El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/163214

Sistema de Estimaciones Agrícolas 17 -01-2018
Las lluvias atenuaron las altas temperaturas y cubrieron la demanda de los cultivos

Foto: Internet


foto

El informe corresponde a la semana comprendida entre el 10 y 16 de enero de 2018.



El Litoral

BCSF

 

Clima y suelos


Séptima semana con días de inestabilidad y precipitaciones, con diferentes porcentajes de cobertura y montos pluviométricos, que fluctuaron entre los 70 y 150 mm para seis departamentos del área de estudio y para el resto, entre 05 y 60 mm, como consecuencia del paso de un frente de tormenta, luego de días de altas temperaturas y baja presión atmosférica.

 

Esta regularidad de lluvias semanales, de variado milimetraje, cobertura y en particular de su intensidad media a baja, permitió que todos los milímetros caídos infiltren en los suelos de toda el área, repercutiendo favorablemente en la implantación, germinación y desarrollo de todos los cultivos. 

 

Por lo cual, los cultivares presentaron buenos a muy buenos estados hasta la fecha, siendo principalmente el maíz de primera, el que sufrió un marcado déficit hídrico en su etapa crítica y por lo que se estimó una disminución en la producción final del orden del 16 al 18 %, dice el informe semanal del Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la provincia de Santa Fe, que difunden la Bolsa de Comercio de Santa Fe y el Ministerio de la Producción.

 

Continuó el proceso de siembra de soja de segunda y maíz de segunda, especialmente en los departamentos del norte santafesino, aprovechando la disponibilidad de agua útil en la cama de siembra y los lotes dejados por la cosecha de girasol y maíz de primera (picado – autoconsumo).

 

Girasol

 

Continuó el proceso de cosecha en el centro norte del área de estudio, alcanzando un 60 % de avance.

 

Ante las condiciones ambientales registradas los cultivares fueron madurando en forma correcta, lenta sin “arrebato”, posibilitando que los rendimientos fueran estables y considerados buenos, con la particularidad de que los granos presentaron valores muy buenos de materia grasa con contenidos superiores al 50 %.

 

Los rendimientos promedios obtenidos en la semana fueron similares a los anteriores, lográndose de 22 a 24 qq/ha, valores que se consideran buenos para el área de estudio.

 

Los rendimientos mínimos fluctuaron entre 12 y 14 qq/ha, en particular en los lotes que fueron afectados por mildiu. Además, se han obtenido algunos rendimientos máximos de 26 a 28 qq/ha y algunos lotes puntuales entre 29 y 30 qq/ha.


Maíz temprano

 

El proceso de picado – autoconsumo (embolsado), continuó a muy buen ritmo, aprovechando las condiciones climáticas que se registraron en la semana. Los rendimientos promedios continuaron siendo de 10 a 12 m/bolsa/ha, de buena calidad el picado obtenido y con un leve porcentaje de aumento hasta 13 m/bolsa/ha, situación que se mantendría hasta el final del proceso.

 

Las precipitaciones que ocurrieron en la semana volvieron a aportar agua que fue totalmente aprovechada por los cultivos y con ello se observó una reacción que siguió siendo positiva ante las etapas reproductivas en las que se encontró el cultivo.

 

Ante los sucesivos eventos climáticos (precipitaciones semanales) y nuevas evaluaciones, se estimó una disminución del potencial de rendimiento promedio del cultivo, para esta campaña, entre 16 y 18 %, como consecuencia de la ausencia de precipitaciones en la primera quincena de diciembre de 2017, altas temperaturas diarias, déficit hídrico en el comienzo y pleno período crítico de los cultivares.

 

Un 5 % de la superficie sembrada se encontró en estado regular a malo, sin recuperación; un 35 % regular a bueno y el 60 % restante mostró estado bueno a muy bueno hasta la fecha.

 

La sanidad presentó buena condición, sin complicaciones en este período.

 

Arroz

 

Las condiciones ambientales de la semana continuaron siendo buenas a muy buenas, en particular las lumínicas y térmicas, siendo muy favorables para un buen desarrollo y evolución del cultivo de arroz en la provincia de Santa Fe, que fue normal hasta la fecha.

 

Por lo cual, de mantenerse estas condiciones, el llenado del grano redundaría en una mejor y buena calidad industrial.

 

Los estados fenológicos observados fueron de plena floración, comienzo de floración, macollaje, encañado y diferenciación panicular. Continuaron las tareas de control de malezas, fertilización y riego.

 

No se observaron ataques de insectos ni de enfermedades


Algodón

 

Las precipitaciones registradas en este período favorecieron y trajeron alivio a un cierto porcentaje de lotes, las que habrían comenzado a evidenciar un leve estrés hídrico por falta de agua y altas temperaturas.

 

Continuaron las aplicaciones: a) de herbicidas para hoja fina y hoja ancha en lotes puntuales, b) de insecticidas para control del picudo principalmente, ya que el cultivo se encontró en plena floración, siendo el momento en que se deberían extremar los controles para no perder futuras cargas, que sería el rendimiento del cultivo, c) de reguladores de crecimiento, esto fue muy importante para el sistema de cosecha striper en que se debió controlar la planta para no tener futuros problemas a cosecha. Las aplicaciones de reguladores fueron evaluadas por temperaturas y precipitaciones que determinarían el crecimiento de la planta.

 

Soja temprana

 

El cultivo presentó estado bueno a muy bueno con cierto porcentaje a excelente, consecuencia de las condiciones ambientales registradas desde el mismo comienzo del período de siembra.

 

Las sucesivas precipitaciones producidas semanalmente (siete semanas) con un milimetraje medio a bajo, cubriendo las necesidades del cultivo, hicieron que el mismo se desarrolle bajo condiciones óptimas, por lo cual en un 95 a 98 % de la superficie sembrada presentó un buen a muy buen desarrollo de estructura, altura y stand de plantas, cerrando entresurcos.

 

El estado sanitario constatado fue bueno, sin inconvenientes hasta la fecha, con muy baja presión de presencia de plagas, como oruga bolillera y chinches. Se continuarán realizando aplicaciones para control de malezas e insectos en casos muy puntuales.

 

Sorgo

 

Las precipitaciones que se registraron en la semana trajeron un gran alivio a los cultivares que aún no habían expresado síntomas de déficit hídrico, permitiendo su desarrollo normal, sin inconvenientes de importancia, hasta la fecha. En cambio, los cultivos que estuvieron manifestando estrés hídrico y ciertas complicaciones, se evaluarían si existiera capacidad de reacción o cierto grado de afectación, ya que se encontraban en etapa de período crítico y la demanda de agua era mayor.

 

El estado sanitario fue muy bueno sin inconvenientes hasta el momento.

 

El proceso de siembra logró hasta la fecha un grado de avance del orden de 97 %, representando aproximadamente unas 60.140 ha, sobre una estimación de intención de siembra de 62.000 ha, un 27 % de adelanto, que la campaña pasada, para esta misma fecha.

 

Soja tardía

 

Como consecuencia de las nuevas precipitaciones registradas en la semana, de variado milimetraje, que conservaron las condiciones de humedad en la cama de siembra y el precio sostenido del valor comercial del grano, permitieron dar continuidad al proceso de siembra en su etapa final en todos los departamentos del área de estudio.

 

Se continuó observando el avance de la siembra en los sectores de posiciones topográficas más bajas y que fueron afectados en las dos campañas anteriores por los períodos muy húmedos y lotes donde el proceso de cosecha se realizó, sobre rastrojos de girasol y de maíz de primera (picado – autoconsumo).

 

Se estimó similar intención de siembra que la superficie ocupada en la campaña 2016/2017, que fue de 515.000 ha. El grado de avance logrado fue del orden del 96 %, representando aproximadamente unas 494.400 ha, un 11 % de adelanto, que la campaña pasada, para esta misma fecha.



 




Diario El Litoral - Copyright 2018