El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/150401

Barrio Candioti 16 -06-2017
Proyectan terminar en un mes el acueducto de la toma Hernández

Reclamos. Desde febrero, los vecinos que viven en Gobernador Candioti conviven con la obra y tienen dificultades para ingresar con sus autos y descansar, a la siesta. Foto: Flavio Raina


foto

Es el plazo que estiman desde Assa para finalizar la obra hídrica, pero luego faltarán las terminaciones. Los vecinos piden que se aceleren los trabajos por el impacto que tiene la obra en el barrio.



El Litoral
area@ellitoral.com

 

A principios de febrero, Aguas Santafesina (Assa) comenzó una obra estratégica para darle mayor confiabilidad al acueducto que lleva el agua de la toma Hernández, que está ubicada en el riacho Santa Fe —la otra está en el río Colastiné—, a la planta potabilizadora de barrio Candioti. El plazo de obra era de tres meses (debería haberse finalizado a principios de mayo), pero la prolongación de los trabajos está generando reclamos de los vecinos que viven en calle Gobernador Candioti.


Desde Assa, se estimó que en un mes podría estar terminada la obra hídrica, pero es una proyección que dependerá del clima y de las dificultades que van encontrando las cuadrillas a medida que se van enterrando los nuevos caños. Una vez que se finalice la colocación de la nueva cañería, los operarios deberán continuar con las terminaciones —sobre todo en la calzada— para que la zona intervenida quede en buenas condiciones. 


El gobierno provincial invierte millones en los trabajos, que ejecuta la empresa Cocyar. Es la segunda etapa de una obra que no sólo tiene el objetivo de mejorar la calidad de los 400 metros de este acueducto —con caños de hierro dúctil—, sino también de aumentar su diámetro (de 800 a 1.000 milímetros) para que sea mayor la cantidad de agua que pueda transportar a la planta potabilizadora. Es una necesidad frente al aumento de la demanda de agua potable en la ciudad.


La primera obra en esta cañería se ejecutó en el 2011, cuando Assa renovó un antiguo tramo de cañería de plástico reforzado con fibra de vidrio (PRFV). “Con esta obra, se completará la confiabilización de todo el trayecto desde la toma Hernández —que está en el riacho Santa Fe— hasta la planta potabilizadora de barrio Candioti, al reemplazarse el viejo tramo de hierro fundido”, explicaron desde Assa.


En este momento, sobre todo se trabaja en dos esquinas: las intersecciones de Gobernador Candioti con Güemes y Lavalle. “Entre dichas intersecciones ya fueron colocados y tapados los nuevos caños, y en su gran mayoría con el hormigón del pavimento ya ejecutado”, aseguraron desde Assa.


También se está construyendo la cámara de desagüe del nuevo acueducto por Güemes, al Sur de Gobernador Candioti, al tratarse del punto más bajo del tendido. Antes se completó la instalación de una cañería colectora cloacal subsidiaria —explicaron desde Assa— para posibilitar la traza del nuevo conducto de un metro de diámetro en la calzada, sin afectar el servicio para los inmuebles ubicados en la vereda sur de Gobernador Candioti, entre Lavalle y Güemes. 


En el tramo final de la obra hídrica, se realizarán los empalmes de los extremos del nuevo conducto con la colocación de grandes válvulas y la construcción de un ingreso de agua a la planta por medio de una cañería aérea para no afectar la operatividad de la misma.

 

Clave. La nueva cañería es de hierro dúctil, un material de mejor prestación. El tramo que se interviene tiene 400 metros y vincula la toma con la planta potabilizadora. Foto: Flavio Raina


 


 
Quejas


Los vecinos que viven en Gobernador Candioti piden que se acelere la obra lo máximo posible porque por los cortes de tránsito —y las intervenciones en la calzada— se complica llegar con sus autos a sus viviendas. “Hace tres meses que tenemos la calle cortada y por momentos la obra parece anárquica, lo que nos hace dudar sobre la planificación y eficiencia de los trabajos”, advirtió un vecino, que se comunicó con El Litoral. 


Además, aseguran que es muy difícil descansar a la siesta con los constantes ruidos que genera una obra de esta escala. Es que las cuadrillas comienzan a trabajar a las 7 y continúan hasta cerca de las 17. 

 

16 millones de pesos invierte el gobierno provincial en la obra, que ejecuta la empresa Cocyar.

 

Es la segunda etapa de una obra que no sólo tiene el objetivo de mejorar la calidad de los 400 metros de este acueducto —con caños de hierro dúctil—, sino también de aumentar su diámetro (de 800 a 1.000 milímetros) para que sea mayor la cantidad de agua que pueda transportar a la planta potabilizadora.



 




Diario El Litoral - Copyright 2018