El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/166180

Nación y provincia renovaron objetivos 06 -03-2018
Seguridad: nuevo convenio entre Lifschitz y Bullrich

Foto: Marcelo Manera - El Litoral


foto

Se prorrogó el acuerdo que Lifschitz y Bullrich rubricaron en 2016. Arribarán unos 600 efectivos federales a Santa Fe y Rosario



El Litoral | Corresponsalía Rosario

 


En un acto en la sede de la gobernación de Rosario, el gobernador Miguel Lifschitz y la ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich rubricaron una prórroga del convenio que ambos firmaron en setiembre de 2016, después del fuerte impacto político que produjeron las masivas marchas en esta ciudad bajo el lema Rosario Sangra.

 


Este nuevo capítulo incluye el arribo de unos 600 efectivos nacionales a la provincia, luego de que durante los meses de enero y febrero recrudeciera en las ciudades de Santa Fe y Rosario la violencia, con un crecimiento de los homicidios, que rompieron la tendencia a la baja del año pasado.

 

Foto: Marcelo Manera - El Litoral

 


“Esta rúbrica es para sostener las tareas de colaboración a lo largo del tiempo y seguir con un muy buen trabajo que estamos haciendo con la ministra”, aseguró el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro y remarcó: “Si además Nación decide un refuerzo adicional de efectivos, bienvenido sea”.

 


Es la cuarta vez desde abril de 2014, cuando por primera vez desembarcaron las fuerzas federales, que arribarán efectivos nacionales a la provincia. Este esquema se dio dos veces durante el kirchnerismo y dos durante la administración de Cambiemos.

 


En esta oportunidad, el Ministerio de Seguridad de la Nación evitó informar de manera oficial cuántos efectivos arribarán a la provincia, aunque trascendió por fuentes del gobierno de Santa Fe que serán unos 600 los agentes federales que arribarán en los próximos días. Unos 400 serán destinados a Rosario y otros 200 a la ciudad de Santa Fe. Son las dos localidades donde la violencia recrudeció desde fines del año pasado, rompiendo la tendencia a la baja en los homicidios que se había producido tanto en Rosario como en Santa Fe durante 2017.

 

 

Foto: Marcelo Manera - El Litoral

 

 

Este nuevo acuerdo, que se firmó este martes, trajo aparejado ciertas tensiones entre la Nación y la provincia. La ministra Bullrich reclamó que este refuerzo en la tropa destinada a Santa Fe sea solventado económicamente en parte por el gobierno de Miguel Lifschitz. La titular de la cartera de Seguridad apuntó desde un principio que el alojamiento destinado a los efectivos corriera por cuenta del gobierno provincial y las intendencias. Este pedido hizo demorar el arribo de los efectivos, que estaba previsto hace dos semanas. Sin embargo, las relaciones entre Bullrich y el ministro de Seguridad de Santa Fe Maximiliano Pullaro son fluidas y con un buen clima de trabajo, coinciden de ambos sectores.

 


A Bullrich le molestaron las declaraciones del presidente de la Cámara de Diputados Antonio Bonfatti, cuando salió a cuestionar en una radio de alcance nacional la supuesta “militarización” que pretendía poner en marcha en Rosario, como estrategia de lucha contra la violencia, la ministra de Seguridad de la Nación.  En el propio gobierno de Lischitz tampoco cayeron bien esas declaraciones, en momentos en que el gobernador santafesino se encontraba reunido con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para terminar de acordar los detalles del pago de la deuda que la Nación mantiene con la provincia.

 


Tras el arribo de los efectivos de fuerzas federales a Rosario y Santa Fe, el plan que tiene el gobierno nacional es ampliar a otros barrios del oeste de la capital provincial el programa Barrios Seguros que tuvo su programa piloto el año pasado en Alto Verde. Fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación señalaron a El Litoral que mantuvieron conversaciones con el intendente José Corral para concretar la expansión de este programa, que ­según la visión de los funcionarios nacionales- tuvo una buena experiencia inicial en Alto Verde.

 

 


En Rosario, la mirada que tienen en la cartera que conduce Bullrich es reforzar el esquema de seguridad en los barrios de La Tablada y Municipal, donde desde principios de enero se produjo un recrudecimiento de los enfrentamientos armados, como consecuencia del enfrentamiento entre los clanes de los Funes y los Caminos, una trama que atraviesa el narcotráfico, distintos delitos, y la lucha por la hegemonía de la barra de Newell’s.

 


En Rosario las fuerzas federales seguirán su labor en 18 puntos fijos, en el oeste, sur y noroeste de la ciudad, donde en esta acción participan unos 130 agentes nacionales, que rotan en 4 turnos.



 




Diario El Litoral - Copyright 2018