El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/162961

Parte la delegación local 13 -01-2018
Santafesinos viajan a Chile a ver al Papa Francisco

Aeropapamóvil. El avión que transportará a Francisco (y sobrevolará Argentina) ya está listo. Foto: Agencia DPA


foto

Estiman que más de 1 millón de argentinos cruzarán la frontera este fin de semana. Montaron un operativo sanitario y habrá largas demoras en la ruta. 



Nicolás Loyarte / Télam
nloyarte@ellitoral.com

 

Dicen que la Fe mueve montañas y este fin de semana los cerca de 1 millón de argentinos que cruzarán la Cordillera de Los Andes “harán un surco”. Es que miles de argentinos emprenderán su viaje a Chile para presenciar la visita del Papa Francisco, que vuelve por cuarta vez a Latinoamérica. Y cientos de ellos son santafesinos.


Desde la parroquia María Auxiliadora, de barrio Belgrano (Alberti 2555), el padre Javier Rossi (apodado “el cura de la bicicleta”) es quien coordina desde hace unos meses atrás el operativo para ir a ver cara a cara a Francisco. El sacerdote ya tuvo la gracia de estar junto al Papa en tres viajes: en Río de Janeiro, en Paraguay y en Polonia. Incluso en su visita a Brasil le pudo dar la mano. “Fue algo inesperado, porque los curas no tenemos privilegios, me acerqué como cualquier persona y sucedió”, le contó a El Litoral.


En esta oportunidad, el objetivo del padre Javier es acompañar a la delegación santafesina que asistirá a la misa que celebrará Francisco en la sureña ciudad de Temuco, Chile, el próximo miércoles a las 10.30. Los organizadores prevén la asistencia de 350 mil fieles de toda América Latina. La ceremonia se denominará la “Misa por el Progreso de los Pueblos”, y contará con la participación de 300 sacerdotes, 20 seminaristas y un coro de 120 personas. En la misa se celebrará además una “rogativa mapuche”, que incluirá la participación de varios integrantes de esa comunidad originaria.Tras esta celebración, el pontífice viajará a Perú, donde permanecerá hasta el 20 de enero y pondrá fin a su periplo por la región. 

 

Sonrisa. Al padre Javier Rossi lo llaman el cura de la bicicleta. Es quien acompañará la delegación santafesina a Chile y ya viajó en tres oportunidades a ver a Francisco.Foto: Mauricio Garín

 

Peregrinos

 


Con el objetivo de ver al Papa, la comitiva de la ciudad partirá este domingo al mediodía desde la Terminal de Ómnibus “Manuel Belgrano” y tiene previsto arribar a Chile el lunes, 24 horas después.


Si bien el domingo partirá un micro con unos 60 pasajeros de distintas edades miembros de la delegación parroquial, otros santafesinos viajan a Chile por sus propios medios, ya sea en micros de empresas de turismo, en avión o en vehículos particulares. Así lo confirmó el arzobispo de Santa Fe y ex presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, José María Arancedo, quien en esta oportunidad no asistirá a la visita papal (estuvo con Francisco en Colombia), aunque la seguirá muy de cerca.


“Fue una iniciativa de los laicos y los acompañamos para ir a Chile”, contó el padre Javier. “Porque, la verdad es que tener un Papa argentino es algo histórico, entonces hay que aprovechar la oportunidad de tenerlo cerca y acompañarlo, porque es el sucesor de Pedro”.


La delegación de María Auxiliadora —a la que se sumó gente de Esperanza y otras localidades— se alojará en un complejo ubicado a unos 10 minutos de Santiago de Chile y además de la misa del martes, intentarán acercarse para ver el paso del Papamóvil y concurrirán a otros eventos al aire libre. Luego, emprenderán el regreso a Santa Fe el jueves por la mañana.

 

Sobrevuelo argentino


Francisco partirá desde Roma, Italia, en el vuelo AZ4000 de Alitalia con matrícula EI-DBL que transportará 101 pasajeros, y el próximo lunes sobrevolará Argentina con rumbo a Chile. El Papa nunca regresó a su país de origen donde era el cardenal Jorge Bergoglio antes de ser ungido como el sucesor de Pedro. 


Para poder sobrevolar Argentina, el Vaticano tenía previsto enviar un telegrama al presidente Mauricio Macri —tal como indica el protocolo—. “Será un telegrama interesante”, anticipó el vocero papal Gerg Burke.


Así, el pontífice volverá a sobrevolar su país natal por segunda vez desde que fue elegido Papa en 2013, luego de la ocasión en la que, el 10 de julio de 2015, pasó por el espacio aéreo nacional en su ruta desde Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, hacia Asunción del Paraguay.


El vocero de la Conferencia Episcopal Argentina, Jorge Oesterheld, consideró “doloroso” que Francisco sobrevuele Argentina sin pisar suelo del país. “Es doloroso que pase por arriba nuestro y aterrice en otro lado. Nos cuesta a los argentinos digerir esto. Pero tenemos que tener confianza en que, en cuanto él pueda, va a venir a la Argentina , vamos a tener su presencia y su palabra. Está buscando el momento, tiene una agenda complicada”, indicó Oesterheld.


Para el padre Javier, “por qué no viene a Argentina es algo que debe responder él (Francisco). Se habla de distintas cuestiones —dijo—. Pero nosotros debemos acompañarlo”.

 

Rutas ¿colapsadas?


El ministro del Interior, Rogelio Frigerio pidió “paciencia” a quienes vayan a cruzar a Chile la semana próxima, dado que se junta el cambio de quincena con la visita papal, y recomendó a “los argentinos que no tengan la necesidad imperiosa de cruzar, que eviten hacerlo porque la semana próxima será un suceso extraordinario”.


“Estamos esperando alrededor de un millón de argentinos queriendo cruzar la frontera esta semana, por lo cual estamos organizando la logística para que este aluvión de gente espere con las comodidades necesarias y todos los servicios sanitarios indispensables”, estimó el ministro.


Para ello, se indicó que habrá puestos sanitarios en todas las rutas, ambulancias, bomberos y policías trabajando junto a Gendarmería en rutas nacionales. El objetivo, según se explicó el ministro, es “tratar de que no se generen esas largas colas en la frontera y que la gente tenga las comodidades y la seguridad del caso en los distintos puntos”.


Hasta el momento transitan unos 5.000 autos en el corredor y se esperaba que este fin de semana aumente el flujo vehicular. En tanto, ya se han realizado ensayos del operativo encapsulamiento (tandas de a 250 autos), que no se concretarán hasta que aumente el flujo vehicular.



 




Diario El Litoral - Copyright 2018