El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/164720

Protesta de los transportistas de granos 09 -02-2018
La 125 de los camioneros


foto

Transportistas autoconvocados paralizaron la comercialización de granos en reclamo de una tarifa y de un órgano de control. Los manifestantes no avalan el acuerdo suscripto entre las entidades que definió nuevas tarifas a nivel nacional.

 



Federico Aguer


faguer@ellitoral.com

 

El sol es un fuego en el cielo chaqueño. El asfalto eleva la sensación térmica todavía más. El lugar: General Pinedo, donde unos 80 transportistas de granos llevan más de una semana a la vera de la ruta, manifestando por una situación que los perjudica. Después de casi 10 días de reclamo, el cruce de las rutas 94 y 89 se transformó en la habitual escenografía de un piquete en el camino: el incesante humo negro de las cubiertas quemadas; las reposeras; el mate; y una olla que regala el aroma de algo para comer.
Se hace duro vivir en la ruta, y se tienen que alternar para poder estar un rato en sus casas, y que a su vez la manifestación no pierda fuerza. “Acá no hubo hechos de violencia. Y no tenemos nada que ver con Moyano”, le aclara de entrada Sergio Fernández a Campolitoral.


Para este transportista, la movida surgió espontánea, canalizada por las Redes Sociales, que permitieron unificar cierta estrategia que incluye a varias provincias. “Ya llevamos más de 10 días varados en la ruta. Nosotros estamos en un corte muy pacífico: les pedimos a los colegas que colaboren con nosotros, y hoy ya todos lo entienden, inclusive hasta los colegas paraguayos o brasileros. Por eso les cocinamos, les damos algo de comer, ya que los molestamos. Pero al menos acá no ha pasado más que un cambio de palabras”.

 

Desolador. En Rufino permanecían a la vera del cruce de rutas, a la espera de una respuesta a los reclamos. Foto: Gentileza

 

Pymes del transporte

 

 

Fernández explica que la mayoría de los manifestantes son propietarios, unos 84 camioneros, de los cuales dependen muchas fuentes de trabajo. “Tenemos muchos empleados que se están quedando sin trabajo. Nos están sacando casi de $ 9.000 a $ 12.000 por viaje”, grafica.


El camionero masculla con bronca acumulada que no están pidiendo ningún regalo, ni siquiera un aumento. Y se muestra escéptico por el poco énfasis en resolver el conflicto por parte del Gobierno Nacional. “El ministro Dietrich dijo que no va a haber ningún arreglo, porque está a pleno la fuerza de oferta y demanda. Resulta que cualquiera te puede meter la mano en el bolsillo, pero estamos pidiendo que se aplique la tarifa única que figura en la carta de porte”. Desde Pinedo a Rosario ellos tienen 751 kilómetros, y la tarifa estipulada sale $ 1.075 por tonelada, cuando en realidad están cobrando $ 650. “Los cerealistas y los acopiadores son los que se quedan con nuestra plata”, disparó.

 

Situación crítica

 

“Está crítica la situación, hicimos un paro para que nos respeten el petitorio de una tarifa única y de un organismo de control. Para eso pedimos la colaboración de todos los colegas”, sostuvo un transportista en la entrada de Reconquista, donde los camiones se estacionaban en la banquina. “El pedido está hecho a las entidades públicas, las respuestas se vienen demorando, los muchachos se están cansando, empiezan las discordias. Nadie respeta las tarifas, somos un gremio muy grande y acá solo hay unos 30 y nadie apoya siempre somos las mismas figuras. La plaza de Reconquista/Avellaneda aglutina a más de 1.000 camiones, pero muy pocos en el reclamo, si habría unión esto se lograría en un ratito. Una tarifa digna nos permitiría no quedarle debiendo al taller, al gomero, etc. Las Cooperativas, los cerealistas, todos se ríen de la tarifa, y ese es nuestro principal reclamo como autoconvocados”, se lamenta.


En el cruce de las Rutas 11 y 4 en Laguna Paiva se mantenía otro grupo de autoconvocados que reclaman que se respete la tarifa estipulada. Sillones, quema de cubiertas y la ranchada habitual. En la banquina, la interminable cola de camiones. “Estamos acá para que se respete la tarifa vigente. Nadie la respeta, no es una ley pero queremos lograr que sea ley, con un órgano de control que se dedique a hacerla cumplir. Cooperativas y acopiadores se las descuentan a los productores y esa diferencia queda en los acopios o en los intermediarios, y eso es lo que más nos indigna. No nos queda más dinero para subsistir, estamos trabajando muchísimo para no tener nada. Comenzó la protesta y ahora estamos acá manifestando, la idea es que no pasen camiones con granos y en breve con combustibles. Hay colegas que aceptan trabajar cobrando por debajo de la tarifa”, se lamentó el camionero por LT9.


Omar, finalmente, otro camionero manifestando en Rufino, se mostró escéptico respecto de una eventual solución al tema de fondo. “Acá no tuvimos casos de violencia, pero en las redes nos están haciendo quedar mal a nosotros. En 2008 los productores pusieron las máquinas arriba de la ruta y de eso no habla nadie”, expresó.

 

A la sombra. En General Pinedo, como en muchas otras manifestaciones del país, los camineros se refugian del inclemente sol. La medida tiene virtualmente paralizada la comercialización de granos a nivel nacional. Foto: Gentileza

 

Rechazo institucional

 

 

Pese a las opiniones recabadas por Campolitoral, la gravedad de la manifestación tuvo desde el inicio un alto impacto en la comercialización de granos y en marcados hechos de violencia, que fueron desde el vaciado de acoplados en movimiento hasta el incendio de camiones, con agresiones a camioneros de por medio. Si bien se trató de casos puntuales, empañaron el reclamo y motivaron un repudio generalizado de las entidades. La Bolsa de Comercio de Rosario, Sociedad Rural Argentina y ACSOJA fueron los primeros, seguidos por la Cámara de la Industria Aceitera, el Centro de Exportadores, La Bolsa de Comercio de Santa Fe y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) se sumaron al repudio que ya expresaron otras entidades del agro respecto de las medidas de fuerza tomadas desde el martes pasado.


“Asistimos en los últimos días a escenas violatorias del libre tránsito, del derecho de propiedad, del respeto a la ley y con fuerte impronta de desorden social, todo ello vinculado a la producción de granos en Argentina.


El conflicto nos es ajeno, pero las consecuencias no llegan plenamente, inviabilizando la cadena productiva cuyo origen es el campo” sostuvo el comunicado de CRA. Por su parte, CARSFE reivindicó el derecho a protestar en tanto entidad gremial, aunque aclaró que si bien se trata de una prerrogativa legítima y constitucional, siempre dicha protesta “debe hacerse bajo el amparo de la ley”.
 


“Vayan a trabajar”

 

 Nación rechazó con firmeza los pedidos de los transportistas. El ministro Dietrich condenó los ataques a camiones y tildó a los protestantes de “patoteros” y pidió “que, por favor, se vayan de las rutas, vayan a trabajar, vayan a estar con sus familias”. Al mismo tiempo, desestimó una posible intervención del Gobierno y subrayó que “no hay ninguna posibilidad de que el Ministerio de Transporte exija y obligue una tarifa única en todo el país; es inviable”, y subrayó que tener un precio único requiere una ley y que eso depende del Congreso. Además, el funcionario advirtió que se están haciendo denuncias penales a los manifestantes y que hoy jueves se reunirá la mesa que define la tarifa de referencia con las autoridades que son las que representan a los transportistas de carga de cereales.
Tal como estaba previsto, en el mediodía del jueves, las autoridades nacionales de los ministerios de Transporte y Agroindustria se reunieron con representantes de los productores y de los transportistas de carga para actualizar los valores de referencia de fletes de granos en el marco de la Mesa de Diálogo, un mecanismo de participación intersectorial para la definición de la tarifa de referencia y la protección de la competencia en la prestación del servicio. “Esta norma complementa la Ley del Transporte de Cargas (Nº 24.613), la cual establece que el precio del flete de granos es de libre contratación”, añadió el comunicado que refleja el portal valorsoja.com.

 

Violencia. El ministro de transporte tildó a los manifestantes de “patoteros”. Foto: Gentileza

 

¿Qué acordó la Mesa de diálogo?

 


Dicha Mesa está integrada por representantes de la Federación de Transportadores Argentinos (Fetra), Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (Catac), Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), Federación Agraria (FAA), Coninagro, Sociedad Rural (SRA), Confederaciones Rurales (CRA) y Federación Nacional de Acopiadores de Cereales. Con el nuevo esquema, para fletes de 400 kilómetros la nueva tarifa de referencia será de 897 $/tonelada (45,5 u$s/tonelada).

 

¿Qué reclaman los autoconvocados?


El petitorio entregado al ministro de Transporte dice lo siguiente: “teniendo pleno conocimiento de la ley N° 24.653, la cual favorece un mercado cuyos precios se determinan por la libre interacción de la oferta y la demanda, pedimos sea eliminada la tarifa orientativa y pase a ser tarifa única en todo el país. Pedimos reléase articulo 1° y 2° de la ley antes mencionada del Transporte Automotor de Cargas. Que se nos otorgue un órgano de control en Afip que conste de herramientas adecuadas de control y por ende que incluya un régimen sancionatorio inmediato para aquellos que intenten atentar contra la eficacia de una tarifa única, logrando así con su accionar la obtención de beneficios propios. Que en los puertos y plantas de acopio nos brinden los servicios adecuados. Y que empiece a regir en su totalidad el pago de estadía por demoras superiores a las 24 hs, en las terminales de descarga”.

 



 




Diario El Litoral - Copyright 2018