El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/160014

GENERACIÓN INDIE 23 -11-2017
Señalados por la época

Aplomados y excéntricos, los Usted Señálemelo le cantan a una nueva época del rock argentino sin olvidar de dónde vienen. Foto: Gentileza Loli Godoy / A través de mis ojos


foto

El pasado jueves, al filo de la medianoche, cerca de doscientas personas se concentraron en Falucho Bar para respaldar a Usted Señálemelo, emergente del gran momento del rock mendocino. Los primeros cimientos del sonido estuvieron a cargo de Tomás Solo, en una prueba de que Santa Fe quiere posicionarse como polo del indie argentino.

 



 

Leonardo Pez

lpez@ellitoral.com

 

Minutos después de las 23.30, la música seleccionada por los DJ de Falucho Bar, se retiraba tímidamente para dar la bienvenida al primer número de la noche. Tomás Solo vestía, en el escenario, una camisa rayada con un jean más oscuro que sus zapatillas -también azules- que su tía le obsequió hace poco y “le salieron re baratas”. Felipe Ojalvo, nombre que delata su documento y sus redes, sintetiza el espíritu de la época: autogestión, cooperación, convergencia e interdisciplinariedad. El runrún empezó en 2013 cuando organizaba y protagonizaba, junto a sus sosías “Chapa” Perrone y Tam Naymark -hoy cómplices en diseño y fotografía, respectivamente-, las jam de poesía oral, que luego mutaron en slam. A la desfachatez programada, al delirio ceñido a 200 segundos, se le fue filtrando, de a poco, la música, con versiones, por ejemplo, de “Amigo piedra” y composiciones propias presentadas en algún evento literario en la vecina ciudad de Paraná.

 

La del jueves 16 fue la tercera presentación de Tomás Solo, luego del lanzamiento de su debut “Los primeros cimientos”, en un formato electrónico con guitarra eléctrica y máquina de ritmos. “Los búhos”, en clave instrumental, introdujo el recital que siguió su curso con una versión más loopera de “Primer día”, con el acento puesto en la palabra solo. La negación del “nadie te miraba” dio paso a la crónica de un día de Carlos C, hombre que sale del no entendimiento con una actitud afirmativa: abrir la puerta. La novedad llegó con “Los días”, trap cantado con guitarras, hasta el momento inédito. A tono con la fecha, donde asoman en góndolas: budines y sidras, Felipe descorchó “Fin de año” con un tono más ruidoso, siempre fiel a la sonoridad indie. Otro rasgo, más tétrico, fueron adquiriendo las letras urbanas y observacionales con el sprint final -alineado igual que en el disco- que incluyó la microhistoria sobre la detención de un amigo atravesada por un rapeo sociológico-geográfico (“Se llevaron”) y la posible salida ante el conflicto: en vez de violencia, estar en patas en el río (“La impotencia”). Un final policromático, un censo o exploración de por dónde andan los sonidos contemporáneos, con un mix de recursos (“melodía, ritmos y mucha guitarra”, según el músico).

 

Desfachatados

 

A las 00.25 del viernes laborable, Usted Señálemelo copó el escenario del bar de la Galería Garay. La formación “de estudio”, Juan Saieg, Gabriel “Cocó” Orozco y Lucca Beguerie Petrich, se amplió con la presencia en vivo de Sasha Nazar (Sasha Veblin) y Gastón Ramos (“músico académico multi instrumentista from Las Heras” contó el trío a El Litoral). El cantante, Saieg, hermano de Simón Poxyran (Perras on the Beach), presentó un kimono rojo con transparencias y una gargantilla, en un look entre clásico y exuberante, al estilo de un boxeador andrógino, que da golpes sutiles pero contundentes. Cocó, guitarrista como su padre, el folclorista Raúl Orozco (responsable del reconocido dúo junto a Fernando Barrientos), se distinguía por una gorra gris oscura y, también, una especie de kimono más grueso (o traje de baño) negro pero, a diferencia del vocalista, debajo lucía una remera. Lucca, hermano de Bruno (Perras on the Beach) e hijo del ingeniero de sonido radicado en Nueva York, Carli Beguerie, marcaba el ritmo desde la batería y, en el plano estético, rompía la regla oriental con una camisa a rayas verticales.

 


El trío ampliado abrió el recital con “Aguetas”, track inaugural de su último disco, “II”. Las sonoridades new wave ochentosas en alianza con la voz de Juan, falsete potenciado por los coros de Gabriel, fueron continuados por “Alfredo”, buen ejemplo de la otra cara de Usted Señálemelo: la velocidad, la desfachatez, la actitud punk. La balada strokiana “Otra vez” instaló una síntesis de vientos (en el disco debut de 2015 ejecutados por “Fugy” Altavilla y Damián Garrido), que remite más a los sonidos actuales del grupo, o sea, canciones pacientes dotadas de una mayor densidad instrumental. La noche también adquirió un clima bailable en tramos como “Pana”, disco ambient funk, con una dupla vocal que tira centros a distintos estilos y tradiciones (Jimmy Sommerville, Cerati, Dárgelos, The Darkness y Mika). El cabeceo de los circa ciento ochenta asistentes se hizo patente en “Fusión y fin”, pieza que pone bien arriba la batería de Lucca, en diálogo con los sintes, y que anticipó la energía del set siguiente.

 

Aguante

 

“¿Qué pasa con el pogo, guachos?”, incitó Juan Saieg antes de la introducción grunge de “Tu salto”. La canción, en la que el frontman comparte el primer plano sonoro con los parches y las programaciones, se complejizó en una suerte de medley con “Siento”, que terminó en un desborde de improvisación entre fiesta electrónica, ensamble de percusión y psicodélico rock de los setenta (en la versión de estudio, la ejecución de los vientos corresponde a la agrupación chilena Chico Trujillo). Usted Señálemelo volvió al valle de los sonidos hijos de los ochenta con “Mañana”, dedicada a los que “están upside down”, y, después de un testeo de un efecto vocal robótico, anunciaron la última escala musical, “Láser 420”, uno de los momentos más altos de la coordinación lírico-musical-actitudinal, coronada por un “aguante Mendoza” que se oyó por ahí.
Para la histórica sección de los bises, Cocó Orozco reclamó a los presentes un registro audiovisual (“¡fílmenlo, Scorseses!”) para un proyecto de amalgamar extractos de recitales en distintas partes del país y del mundo. Siguió “Plastilina”, esa canción de amor que habla de brillar y de inmensas fantasías, con un estribillo que exige cantarlo con la euforia y furia de una canción de cancha. Las primeras percusiones, desde el fondo, indicaron que se venía “Puedo morir, puedo caer”, último track de “II” (probablemente, el que más dialoga con el espíritu rebelde de su antecesor) con guiños al tópico “montañas”, que precedió un inesperado giro romántico hacia “Agua marfil” -muy pedida pero, aparentemente, fuera de la lista-. “Big bang” , la última canción propia previa al único cover (una excentricidad que se olfateaba en el ensayo, la cumbia “Porque te quiero”), dejó en claro el presente y las credenciales de este grupo cuyano: “Venimos a explotar”.

 

El momento

 

Los Usted Señálemelo son jóvenes mendocinos que, con un máximo de 22 años, dan que hablar en la nueva escena del rock nacional. Además de integrar la grilla de importantes festivales (Lollapalooza, Cosquín), de empezar a salir por el continente -y con una gira proyectada por España-, la banda es valorada por la prensa, los músicos y el público. Resumen, a coro, el apoyo en las figuras de Gonzalo Aloras, Leo García, y Walas (“Massacre nos dio una mano enorme para llegar a Buenos Aires”). Podrían agregarse a la lista de “recomendadores” de la banda: Mariano Martínez (Attaque 77), Lisandro Aristimuño, Rodrigo Manigot (Ella es tan cargosa) y Fede Cabral.

 

La protohistoria de Usted Señálemelo empieza en 2008, aunque sus integrantes coinciden en consignar 2013 como “el año”, durante el cual aprovecharon la libertad que les ofrecía Fader Records -el estudio de la familia de Lucca- para improvisar. La intuición es clave en los pibes, que se asumen como parte de una escena más federal, la cual los potencia desde el fenómeno bautizado “manso indie” junto auna diversidad de proyectos musicales con componentes mendocinos y que, en un injusto resumen, abarca a Mi amigo invencible, Perras on the Beach, Luca Bocci, los ex Lavanda Fulton y el colectivo de solistas Submarino (más información en el apartado “Tonada indie”, publicado el sábado 9 de septiembre en el diario). También se hacen cargo de la tradición del rock de Mendoza de los 80 y 90, y reconocen la importancia de Enanitos Verdes, Karamelo Santo (“para nosotros, son como tíos”), Alcohol Etílico y Raiván Pérez.

 


Para el trío que visitó Santa Fe el jueves 16, la música es consecuencia de la amistad, y así viven el momento. Juan y Lucca se hicieron amigos en la escuela, nueva para ambos; Lucca conoció a los músicos de La Skandalosa Tripulación en un partido de fútbol, y ellos fueron los encargados de los vientos en “Big Bang”; Cocó visitó a Luca Bocci mientras grababa “Ahora”, y terminó siendo uno de los productores del álbum. Además de la amistad, rescatan la importancia de Internet en la creación de un disco que sintetiza múltiples estilos y géneros. “II es resultado de Internet”, dicen, aplomados. Y rematan, palabras más palabras menos, “no es necesario instalarse en Buenos Aires. Se puede construir desde Mendoza”.

 

 

 

 



 




Diario El Litoral - Copyright 2018