Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/162495

Reclamo 05 -01-2018
Barrio el Pozo: la calle Greca al 1000 tiene pozos y se acumula mucha agua

Intransitable. En Greca al 1000 los vecinos tienen que atravesar en sus vehÝculos como lanchas como consecuencia de la gran cantidad de agua acumulada. Sumado a los malos olores con los que tienen que convivir. Foto: Flavio Raina


foto

Los vecinos denuncian que en esta calle se está tirando agua por la obra que realiza Assa a pocos metros.



Redacción El Litoral

area@ellitoral.com

 

En barrio El Pozo los vecinos reclaman por el mal estado de la calle Greca al 1000, sumado al gran “lago” que se formó hace aproximadamente dos semanas entre las manzanas 12 y 13.


Según denuncian los frentistas, en esta oportunidad no se trata de agua servida, pero ocasiona barro, mal olor y no permite la libre circulación de los vehículos y el cruce de peatones.


Durante una recorrida por el barrio, El Litoral dialogó con los vecinos que manifestaron su malestar y preocupación ante la situación. “Esto es constante. Para que ellos puedan trabajar mejor en la obra, nos bombean el agua a nosotros y en lugar de circular, el agua se estanca frente a nuestras viviendas porque la calle está hundida en esta zona”, dijo Alejandro Miranda, desde afuera de su casa en Greca al 1032 y siguió: “Mi viejo hizo una carta a la municipalidad, solicitando que se haga algo por el mal estado de la calle ya que es muy transitada por las líneas 2 y 9, pero hasta ahora no hemos obtenido respuesta”.


Otro vecino comentó que en el año 2009 los vecinos se organizaron y elevaron un reclamo por el hundimiento. Sin embargo, el expediente no quedó resuelto porque pasó a bacheo en el 2010 e hicieron un pavimento asfáltico, que con el transcurso del tiempo se deterioró mucho. “Esto se asienta cada vez más y en algunos tramos se está rajando. Sumado que todo el tiempo tenemos agua frente a nuestras casas, genera malestar y preocupación por posibles daños que puede ocasionar en los frentes de las viviendas”, explicó Edgardo Marengo.

 

Posibles soluciones


Los vecinos sugieren que se levante la carpeta asfáltica entre Greca al 1000 y 1100 y se nivelen, con el propósito de que el agua drene con la pendiente a favor.


“Afortunadamente, por ahora no son aguas servidas como hemos tenido en febrero del año pasado, pero hay mal olor y dificulta la transitabilidad. En ocasiones el agua se va, pero arrastra bastante basura que siempre es lo que queda a la vista”, observó Miranda.


Los vecinos plantean que sentarse a hacer notas es una tarea más que tienen en su cotideaneidad. “El jueves pasado me acerqué a la Dirección de Derecho Ciudadano con esta inquietud y me pidieron que presente una nota detallando todos los desperfectos que tenemos en el barrio y peligros que pueda ocasionar el hundimiento de la calle. Debe estar firmado por todos los vecinos del barrio para que ellos comiencen a darle curso. Pero desde la entidad me dijeron que el hundimiento no es un problema de bacheo”, comentó Marengo.

 

Respuesta de Aguas


Desde Aguas Santafesinas dicen que un tramo del trabajo ya se realizó. Sobre la calle Busaniche en la intersección con Montoya, se renovaron 25 metros de cañerías. Restaría que continúen con los trabajos que se estaban efectuando por Busaniche hacia Greca. “Allí se agregó una perforación más para mejorar la depresión de las napas y el lunes próximo se empezará con la excavación para completar la reparación que quedó pendiente”, informó Germán Nessier, vocero de la empresa.


Sobre el agua estancada, manifestó que para avanzar con los trabajos necesitan tener condiciones favorables en el suelo, ya que es una zona muy arenosa e irregular. Por eso es que para poder acceder a las cañerías que deben restaurar, de manera imprescindible tienen que desagotar el agua en la calle. Sin dudas, “genera molestias, pero no hay otra alternativa”, concluyó Nessier.


Desde la empresa aseguran que el lunes comenzara la reparación del tramo faltante. Una vez realizada esta tarea, los vecinos ya no tendrán el agua frente a sus casas.

 



 



Diario El Litoral - Copyright 2018