El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/166052

Leo Madelón hizo un correcto análisis del partido... 04 -03-2018
"No nos faltó juego, pero sí el gol"

Igual, marcó un par de errores que vio en el equipo, por ejemplo la indecisión para patear más al arco. Elogió las atajadas de Nereo, pero consideró que “hubiese sido muy injusto si San Lorenzo lo ganaba”, concepto que se comparte.



Enrique Cruz (h)

(Enviado Especial a Buenos Aires)

 

En muchísimas ocasiones, el fútbol se mide por el cristal que se mire. Para ser más claros, en un vestuario el Pampa Biaggio dijo una cosa y, en el otro, Madelón opinó en otro sentido. De los dos, estoy mucho más cerca de pensar como Madelón. Lo del Pampa —al que le tiraron el equipo, los resultados lo fortalecieron pero no le trajeron refuerzos y San Lorenzo fue el grande que menos gastó— suena más a discursivo, a conformarse con un par de detalles y no ver la profundidad de las cosas.

 

¿Qué dijo Biaggio?. “Estamos más fuertes que nunca como grupo y como equipo. Lamento mucho este empate, porque hubo movimientos muy buenos, tuvimos cinco situaciones claras de gol pero no entran, y en otro momento, esas pelotas entraban. No estoy preocupado por eso, porque las chances están. Por momentos se logró tener más la pelota, pero si no convertís, parece que hiciste todo mal”. Esta fue su verdad, discutible pero respetable. Es el partido que vio el técnico de San Lorenzo y que dista, no sólo de lo que vio el técnico rival (en este caso Madelón) sino también este enviado de El Litoral.

 

“¡Te me escapaste!”, parece decirle Franco Soldano a la pelota, luego de un centro de Bruno Pittón que no pudo conectar. Le faltó “cinco para el peso” a Unión en los últimos metros. Foto: Matías Nápoli

 

 

¿Qué dijo Madelón?. Acá va.

 

—¿Se levantó el nivel, Leo?

 

—Volvimos a ser el equipo sin distracciones entre líneas, compacto tácticamente, jugamos muy bien, queríamos ganar para estar bien metido en la zona de copas, nos metíamos bien si lográbamos los tres puntos, pero no está mal y hay que valorar esto de San Lorenzo sumando de a tres con Temperley.

 

—O sea que tu balance es bueno...

 

—Es bueno, pero no lo pudimos cerrar al partido.

 

—¿Se falló arriba?

 

—Nosotros tenemos buen promedio de gol, pero ya los conocen a Gamba y a Soldano, los marcan, no nos sobra mucho en ese lugar de la cancha, pero de a poco recuperarán la memoria.

 

—Quedó en claro que Unión quiso ganar el partido como lo anunciaste...

 

—Fue lo que hablamos en la previa, se dio todo. Yo dije que íbamos a venir a ganar el partido, que jugábamos contra un equipo difícil, de buenos jugadores y que casi nos gana en una jugada. Nos faltó en la última jugada, el último pase, ése fue nuestro gran problema.

 

—¿Cómo está Damián Martínez?

 

—Puede haber una fisura, no sé bien la gravedad, prefiero que hable el médico. Entró bien Blasi, me gustó.

 

—¿Estaba la posibilidad en el final cuando lo pusiste al Droopy Gómez?

 

—Cuando entra Droopy lo pongo para que marque la diferencia, porque Fragapane estaba cansado y nosotros ganábamos por la izquierda. Nos faltó frialdad en el último pase. Lo mismo pasó con Chaco Acevedo en el primer tiempo, cuando lo tenía abierto a Gamba y no resolvió bien. Nosotros tiramos un montón de córner y ellos recién alguno sobre el final. Esto habla a las claras de lo que fue el partido y los merecimientos. Repito: nos faltó el gol, no nos faltó juego, fuimos ordenados, para mí fue un muy buen partido de Unión.

 

—¿Y ahora?

 

—Estamos todos medio iguales. El punto en algún momento le sirve a todos y va a llegar el momento en que no le servirá más a nadie. Faltan nueve fechas, nosotros saldremos a ganar todos los partidos. Ojo que la mayoría pierde cuando viene acá, a la cancha de San Lorenzo. Eso también es meritorio.

 

—A De Iriondo lo usaste en varios partidos, sobre todo de visitante. No te equivocaste en la elección...

 

—De Iriondo jugó bien, hizo lo que le pedimos, Acevedo también, Bottinelli le ganó a la adversidad del público, hicimos un buen partido en todo aspecto.

 

—Hablando de lo que faltó arriba, ¿qué podés agregar?

 

—Nosotros hacemos todo lo que podemos hasta que el jugador tiene que empujarla. San Lorenzo tiene gente alta, teníamos que mover un poco más la pelota pero eligieron tirar centros y es lo que ellos deciden. El jugador es el que termina resolviendo en la cancha, uno le da los elementos y lo entrena, pero ellos son los que deciden. Pero repito que estoy muy conforme. Al principio del torneo había dudas y hoy estamos séptimos u octavos. Hoy era un grande el que teníamos enfrente, este partido se podía perder tranquilamente y nos llevamos un empate que cotiza. Estuvimos bien parados y jugando bien, no es que lo conseguimos siendo apabullados o colgándonos del travesaño.

 

—Hay una jugada en el segundo tiempo que combinaron De Iriondo y Mauro Pittón en la que te enojaste con Mauro...

 

—Sí. Mauro tenía que patear, la hizo muy bien, apareció en una posición engañosa para el rival, pero enganchó varias veces y no terminó en nada. Uno no sabe si puede rebotar en alguno y descolocar al arquero. Nosotros no pateamos al arco. Es un tema de coraje, entrenamiento y convicción y lo vamos a hacer.

 

—Recién hablaste de esa última atajada de Nereo...

 

—Hubiese sido muy injusto, porque San Lorenzo no hizo mucho para ganar. Nereo manejó bien los centros, manejó el partido y me voy muy contento, no sólo con él, sino con todos los jugadores. Somos un plantel cortito. Tenemos que ver si, desde el banco, alguno nos puede hacer ganar el partido. Hay pan duro y cuando hay pan duro, comemos pan duro.

 

“Es natural que se sienta la falta de partidos, pero creo que respondí bien. Ellos tienen volantes de buen pie y la idea era que no manejasen la pelota, sobre todo un jugador como Belluschi, que no perdona. Estoy muy contento de volver a estar entre los titulares, por más que haya sido por la lesión de un compañero y uno nunca quiere que esto pase, pero hay que estar preparado”.

 

Manuel De Iriondo

Mediocampista de Unión.

 

Manuel De Iriondo traba y gana. Buen partido del volante central tatengue, al igual que el resto de sus compañeros de línea. Acertó Madelón con la variante elegida para reemplazar a Zabala. ¿Lo mantendrá ante Temperley o buscará algo más ofensivo? Foto: Matías Nápoli

 

 

Cíceri y la recaudación del clásico

 

Antes del partido, El Litoral conversó con el tesorero de Unión, Jorge Cíceri —uno de los directivos rojiblancos presentes en el Nuevo Gasómetro—, quien señaló que “no tenemos terminada la liquidación del partido con Colón, pero estimamos que se vendieron alrededor de 20.000 bonos aproximadamente”.

 

Por otra parte, el tesorero también admitió que quedaron muy pocas plateas por lo que resta del campeonato sin vender.

 

En cuanto a lo que cuesta abrir el 15 de Abril en los partidos como local, en relación a lo que se recauda, dijo que “a veces podemos perder entre 100 y 150.000 pesos y otras veces podemos salir empatados. Es muy difícil que se pueda ganar, salvo en circunstancias excepcionales como cuando cobramos este bono por el clásico”.

 

Además de confirmar que el plantel está “prácticamente al día” en el cobro de sus haberes, dijo que “Súper Liga nos está pagando religiosamente y eso permite ordenar medianamente los pagos, distinto a lo que ocurría anteriormente”.

 

Por último, el tesorero se refirió a las obras inconclusas de la ampliación del estadio: “Nosotros priorizamos lo deportivo y la prueba es que no vendimos ningún jugador. El proyecto es terminar la obra de la platea sur y los palcos. Para eso, necesitamos aproximadamente 2 ó 3 millones para los palcos, 2 ó 3 millones para los ascensores y unos 20 millones para terminar toda la parte de hormigón. Números más o menos, sale 30 millones. Y para ello necesitamos algún recurso extraordinario, como la venta de un jugador”. Y concluyó diciendo que “estamos en 17 ó 18.000 socios con un nivel de cobranza del 90 por ciento, que no está para nada mal. Lo ideal sería superar los 20.000 pero fidelizarlos. Varias veces superamos esa cifra, pero se termina en una cifra de 15 ó 16.000 que son los de fierro”.

 

Cavallaro

 

En la cancha estuvo presente Juan Ignacio Cavallaro, quien se viene recuperando desde hace un tiempo de una operación en una de sus rodillas que lo mantiene marginado del plantel de San Lorenzo desde hace un tiempo.

 

Nelson Acevedo encara a Piris Da Motta, mientras Gamba espera el pase de su compañero. Con un poquito más de precisión en el último pase, Unión se quedaba con el partido. Fue lo que le faltó. Foto: Matías Nápoli

 

 

Alan Sosa

 

Durante la semana se procedió a operar de meniscos al arquero Alan Sosa, quien hoy por hoy es el tercer arquero del plantel de Unión, detrás de Nereo Fernández y Matías Castro, quien presentó nuevo look: totalmente rapada su cabeza. El tiempo de recuperación para Alan Sosa será de 45 días aproximadamente y se comprobó que no hubo “desplazamiento meniscal” como se había especulado en un principio, con lo cual se recuperará más rápidamente. En consecuencia, el tercer arquero pasará a ser Marcos Peano, que viene atajando en reserva.

 

“Unión es un equipo que la mayoría de los partidos que ganó, los hizo jugando bien. No tuvimos la suerte de ganar algún partido jugando mal o dándole la pelota al rival. Este partido deja un balance positivo si analizamos cómo jugamos. Para que el punto tenga valor, hay que ganarle a Temperley”.

 

Bruno Pittón

Defensor de Unión.



 




Diario El Litoral - Copyright 2018