Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/159643

ARTES PLÁSTICAS 17 -11-2017
"Los Equinoccios Espirituales"

La muestra de Abel Monasterolo se puede apreciar en el Colegio de Arquitectos de Santa Fe. Foto: Gentileza Colegio de Arquitectos


foto



 

 

Domingo Sahda

 

 

En el Salón de acceso al Colegio de Arquitectos sito en peatonal San Martín 1748, ciudad de Santa Fe, el artista plástico Abel Monasterolo expone una colección de trabajos de reciente data, montaje exhibido que reúne en torno al titulo-concepto “Los Equinoccios Espirituales”. Esta exposición cuenta con la curaduría de Jorge Taverna Irigoyen , quien señala, entre otros conceptos en la tarjeta-catálogo de la muestra: “...pequeño demiurgo quien conoce a fondo las leyes de formas y colores, los equinoccios espirituales de la creación le son favorables y solícitos a su estro de metáforas plásticas”.

 

Los trabajos a la vista, de dispar tamaño-superficie responden a una concepción del discurso visual que mixtura el sobre-relieve, el color y las formas recortadas ensambladas proyectadas a obras en las cuales la totalidad de los elementos constitutivos articulados responden a una idea discursiva en la cual se omite el concepto tradicional de “forma-fondo” contrastados, organizándose una visión homogénea en la cual todos y cada uno de los segmentos matéricos se vinculan en una idea de totalidad que fluyen en el plano. Las obras de mayor riesgo visual-compositivo, de mayor superficie, se oponen a otros trabajos de menor tamaño en los cuales el acople de elementos compositivos reiterados se superpone a superficies que “dialogan” con otros elementos compositivos expresivos regulares.

 

La instancia entre superficies texturadas con diversos elementos compositivos y el plano-soporte comportan una entidad visual de particulares características expresivas. La idea de totalidad continuada que puede extenderse “al infinito” prevalece. De este modo estamos frente a una proposición expresiva que se diferencia del contexto habitual.

 

El trabajo titulado “Dorado Estero” puede, eventualmente interpretarse como multitudinaria expresión discursiva-visual en la cual se entrelazan conceptos ora descriptivos, ora subjetivos dentro del contexto en el cual aparecen. El riesgo latente en este tipo de trabajos está en constituirse en crípticas reflexiones que colindan con el ornamento, a despecho del lenguaje visual entendido como vínculo que reflexiona, cuestiona el contexto social en el cual se produce. El bello ornamento siempre comporta un riesgo en el contexto del lenguaje visual.



 



Diario El Litoral - Copyright 2018