Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/149962

Aprehendido 08 -06-2017
Un "trapito" bien pesado

Foto: Archivo El Litoral


foto

Armado con una “chuza” increpó a un automovilista que no quiso pagar el “peaje”. La policía se lo llevó detenido



Danilo Chiapello
dchiapello@ellitoral.com

 

Son parte del nuevo “paisaje” de la ciudad. Están en todos lados, aunque mayormente se mueven en la zona céntrica y sus alrededores. Algunos se muestran cordiales y amistosos. Pero otros muestran su peor cara con actitudes hostiles y agresivas.


Uno de estos últimos fue el que ayer protagonizó un muy serio incidente en la denominada Recoleta Santafesina. Buscando el pago por su dudoso “servicio” primero increpó a una joven mujer, la que al verse amenazada logró poner en marcha su vehículo y escapar a toda velocidad. 


Pero segundos después este particular “trapito” repitió la acción con un hombre que se encontraba estacionado detrás. Aunque en este caso la cuestión pasó a mayores, porque ante la negativa al pago el sujeto amenazó al automovilista con una chuza. 


El entuerto tuvo una solución provisoria ya que en medio de la pelea aparecieron agentes de la Brigada Motorizada que se llevaron detenido al irascible “cuidacoches”. 


Los uniformados trasladaron al implicado hasta la seccional 1ra, donde se le dio conocimiento del hecho al fiscal en turno, quien dispuso que el joven de 28 años sea identificado y aprehendido por el delito de “Amenazas Calificadas”.


Primero “apretó” a una chica

 

Javier (61) es el hombre que ayer a la tarde pasó por el difícil momento. Esta mañana, ya un poco más tranquilo, recordó lo acontecido en diálogo con El Litoral.

 

* “Yo estaba estacionado en calle Santiago del Estero, frente al sanatorio San Jerónimo, esperando a mi esposa que había bajado a buscar unos estudios”, narró hoy Javier (61) en diálogo con El Litoral. Delante mío estaba estacionado otro coche con una mujer a bordo. De pronto veo que se aparece un supuesto cuidacoches, el que comienza a increpar a la joven para que le pague. Enseguida me di cuenta que era una ‘apretada’. El tipo se le tiraba encima del auto y la insultaba. La chica se asustó mucho, puso en marcha el auto y se fue. 

 

De inmediato este muchacho se dirige a mi auto. Comenzó a pedirme plata, a decirme que me lo limpiaba y otras cosas. Yo le dijo que no, que ya me iba apenas saliera mi esposa. Entonces este tipo se aleja y le pega un puñetazo a mi coche. Me bajo y le recrimino por lo que hizo. Ahí el muchacho cruza la calle y va hasta un local desde donde sale armado con un hierro con punta; era como una chuza”.


“Te voy a matar”


* “Yo lo enfrento y trato de calmarlo. Pero el no entraba en razones. Me decía que me iba a matar... que sabía donde yo vivía y muchas otras cosas. Y cuando este tipo ya me tenía arrinconado contra el auto veo que aparecen dos motos con policías. Los agentes actuaron rápido y lo redujeron enseguida.

 

La verdad es que fue un pésimo momento. Yo ya me había puesto mal por lo que le había hecho a la chica. Y después se vino contra mí. Es lamentable, porque no todos los ‘trapitos’ son así. Pero éste estaba muy mal predispuesto, se lo notaba muy agresivo. Espero que alguna vez las autoridades logren controlar este tema”, culminó.



 



Diario El Litoral - Copyright 2018