El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/160891

El Quillá y Ateneo, de cara a la gloria 07 -12-2017
El club de los campeones prepara una nueva membrecía

Foto: Luis Cetraro.


foto

El “Tiburón” y el “Colegial” van por su primera estrella en el círculo mayor liguista, en la gran final que resolverá al campeón del Torneo Clausura 2017.



Juan Carlos Haberkon
Javier Díaz

 

El Quillá y Ateneo Inmaculada definirán este viernes por la tarde el título de campeón del torneo Clausura “Cristian Cardozo” de la Primera División A de la Liga Santafesina. Será desde las 16.30, en una cancha auxiliar del Club Atlético Colón que seguramente lucirá colmada debido a la gran expectativa que despertó el encuentro.

 


Será un desempate histórico que permitirá sumar un nombre más a la lista de equipos que se consagraron campeones de la categoría principal del fútbol liguista en los 86 años de vida que tiene la institución. Hasta el momento son 21 los elencos que se dieron el gusto de dar alguna vez la vuelta olímpica y mañana uno más se sumará a ese exclusivo club de privilegiados.

 


Cara a cara estarán los dos equipos que fueron protagonistas del torneo casi en su totalidad. Ambos se repartieron la tenencia de la cima de la tabla durante la mayor parte del certamen y se mantuvieron en la pelea mientras equipos de mayor poderío —como Colón de San Justo o Sanjustino— se quedaban en el camino.

 


El Quillá fue líder durante gran parte del torneo, por momentos bajó del primer puesto, pero en cada ocasión que lo hizo no tardó demasiado en recuperar el liderazgo. Incluso quedó en una situación inmejorable para ser campeón, ya que la fecha pasada —la última— dependía de sí mismo y un triunfo lo hubiera decretado campeón.

 


Ateneo Inmaculada tuvo un arranque dubitativo y sufrió un cachetazo en la primera fecha, cuando perdió el clásico colegial frente a La Salle. Sin embargo se repuso rápidamente y de manera silenciosa se fue acercando a las primeras colocaciones con el correr del campeonato. También coqueteó con la cima de la tabla y perdió su gran chance de “cortarse solo” entre las fechas 16 y 17, cuando acumuló dos empates consecutivos ante Gimnasia y Colón y permitió que lo superara el elenco “Tiburón”.

 


Con campañas mellizas, el equipo del Parque Sur y el “Colegial” igualaron en 42 unidades al cabo de las 19 fechas del “Zuringa Cardozo”. Ambos ganaron 13 cotejos, igualaron tres y perdieron otros tres. El Quillá además fue el elenco de mayor goles a favor, con 40 festejos.

 


Las alternativas de la última fecha, que posibilitaron esta final que mantiene en vilo a todos los amantes del fútbol amateur local, son harto conocidas. Igualdad en uno entre El Quillá y Newell’s en barrio Roma y triunfo de Ateneo en condición de local por la mínima diferencia ante Unión.

 


Está claro que las sensaciones con las que finalizaron el sábado pasado uno y otro conjunto son diametralmente opuestas. No cuesta demasiado imaginar un vestuario “golpeado” anímicamente y otro “inflado” de confianza luego de los resultados mencionados anteriormente.

 


Sin embargo, también es real que ahora llegan en igualdad de condiciones y el correr de las horas a lo largo de la semana debe haber puesto las cosas en su lugar. No está todo perdido de un lado, ni del otro se ganó nada todavía. Restan 90 minutos de fútbol por disputarse con absolutamente todo en juego.

 


Los primeros en interpretarlo fueron los entrenadores de ambos equipos, aún con las pulsaciones a mil cuando los cotejos recién acababan de finalizar. “A la final llegamos los dos mejores equipos”, afirmó para los micrófonos tras el empate ante Newell’s, Carlos Roteta, DT de El Quillá. “Hay que tener los pies sobre la tierra, debemos estar tranquilos para poder pensar en la gran definición; todavía falta un paso”, calmó en medio de los festejos con tintes de vuelta olímpica Alfredo Di Pangrazio, orientador de Ateneo.

 


Ahora llega el turno de hablar de los protagonistas, en el idioma que mejor conocen. El Quillá deberá demostrar que dejó atrás ese bajón anímico y salir adelante con los atributos futbolísticos que lo llevaron a ser uno de los animadores del torneo.

 


Ateneo, acostumbrado a correr desde atrás, tendrá que saber jugar con la responsabilidad de que depende de sí mismo y que ya no debe pensar más en lo que hacen los demás equipos, porque una victoria lo separa de su gran sueño.

 


Con reservas hasta último momento, ambos entrenadores evitaron confirmar las alineaciones titulares con las que saldrán a jugarse el todo por el todo este viernes por la tarde. No obstante, es difícil imaginar demasiadas variantes de un lado u otro, siendo que ambos tienen a todos los que disputaron la última fecha en condiciones disciplinarias.

 


Si “Cacho” Roteta así lo decidiera, podría poner a los mismos once que iniciaron en Mendoza al 4000. Que ocurra esto es una posibilidad más que viable, aunque habrá que aguardar la evolución de Conrado Culler, quien no pudo estar el sábado pasado por una dolencia y si se recupera al 100 por ciento puede llegar a ser de la partida.

 


También es posible que “Fredi” Di Pangrazio repita formación, teniendo en cuenta que los mismos que vencieron a Unión llegan con el ánimo por las nubes y sin dificultades físicas ni impedimentos reglamentarios.

 


La moneda está en el aire y la suerte ya echada. El “club de los campeones” abre el juego a una nueva membrecía y se resolverá a cara o cruz en emotivos 90 minutos de una justa futbolera como las que ya se está haciendo costumbre en la Liga Santafesina de Fútbol. Sólo un nombre podrá agregarse este viernes al atardecer a esa lista de privilegiados. 

 



 




Diario El Litoral - Copyright 2018