El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/diarios/2018/02/09/regionales/REGI-01.html

Mejora del hábitat

La municipalidad de Tostado se ocupa del arbolado público

  • El intendente Enrique Mualem y el Ing. Agrónomo Fernando Rotela, han encarado, desde el inicio de este período de gobierno, un trabajo completo sobre la forestación de la ciudad cabecera del departamento 9 de Julio.
missing image file

Enrique Mualem y Fernando Rotela, una planificación cuyos resultados ya se advierten en Tostado, que duplicó la cantidad de árboles en el ejido municipal. Foto: Gentileza Eloy Rodríguez

 

Eloy Rodríguez

region@ellitoral.com

Es una tarea que ha comenzado a dar sus resultados, ya que la misma se encuadró en una planificación que involucró un censo sobre la cantidad de árboles existentes en la ciudad; los árboles sanos; especies no apropiadas; unidades mal podadas y árboles para extracción.

Estos datos estadísticos revelan que en 2015 había 3.985 árboles, cifra que se ha elevado, en 2018, a 8.209. En cuanto a los árboles sanos sobre el total del 2015 un 73,83% estaban en esa condición y en este 2018 dicho porcentaje alcanza el 87,16%, Se ha reducido a un 4% la cantidad de especies que no son apropiadas para el arbolado urbano de un 30% existente en 2015.

Los trabajos y la planificación elaborada permitieron disminuir el porcentaje de árboles mal podados del 21% al 3,98%, como también se redujo del 4,50% al 2,52% los árboles destinados a la extracción.

Prevención de plagas

Consultado el Ing. Fernando Rotela sobre algún aspecto fundamental de la tarea realizada y de lo planificado para este año, el profesional hizo hincapié en el elevado porcentaje de algunas especies, por ejemplo: hay 20,43% de casuarinas; 10,39% de fresnos; 11,58% de lapachos y 15,2% de paraísos.

Según comentaba Rotela, lo ideal es no tener más de un 10% de cada especie, ya que si por alguna razón una o varias plagas o enfermedades afectasen la existencia arbórea ya descripta, se vería afectado un porcentaje muy elevado del arbolado existente, por lo que es conveniente aumentar el número de otras especies, bajando los porcentajes actuales, para evitar estos inconvenientes, y se debería evitar la implantación de estas especies.

Asimismo, el ingeniero hacía referencia sobre especies no aptas para el arbolado público como el álamo; araucaria; casuarina; eucaliptus; ficus; gomero; palo borracho; pino; pino japonés; sauce y timbó. La suma de estas especies no aptas llega al 26,80% del total implantado.

Acciones desde el municipio

El intendente Enrique Mualem, efectuó un resumen de lo realizado en el arbolado público en la ciudad de Tostado. “Instalamos un vivero municipal, con un umbráculo de 288 mts2 con media sombra, para el acondicionamiento de los ejemplares arbóreos nuevos que llegaron en abril del año pasado”.

“Este trabajo conjunto -agregó- que realizamos con el Ing. Fernando Rotela, permitió que en dicho mes se compraran gracias al programa “Por cada santafesino un árbol”, 250 árboles de tamaños variables, de los cuales 120 ya se encontraban para trasladarlos a lugares definitivos y otros 130, se acondicionaron para implantarlos, en marzo de 2018, en la ciudad, de acuerdo al “Plan de implantación especies compradas”, informaba el intendente Mualem.

Consideró por último que “el censo de arbolado es una herramienta fundamental, ya que aporta datos sobre la cantidad y especies de árboles existentes, el estado general y la presencia de problemas fitosanitarios.”

En 2015 había 3.985 árboles, cifra que se ha elevado, en 2018, a 8.209. En cuanto a los árboles sanos sobre el total del 2015 un 73,83% estaban en esa condición y en este 2018 dicho porcentaje alcanza el 87,16%, Se ha reducido a un 4% la cantidad de especies que no son apropiadas para el arbolado urbano de un 30% existente en 2015.

Planificación 2018

Para este año se prevé la compra de aguaribay; casuarinas; ciprés calvo; crespón; fresno; Ibirá Pitá; jacarandá; lapacho rosado y lapacho amarillo, con una inversión estimada en casi $ 20.000.

Desde el punto de vista de la forestación, durante 2018, se pretende implantar 300 árboles en la ciudad y 600 plantines florales, dependiendo de la producción que se realice en el vivero. Esta forestación estará destinada a las plazas del museo y a la de Coco Díaz.

El ingeniero Rotela sostuvo que “el arbolado urbano posee varios beneficios como la reducción de la polución ambiental; contribuye a la biodiversidad, actuando como refugio de la fauna local; atenúa los vientos y provee sombra fresca; embellece los espacios verdes y calles; reduce la contaminación visual; disminuye la temperatura estival entre 1 y 3 grados y es una de las mejores herramientas naturales en la lucha contra el cambio climático, entre otras.”

Consultado el intendente Enrique Mualem al respecto, señaló que “estamos satisfechos del trabajo en conjunto que venimos realizando con el Ingeniero Fernando Rotela y su equipo de colaboradores como Liliana Rossi; Lucas Stoianoff y Juan Salim, porque consideramos que el arbolado público ocupa una función relevante para el hábitat, ya que provee a los habitantes de condiciones de confort y adecuada calidad de vida y merece toda la atención por parte del Municipio para lograr el mayor bienestar de los vecinos”.



Diario El Litoral - Copyright 2018