Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/164768

Violencia sin fin 10 -02-2018
Murió una mujer baleada a principios de año en Rosario

La mujer fue baleada a principios de año y desde entonces permanecía internada en el hospital "Heca", de Rosario, hasta que este viernes por la noche falleció. Foto: Archivo El Litoral


foto

La víctima fue atacada en su domicilio el 2 de enero. Desde ese día permanecía internada en el hospital "Heca". 



El Litoral

Télam

 

Una mujer que había sido recibido un disparo en el pecho el pasado 2 de enero en su casa de Rosario murió este viernes a la noche en el centro asistencial donde permanecía internada, informaron fuentes policiales.


Se trata de Margarita Ángela Gómez (66), una empleada de la Dirección de Tránsito de dicha ciudad santafesina, quien había sido baleada por una persona que pasó en moto por el frente de su vivienda, situada en Patagones al 3900 en la villa Vía Honda, tras preguntarle por una persona apodada "Cara Pálida".


Según indicaron los voceros, la mujer residía en una casilla humilde ubicada en el mencionado asentamiento, cercano a las vías del Ferrocarril Belgrano, en la zona sudoeste de Rosario, y tras el ataque fue trasladada al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA).


Gómez permaneció internada allí hasta esta mañana, cuando murió a raíz de la gravedad de la lesión producida por la bala.


Sus familiares expresaron su malestar en declaraciones al diario La Capital por la falta de respuestas por parte de la Policía y la Justicia rosarinas, ya que, coincidieron, siempre supieron "quién estuvo detrás del hecho".


"Nadie nos dio una mano, nadie vino a vernos y ni siquiera hablaron con nosotros", advirtió Marcelino, uno de los hijos de la víctima, y agregó: "Todo el mundo sabe quién fue, se lo dijimos a los policías de la seccional decimoctava".


El hombre agregó que él y su familia se verán "obligados a hacer justicia por mano propia".


En tanto, el día del hecho los investigadores establecieron que es posible que el ataque haya sido producto de una venganza o un ajuste de cuentas contra un allegado de la mujer, quien -en tal caso- fue una víctima inocente.


La causa es investigada por la Fiscalía de Homicidios Dolosos de Rosario, a cargo de Florentino Malaponte.



 



Diario El Litoral - Copyright 2018