sus ganas de trabajar. Con Lerche se viene reuniendo desde hace más de quince días. Participó en la elección de Forestello. Le dio tres nombres al presidente para que elija. Habló mucho de fútbol con él, escuchó la intención de Colón por convertirlo en secretario técnico y decidió venir a Santa Fe para conocer el club, reunirse con Forestello y reencontrarse con Rubén Rossi, alguien a quien el “Flaco” estima muchísimo por haber sido su jugador en aquél recordadísimo equipo campeón del mundo juvenil en Japón.

¿De qué se habló?, de todo un poco. De la actualidad del fútbol argentino, de las presiones que existen y de lo difícil que se hace el objetivo de armar un equipo competitivo siguiendo adelante un proyecto que revalorice a los jugadores del club. ¿Qué les dijo Menotti a los dirigentes?, que las presiones son similares en todos los clubes. Y que si bien Boca, River, Racing, Independiente o San Lorenzo tienen las suyas por tratarse de grandes, no le van en zaga Central (club en el que jugó y dirigió) y el mismo Colón.

No es un dato menor que Menotti haya aceptado la invitación de Lerche y su dirigencia para venir a Santa Fe, conocer el club y sentarse a conversar sobre una posibilidad de trabajar juntos. Es un hombre buscado en el mundo, referente total del fútbol argentino y con ganas de continuar ligado al trabajo de campo. Sabe de qué se trata la función y su intención —puesta de manifiesto en este viaje— es la de ejercerla con la seriedad que el caso merece.

Colón no es un grande de Buenos Aires, pero es un club del interior que se ha ganado un lugar de consideración. Así lo vio Menotti y por eso está en Santa Fe analizando con la dirigencia su posible anclaje en el club para poner su granito de arena para el crecimiento y fortalecimiento deportivo. El sí o el no será de él, pero tampoco depende demasiado de una cuestión económica. Menotti vino, vio y constató lo que Colón le brinda como base para el desarrollo de su trabajo. Si recorrió 1.000 kilómetros y se queda dos o tres días, por algo es.

IMG_9944_MG.jpg

César Luis Menotti espera en la puerta de un hotel céntrico de calle San Jerónimo, su regreso al predio de Colón para cenar con los dirigentes. Hoy se debía tomar una decisión sobre su incorporación como secretario técnico del club. Foto: Mauricio Garín

Lerche desmiente

En declaraciones efectuadas al programa “Al aire libre” de Radio Cooperativa de Chile, el presidente de Colón, Germán Lerche, desmintió negociaciones con Universidad Católica con respecto al volante Tomás Costa, pese a que desde la precordillera aseguran que están cerca de asegurar su permanencia.

“No hay absolutamente nada, qué se va a confirmar si no tengo nada. Universidad Católica no tiene para pagar un préstamo y va a pagar el 50 por ciento del pase, ¿cómo hace para comprarlo?”, indicó en diálogo con “Al aire libre” en Cooperativa.

“No me hicieron una oferta por un préstamo, ¿cómo lo hace para pagar el 50 por ciento del pase? A mí nadie me llamó en Católica; las negociaciones no están ni cerca ni lejos, a mí nadie me llamó”, insistió el timonel sabalero, según indica la noticia que llega desde Chile.

Por su parte, el diario La Tercera de Chile había publicado en la víspera que “Costa, dueño del 50 por ciento de su pase, aceptó la oferta de los cruzados, y se integrará este lunes a los entrenamientos... De esta forma, Católica frenó las negociaciones con el argentino Rodrigo Braña, quien aparecía como uno de los candidatos para reemplazar a Costa”. La cuestión es que el tema aún no se resolvió, aunque no se descarta que finalmente Costa continúe jugando en Chile.

Pagó y se fue...

Romero volvió a México

IMG_0144_mg.jpg

El defensor Mauricio Romero, que había llegado en enero por recomendación de Roberto Sensini para sumarse al plantel de Colón, pagó la cláusula de rescisión y volverá a militar en el fútbol mexicano. El marcador central, que desarrolló su carrera en Lanús y Morelia, tenía todavía un año más de vínculo contractual con la entidad del barrio Centenario. Foto: Mauricio Garín

El dato

La reserva.

Los chicos de la reserva, que se clasificaron campeones del torneo, jugarán mañana el encuentro que había sido suspendido en su momento por el paro de transportes, ante Godoy Cruz en Mendoza. El partido se jugará a las 11 y el plantel que viaja está integrado por estos jugadores: Fasano, Omar Bellone, Prieto, Rossini, Valdes, Leys, Rothar, Daniel Pérez, Mayenfisch, Villarruel, Pariani, Ambort, Aristiaran, Dándolo, Poblete, Somaglia, Lucas Comachi, Filippi, bajo la conducción de Javier López y la preparación física del profesor Fernando Kahlow.

análisis

por Tomás Rodríguez

(Especial para El Litoral)

Cuando se inauguró la cancha

Se cumple hoy el sexagésimo séptimo aniversario de la inauguración del estadio de Colón, en Rómulo Pietranera y bulevar Zaballa, en el barrio Centenario, acontecido el martes 9 de julio de 1946, ante más de 15.000 personas, con la presencia del equipo de Primera de Boca Juniors, estableciendo récord de recaudación para la época.

El conjunto de la Ribera presentó a todos sus titulares, con excepción de Ernesto “Pibe de Oro” Lazzati y José Manuel Marante, quienes se estaban recuperando de lesiones.

Los locales incluyeron a futbolistas de los equipos de primera, reserva y cuarta divisiones, campeones de la Liga Santafesina de Fútbol, en una etapa de renovación, con motivo de la recuperación institucional y deportiva de la popular institución local.

El presidente Francisco Ghiano, por su amistad con Rosario Central —una década y media atrás había sido dirigente auriazul—, había transferido a Antonio “Tapón” Funes por 6.000 pesos de entonces, cifra que se destinó a la realización del rellenado del terreno. Por el arquero Raúl Tenutta, el defensor Roberto Yebra (suplantó a De Zorzi, transferido a Boca) y el puntero izquierdo Rubén Marracino, la entidad de Rosario abonó una suma de dinero, postes y el alambre con el que se construiría el cerco en torno al campo de juego (105 x 75 metros).

Lo propio ocurrió con el insider derecho René Olivares y un mes después también el arquero Botazzi pasó a vestir la malla del equipo de Arroyito.

El 5 de diciembre de 1937 se disputó el último partido entre Colón y Sanjustino, empatando sin tantos— en la cancha de bulevar Zavalla y Moreno (abarcando también las calles Corrientes y San Juan), en el barrio de Sunchales, habiendo perdido no solamente el campo de juego, sino también la sede social.

En ese predio, considerado como una leyenda, habían caído derrotados los conjuntos de Peñarol, campeón de Sudamérica e Independiente, el mejor equipo argentino.

Durante la gestión presidencial de Félix Bello, el 6 de septiembre del año siguiente, se inauguró la sede en 1º de Mayo 2021, tras la decisión de la asamblea celebrada el 6 de mayo en el famoso Garaje Batres. Como invitados especiales asistieron el atleta rosarino Juan Carlos Zabala, ganador del maratón en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936 y ofreció una notable exhibición Ezequiel Navarra (“El niño prodigio”, a los siete años logró 1.100 carambolas en especialidad libre), campeón argentino de billar; una década después fue el mejor del mundo.

Concurrieron autoridades provinciales, municipales, de la Liga local y del deporte santafesino en sus distintas disciplinas. El puntapié inicial estuvo a cargo de una de las glorias rojinegras y presidente de la Subcomisión de Fútbol, Toribio Casabianca.

En el partido previo, por invitación especial de las autoridades sabaleras, Sportivo Ben Hur de Rafaela venció a Atlético Paraná, en un interesante juego, por 3 a 0. Se descubrieron placas alusivas de Rosario Central y Colón, se inauguró el mástil, en el sector oficial oeste (luego se pasó al este), a cargo del coronel Adaro, jefe del Regimiento 12 de Infantería Gral. Arenales. Hubo bombas de estruendo que arrojaban banderas de nuestro país, de Colón y Boca Juniors; suelta de palomas y desde un helicóptero se arrojó la pelota con la que se disputaría el encuentro.

Asimismo, en el intervalo del primer tiempo, se concedió un pergamino y medalla de oro al presidente Ghiano, por ser el principal gestor de la recuperación del club Colón. Se llevaron a cabo, además, pruebas de acrobacia por parte de personal especializado del Aero Club Santa Fe.

Boca Juniors mostró todo su potencial, especialmente el ofensivo, aunque sintió esa temporada la ausencia de Severino Varela, quien regresó a Uruguay, tras su paso exitoso e histórico vistiendo la camiseta azul-oro, con sus goles de cabeza con su tradicional boina.

Ésta fue la síntesis del partido:

Colón: Pedro Botazzi; Santos Portillo y Rubén Sabotig; Carlos Rebechi, Domingo Arteaga y Roberto Enriquez; Carlos Vázquez, Salomón Elías, Víctor Declerq, Carlos M. Sosa y Florencio Méndez. AS: Reynaldo Zamaro.

Boca Juniors: Claudio Vacca: Francisco Perronsino y Rodolfo Justo de Zorzi; Carlos Adolfo Sosa, Alberto Castellani y Natalio Agustín Pescia; Mario Boyé, Pio Sixto Corcuera, Jaime Sarlanga, José Antonio Vázquez y Gregorio Pin. AS: Obdulio Diano.

Gol en el primer tiempo: 14’ Pin (BJ).

Goles en el segundo tiempo: al minuto C. Sosa (C) y 27’ Boyé (BJ).

Cambios: en Colón: Audelino Rosales por Elías, Miguel Pessarini por

Vázquez, Lucas Sánchez por Méndez, Bernardino Fernández por Sosa y Alberto Rivero por Enriquez, lesionado.

Cancha: Colón.

Árbitro: Consolatto Nay Foino (AFA).

Asistentes: Inocencio Villarreal y Dante Tosolini (Liga Santafesina).

Recaudación: 21.200 pesos.



Diario El Litoral - Copyright 2018