El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/164881

PELÍCULAS SOBRE GRANDES ROBOS 13 -02-2018
Crímenes perfectos

George Clooney encabeza un reparto de lujo en “La gran estafa”, remake de 2001 de la película de 1960. Foto: Warner Bros. Pictures


foto

El 22 de febrero se estrena en Argentina “El robo perfecto”, con Gerald Butler, sobre un grupo de ladrones que planifica un asalto millonario. Pero desde “Mientras la ciudad duerme”, muchas veces hubo cineastas que se ocuparon de contar historias sobre asaltos millonarios, bajo esquemas de thriller, policial negro y comedia. 

 



 

El Litoral

 

El próximo 22 de febrero llega a los cines argentinos “El robo perfecto”, que se estrenó en Estados Unidos en enero pasado. Es sobre un grupo de ladrones que planea su gran asalto final, consistente en robar los 120 millones de dólares en efectivo que todos los días se sacan de la circulación y son destruidos por la Reserva Federal. Un tópico elegido con frecuencia para películas policiales o thrillers, algunos de los cuales figuran entre lo mejor del cine de todos los tiempos. El repaso por algunas de las grandes películas de la historia centradas en robos y estafas, reales o imaginarias.

 

“Mientras la ciudad duerme” (The Asphalt Jungle, 1950): Una de las primeras películas sobre un gran robo. La dirigió John Huston, inspirado en la novela negra de W.R. Burnett. La planificación del atraco a una joyería sirve para realizar un estudio de personajes y motivaciones. El elenco está encabezado por Sterling Hayden, recordado por su papel del policía que golpea a Michael Corleone en “El padrino”. Actúa una joven Marilyn Monroe.

 

“Rififí” (Du rififi chez les hommes, 1955): Jules Dassin dirige una de las cumbres del cine negro europeo. Tras cumplir cinco años de cárcel, Tony Le Stephanois quiere cambiar de vida, pero encuentra que su novia está con un conocido mafioso. No le queda más remedio que reunir a sus antiguos compañeros y preparar un milimétrico robo a una joyería parisina. Es un relato amargo de la condición humana, que el realizador francés realiza con maestría y pesimismo. 

 

“El quinteto de la muerte” (The Ladykillers, 1955): Con encanto inglés y mucho ingenio, Alexander MacKendrick conduce esta comedia con formato de policial negro sobre ladrones que se hacen pasar por músicos ante una anciana, para ocupar su casa y realizar desde allí el asalto a un tren. Alec Guinness, Kate Johnson, Herbert Lom y un joven Peter Sellers integran el elenco de un film ácido y divertido. Los hermanos Coen realizaron una remake en 2004. 

 

“Casta de malditos” (The Killing, 1956): Obra de relojería de Stanley Kubrick. Johnny Clay decide dar el último golpe de su vida. El plan es llevarse la recaudación de un hipódromo. Para esto, planea la estrategia del asalto en forma meticulosa, por lo cual todo se desarrolla de acuerdo a lo previsto. Pero el reparto del dinero genera problemas. Sterling Hayden, Coleen Gray, Vince Edwards, Marie Windsor y Elisha Cook Jr. le dan vida a este notable film de los ‘50.

 

“Los desconocidos de siempre” (I soliti ignoti, 1958): Mario Monicelli parodia a “Rififí”, con graciosas actuaciones de Vittorio Gassman y Marcello Mastroianni. Un grupo de ladrones de poca monta, aconsejados por un criminal retirado, decide preparar un robo en las oficinas romanas del Monte de Piedad, para salir de la miseria en la que viven. En el año 1958 fue nominada al Oscar a la Mejor película de habla no inglesa, premio que finalmente ganó 

 

“El golpe” (The Sting, 1973): Tras la exitosa “Dos hombres y un destino” (1969) George Roy Hill volvió a reunir a Robert Redford y a Paul Newman en esta encantadora película sobre dos estafadores que, tras el asesinato de un compañero, planean un complejo plan para vengarse. La cuidada ambientación, la estructura del guión, la música y las esmeradas interpretaciones la convirtieron en una de las películas más queridas por el público, ganadora de siete Oscar.

 

“Perros de la calle” (Reservoir Dogs, 1992): El robo a una joyería frustrado por la policía es la excusa que elige Quentin Tarantino para desplegar personajes y situaciones que llevan su sello. Las innovaciones no están en el argumento sino en la forma de narrar: la estructura quebrada del guión, que permite al espectador ir conociendo las historias de los maleantes, en paralelo a los hechos narrados. Los actores están perfectos en sus roles. 

 

“Nueve reinas” (2000): Una de las mejores películas argentinas de todos los tiempos, escrita y dirigida por Fabián Bielinsky y con actuaciones de Ricardo Darín, Gastón Pauls, Leticia Brédice y Tomás Fonzi. En Buenos Aires, dos estafadores se ven envueltos en la falsificación de unas valiosas estampillas. No sólo es un thriller ágil, sino que posee una aguda mirada sobre la crisis económica argentina de la época. 

 

“La gran estafa” (Ocean’s eleven, 2001): Steven Soderbergh dirige a un elenco de estrellas en esta remake del film de mismo título de 1960. Danny Ocean es un ladrón que, tras una larga condena, planea su próximo delito. Su objetivo es el mayor atraco de casinos de la historia. Para ello forma un equipo de once hombres. Actúan George Clooney, Julia Roberts, Matt Damon, Andy García, Brad Pitt, Casey Affleck, Scott Caan, Elliott Gould, Bernie Mac y Don Cheadle.

 

“Sin nada que perder” (Hell or High Water, 2016): Jeff Bridges realizó una de sus mejores interpretaciones en este film sobre dos hermanos (un padre divorciado y un ex presidiario) que planean una serie de robos en sucursales bancarias de Texas para salvar la granja familiar. Un veterano Ranger de Texas y su compañero irán tras la pista de los hermanos. Chris Pine y Ben Foster interpretan a los dos ladrones en esta obra que mereció cuatro nominaciones al Oscar. 

 



 




Diario El Litoral - Copyright 2018