El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/165596

La ciudad está envuelta en la pasión que despiertan Unión y Colón... 25 -02-2018
¿Quién dijo que los atardeceres de domingo son tristes?

Germán Conti y Lucas Gamba, dos protagonistas genuinos de un partido que apasiona a todos los santafesinos. Conti surgió de las canteras y Gamba llegó hace cuatro años para triunfar en Unión. Foto: Pablo Aguirre


foto

Desde las 19.15 se enfrentan en la edición 89ª del clásico.



Redacción de El Litoral

 

Es un viejo dicho popular y se ha tomado como algo cierto: “No hay nada más triste que el atardecer del domingo”. Se termina el fin de semana y hay que pensar en que se vuelve al trabajo y a la rutina, o a las clases. Pero esto no será así en este domingo en particular, porque este atardecer se colma con la gran expectativa que despierta el clásico en nuestra ciudad.

 

Ya en las últimas horas del sábado se empezó a filtrar una noticia que sorprende y veremos si se materializa esta tardecita, cuando se conozca la formación sabalera en el 15 de Abril: ¿afuera Ledesma y adentro Estigarribia? Pero no sólo eso, también la posible confirmación de la dupla Correa-Vera, aunque esto, si se da, sería más fácil de entender teniendo en cuenta que Domínguez quiere a Vera adentro de la cancha para este partido y que Correa está mostrando su capacidad goleadora.

 

Con estas cartas en la mesa, Domínguez apostaría a un 4-3-1-2 bien definido, algo que no utilizó a menudo en el torneo más allá de que hubo partidos en los cuales lo intentó. Por ejemplo, en el partido con San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro, Domínguez jugó con un “rombo” en el medio, siendo Bernardi el volante más adelantado. Utilizó también jugadores de esas características, como Heredia, pero ahora lo tiene a Alan Ruiz, y si bien puede jugar de punta (un clásico, el del 0 a 0 en Unión, jugó de delantero), tiene alma de enganche y ésa sería su función en el partido de hoy, con una doble referencia arriba.

 

Todo lo demás estaría confirmado, con la defensa que se considera titular por estos tiempos (Toledo, Conti, Ortiz, Escobar), más Bernardi y Fritzler, ese bastión que tiene Domínguez en el mediocampo.

 

Por el lado de Unión, no quedan dudas. En la semana, se lo probó a fondo a Lucas Gamba. Inclusive, lo que se cuenta es que se entrenó mucho para que pueda protegerse, sobre todo cuando tenga que ir al roce, algo bastante común en el fútbol en general y él, por sus características de juego, en particular.

 

“Lo van a esperar hasta las 5 ó 6 de la tarde y ahí deciden”, comentó esta mañana una alta fuente rojiblanca. Lo que uno cree, es que la decisión de Madelón está tomada y es la de ponerlo desde el arranque del partido. Por algo lo concentró. Y sería la única modificación (entraría por Núñez), aunque algunos no descartaban hasta hoy mismo la posibilidad de otro cambio, cosa improbable.

 

Los momentos futbolísticos y de resultados son distintos. Colón ha ganado los últimos tres partidos que jugó (Newell’s, Zamora y Gimnasia), mientras que Unión cayó derrotado ante Central y Estudiantes como visitante, mientras que logró un pálido empate como local ante el casi descendido Arsenal.

 

Pero mientras Colón marcó goles y no le marcaron, Unión no pudo convertir y éste es otro motivo de preocupación para Madelón. De allí la importancia de contar con Lucas Gamba, que volvería al equipo luego de una ausencia de 22 días luego de aquella fractura sufrida en la imprudente intervención del colombiano Cabezas, en el partido Central-Unión que se jugó en Arroyito.

 

No será fácil lo que viene para ambos equipos, pues Unión visitará a San Lorenzo y Colón recibirá al siempre difícil Huracán, que viene de ganarle a Estudiantes en el último partido y que, al margen de sumar para el promedio, también está mezclado, como los dos equipos santafesinos, en la lucha por ingresar en alguna copa.



 




Diario El Litoral - Copyright 2018