Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/diarios/2018/03/08/internacionales/INTE-01.html

Advierten por una guerra comercial

Expectativas por el anuncio de Trump sobre aranceles al acero y aluminio

Según su asesor económico solo hará excepciones con sus vecinos Canadá y México. China amenaza con tomar represalias en caso que se concreten.

16-A-5F98B400048BBFBE.jpg

Trump tiene en vilo al mundo por sus decisiones proteccionistas.

Foto: DPA

 

Redacción El Litoral

redaccion@ellitoral.com

DPA

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impondrá este jueves aranceles a la importación de acero y aluminio, pero hará excepciones para los vecinos Canadá y México, dijo ayer a la cadena Fox Business su asesor económico Peter Navarro.

En un principio, México y Canadá quedarán exceptuados de los aranceles y dispondrán de determinado tiempo para poder prorrogar esas excepciones a través de concesiones en el acuerdo de libre comercio Nafta, sostuvo Navarro.

Otros aliados, como países de la UE o integrantes de la OTAN, en principio no quedarán excluidos de los aranceles del 25 por ciento sobre el acero y el diez por ciento sobre el aluminio. Navarro insinuó, sin embargo, que también para otros países existirá la posibilidad de quedar exceptuados retroactivamente.

El martes, Trump aseguró que México y Canadá quedarán excluidos de los aranceles si la renegociación en marcha del Nafta llega a buen término.

“Si somos capaces de llegar a un acuerdo con Canadá y México sobre Nafta, no habrá razón para los aranceles (con ellos)”, manifestó en una rueda de prensa en la Casa Blanca junto al primer ministro de Suecia, Stefan Löfven.

Horas antes había sido su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, quien había expresado esa idea durante una audiencia en el Congreso, en la que además intentó rebajar la tensión creada por Trump con el tema de los aranceles.

“No estamos buscando entrar en una guerra comercial. Estamos intentado asegurar que las compañías estadounidenses puedan competir de manera justa en el mundo”, indicó en la Cámara de Representantes.

Canadá es el primer proveedor de acero a Estados Unidos y México es el cuarto.

Amenazas chinas

En este contexto, China amenazó hoy con tomar represalias si Estados Unidos impone aranceles punitivos a las importaciones de acero y aluminio.

“En caso de que surja una guerra comercial, China tomará las medidas necesarias y justificadas”, advirtió el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, en los márgenes del Congreso Nacional del Pueblo, la reunión anual del Parlamento chino, en Pekín.

“La historia enseña que una guerra comercial nunca es la solución correcta”, afirmó Wang. Las economías de las dos mayores potencias económicas, Estados Unidos y China, están estrechamente vinculadas y los dos países “deberían esforzarse por ser socios en la cooperación”, agregó el jefe de la diplomacia china.

Wang rechazó que China sea un “competidor estratégico” para Estados Unidos. China “no tiene el deseo de reemplazar a Estados Unidos”, aseguró. “La senda de China es completamente diferente de la de las potencias tradicionales”.

Por su parte funcionarios de la Unión Europea todavía intentaban persuadir a Estados Unidos de que se abstenga de imponer aranceles punitivos a las importaciones de acero y aluminio, informó en Bruselas el vicepresidente de la Comisión Europea Jyrki Katainen.

El funcionario recordó que los aranceles impuestos en 2002 a las importaciones de acero le costaron a Estados Unidos “miles y miles de puestos de trabajo”.

El hecho de que nadie haya visto el documento que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tiene previsto firmar hoy puede ser interpretado como “una buena noticia, en el sentido de que aún hay posibilidades de evitar daños”, afirmó Katainen.

“Hemos establecido contacto con las autoridades estadounidenses en las últimas semanas y días para tratar intensamente de persuadirles de que no causen grandes daños a la economía de Estados Unidos y a la economía mundial”, indicó el vicepresidente del Ejecutivo europeo.

México y EEUU ponen condiciones a un acuerdo

México y Estados Unidos acordaron, tras un encuentro del mandatario Enrique Peña Nieto y el emisario estadounidense Jared Kushner, que una reunión entre los presidentes de los dos países dependerá del avance en acuerdos como el Nafta y en temas de seguridad, migración y economía.

Peña Nieto recibió anoche a Kushner, enviado especial y yerno del mandatario estadounidense, Donald Trump, así como a funcionarios del Departamento de Estado y del Consejo de Seguridad Nacional, con quienes abordó asuntos como la seguridad fronteriza, la migración ordenada y segura y una posible reunión de mandatarios.

El tema del muro, así como la posición proteccionista adoptada por Estados Unidos en las negociaciones para renovar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta), del que también forma parte Canadá y que Trump ha criticado desde su campaña electoral, figuran entre los principales puntos de fricción en la relación bilateral.

Durante las reuniones, Kushner transmitió el mensaje de Trump sobre la importancia de seguir avanzando en las iniciativas conjuntas.

“Ambos países acordaron trabajar para lograr acuerdos benéficos para ambas naciones”, indicó la Cancillería mexicana.

“Los funcionarios mexicanos y estadounidenses discutieron temas de interés mutuo, incluyendo el combate a las organizaciones criminales trasnacionales, al tráfico de drogas y al flujo de armas y efectivo entre ambos países”, agregó.

También abordaron la seguridad fronteriza, la migración ordenada y segura, incluyendo un proyecto potencial de programa circular de movilidad para trabajadores agrícolas; el desarrollo en Centroamérica, y el fomento a la creación de empleos y la prosperidad compartida a través del comercio justo y recíproco.

Además trataron la continuación de las negociaciones del Nafta ‘de manera expedita‘.

 


Diario El Litoral - Copyright 2018