Un mes atado al conflicto

El enfrentamiento entre campo y gobierno ocupó la atención del país durante todo junio. De hecho, volvieron a las calles de las grandes ciudades las cacerolas, que se habían transformado en un símbolo del descontento, en 2001. La presidencia sintió el efecto de los reclamos y aceptó que la disputa se dirimiera en el Congreso de la Nación.

El enfrentamiento entre campo y gobierno ocupó la atención del país durante todo junio. De hecho, volvieron a las calles de las grandes ciudades las cacerolas, que se habían transformado en un símbolo del descontento, en 2001. La presidencia sintió el efecto de los reclamos y aceptó que la disputa se dirimiera en el Congreso de la Nación.

Cuando en marzo de este año el gobierno anunció las retenciones móviles, no imaginó que tres meses después las cacerolas invadirían las calles, tal como ocurriera durante las últimas horas de la gestión de Fernando de la Rúa. Pero así fue. En los grandes centros urbanos, los vecinos comenzaron a reclamar por el diálogo. La gente comenzaba a cansarse.

DYN

El enfrentamiento entre campo y gobierno ocupó la atención del país durante todo junio. De hecho, volvieron a las calles de las grandes ciudades las cacerolas, que se habían transformado en un símbolo del descontento, en 2001. La presidencia sintió el efecto de los reclamos y aceptó que la disputa se dirimiera en el Congreso de la Nación.

La situación se agrava, luego de que los camioneros decidieran cortar las rutas en gran parte del país. Protestan porque debido al conflicto entre el campo y el gobierno, no pueden trabajar. Rápidamente comienza a palparse el desabastecimiento en los principales núcleos poblacionales del país.

AMANCIO ALEM

El enfrentamiento entre campo y gobierno ocupó la atención del país durante todo junio. De hecho, volvieron a las calles de las grandes ciudades las cacerolas, que se habían transformado en un símbolo del descontento, en 2001. La presidencia sintió el efecto de los reclamos y aceptó que la disputa se dirimiera en el Congreso de la Nación.

Durante los primeros diez días de junio, el despojamiento llega también a las estaciones de servicio. En la ciudad de Santa Fe, apenas una de las petroleras vende combustible. La falta de gas oil compromete seriamente el servicio de transporte urbano de colectivos.

ARCHIVO EL LITORAL

El enfrentamiento entre campo y gobierno ocupó la atención del país durante todo junio. De hecho, volvieron a las calles de las grandes ciudades las cacerolas, que se habían transformado en un símbolo del descontento, en 2001. La presidencia sintió el efecto de los reclamos y aceptó que la disputa se dirimiera en el Congreso de la Nación.

Sobre finales de mes, la atención se traslada desde las rutas, al Congreso de la Nación. Presionado, el Ejecutivo acepta dirimir el conflicto en los ámbitos legislativos. Nadie se atreve por entonces a confirmar si el oficialismo tendrá el número suficiente de votos en ambas Cámaras para aprobar las retenciones móviles. Las carpas de una y otra parte comienzan a poblar la Plaza de los Dos Congresos, en Capital Federal.

DYN

El enfrentamiento entre campo y gobierno ocupó la atención del país durante todo junio. De hecho, volvieron a las calles de las grandes ciudades las cacerolas, que se habían transformado en un símbolo del descontento, en 2001. La presidencia sintió el efecto de los reclamos y aceptó que la disputa se dirimiera en el Congreso de la Nación.

Puentes sobre el Salado. Se destacan dos grandes obras sobre el río Salado: una sobre la Ruta 70, inaugurada por el gobernador Binner el 26 de junio; y la otra sobre la Ruta 4, habilitada pero todavía no inaugurada oficialmente. Ambas son de fundamental importancia para brindar seguridad en vitales vías de tránsito hacia el oeste y norte de la provincia, respectivamente.

Amancio Alem