El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/174646

En pleno centro de Santa Fe 12 -07-2018
Malestar de vecinos por "okupas" en un edificio abandonado

Se trata de la construcción ubicada en la 9 de Julio y Suipacha. Aseguran que funciona como “aguantadero”. 



Danilo Chiapellodchiapello@ellitoral.com

 

La reiteración de hechos delictivos ha puesto en estado de máxima tensión a un grupo de vecinos que vive en la zona de Suipacha al 2700, esto es, en pleno centro de la ciudad.


Quienes residen en dicho sector aseguran que la causa de esta situación es un edificio torre ubicado en la esquina de 9 de Julio y Suipacha, el que desde hace años se encuentra en estado de abandono.


A partir de entonces dicha construcción ha sido “ganada” por nefastos individuos que la utilizan como refugio o “aguantadero”, generando todo tipo de incidentes, según indican los vecinos.

 

Monumento a la desidia


“Todo esto comenzó hace bastante tiempo atrás. Lo que nosotros estamos padeciendo es el monumento a la desidia y al abandono”, señaló Francisco, uno de los residentes en la cuadra, en diálogo con El Litoral.


Agregó que “este edificio por diversas causas quedó ‘congelado’. Tengo entendido que el motivo es un juicio que nunca fue resuelto. Después fue a remate, hubo cambio de dueños, pero nada se solucionó.


Ahora está “tomado” por todo tipo de intrusos. A veces, viene la policía y se lleva a alguno, pero al rato aparecen de nuevo acá.


Robos y miedo


Más adelante, los vecinos relataron que “en esta zona han ocurrido hechos de robos e incluso se han metido en algunas viviendas.


Uno de los damnificados es “Pancho” Constanzo. Al respecto reveló que “a mí me han robado un auto, también me robaron dinero y hasta una pistola Beretta que me había regalado Carlos Monzón cuando hizo su pelea con Benvenutti. Eso es algo que todavía me duele.


Los vecinos aseguran que “cualquier objeto que se ha dejado en esta zona (tanto sean bicicletas; prendas de vestir; elementos de jardinería o cualquier otra cosa), en cuestión de minutos puede pasar a formar parte de algún botín de estos tenebrosos.


“Si bien no son robos cuantiosos es como que están estudiando el terreno para ir por más. También han roto algunas ventanas y en varios casos han violentado rejas con gatos hidráulicos para sustraer cosas”, dijeron.


“Estos tipos desde lo alto de la torre tienen un panorama de todas las manzanas. Están todo el tiempo observando y saben el movimiento de cada vivienda. Incluso cuando la casa queda sola. Pueden ver por dónde se puede entrar”, advierten.


“Se han adueñado de todo. Por las noches hacen ‘jodas’; ponen música a todo volumen. Han vandalizado con pintura todo el frente. Es un desastre todo.... Acá todo el mundo tiene miedo de hablar por temor a las represalias”, comentaron.


Sin respuestas


Más adelante, los denunciantes indicaron que los reclamos que hicieron por esta problemática “no fueron atendidos”.


“Cuando uno acude a ustedes (por los medios de prensa) es porque todas las otras instancias fracasaron. Ya hemos hablado con la Municipalidad pero no nos dieron bolilla. Incluso algunas personas ubicaron a un dueño del inmueble, pero tampoco se llegó a buen puerto. La policía actúa, pero no es suficiente. Nadie nos ha escuchado”. 

 

“Creo que una solución provisoria sería tapiar la parte baja del edificio. Porque estos sujetos corren los carteles y entonces entran y salen cuando se les da la gana”, culminaron.



 




Diario El Litoral - Copyright 2018