El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/160786

Violentas protestas por la decisión de Trump 06 -12-2017
Comienzan los "tres días de ira" en contra del traslado de la capital de Israel a Jerusalén

El ministro israelí de los Servicios de Inteligencia, Israel Katz, advirtió a los palestinos en contra de violentas protesas por los planes estadounidenses de declarar Jerusalén como capital israelí.



El Litoral

DPA

 

"Propongo que no provoquen ninguna tensión y no emprendan ese camino. Las protestas violentas serían un gran error de las autoridades palestinas", dijo Katz, según señaló este miércoles su asesor.

 

La Casa Blanca, anunció que el presidente estadounidense Donald Trump reconocerá este miércoles a Jerusalén como capital de Israel, en contra de la línea diplomática que ha seguido hasta la fecha. El traslado de la embajada de Tel Aviv a Jerusalén, sin embargo, tardará años.

 

Varios grupos palestinos anunciaron el martes tres días "de la ira" a partir de este miércoles en señal de protesta por la decisión estadounidense. La noche del martes, manifestantes quemaron en Belén imágenes de Trump.

 

El portavoz de la policía israelí, Micky Rosenfeld, comunicó hoy que las fuerzas de seguridad están preparadas para intervenir.

 

"El presidente de Estados Unidos no se deja intimidar por amenazas", dijo el ministro de los Servicios de Inteligencia Katz. "Él cree que Jerusalén tiene que ser la capital de Israel", agregó. En su opinión, el reconocimiento de Jerusalén es mucho más importante que el traslado de la embajada, "que se realizará más tarde de forma natural".

 

El ministro de Educación, Naftali Bennnett, dijo: "Jerusalén fue y siempre será la capital eterna judía". La decisión de Trump es "un muy buen paso hacia aelante, pero uno natural". Instó además a otros países el ejemplo de EEUU y reconozcan Jerusalén como capital israelí. A largo plazo, dijo, será un servicio a la paz en Cercano Oriente.

 

Israel conquistó en 1967, durante la Guerra de los Seis Días, la parte oriental de Jerusalén, habitada principalmente por los árabes y después la anexionó. La nación judía reivindica toda Jerusalén como su capital indivisible. Esta reivindicación no cuenta con el reconocimiento internacional. Los palestinos quieren instalar la capital su futuro Estado palestino en la parte oriental de Jerusalén.



 




Diario El Litoral - Copyright 2018