Edición del Sábado 05 de setiembre de 2009

Edición completa del día

moda

missing image file
El blanco es un clásico de todos los tiempos y para toda ocasión. En este caso, un modelo de Rafael Garófalo. En variedad de texturas, se destacan las de estilo victoriano, con jabot, volados, mangas baloon, frunces o con detalles como pecheras alforzadas.

Un básico que se reinventa

Resisten los cambios de temporada, resuelven el día de sol a sol y se coordinan con las nuevas compras. De estilo clásico o romántico, las camisas son ideales para amortizar en esos días en que el frío da una tregua.

textos GEORGINA LACUBE / fotos el litoral

Tan sensual como elegante, esta prenda se convierte en el favorito del guardarropa femenino en esta época del año. A la tradicional camisa blanca de tendencia se suman las blusas de estilo romántico con detalles tomados de la época victoriana: mangas barrocas, pecheras con pliegues, volados, lazos en el escote, sedas volátiles, broderies, encajes y voiles.

Se las pudo ver en la 20ª Colombiamoda una de las ferias y pasarelas más importantes del continente- donde se presentaron 23 desfiles con lo mejor de la moda local, el diseño de autor; varios emergentes y lo más destacado de la creatividad latina. Esto último en la pasarela LatinoamericaFashion (LAF) donde, por supuesto, hubo diseño argentino, como los del creador Pablo Ramírez. Acompañó su colección en su característico y sostenido negro con violines con acordes del tango “Nostalgias” y cierre con el pericón nacional, siempre una referencia argentina for export.

Vestidos de línea A, cintura marcada a los años 50, en lino, seda, brocato y tafeta, se vieron junto a su línea de camisas en voile de algodón con pechera tableada o blusas en plumetí en blanco radiante, con pantalones de cintura alta y pata ancha, u otros angostos.

También dan el presente en nuestro país, de la mano de la firma Rafael Garófalo, que presenta una amplia colección de blusas y camisas que permiten armar equipos para los distintos momentos del día. En variedad de texturas, colores y estampados, se destacan las de estilo victoriano, con jabot, volados, mangas baloon, frunces o con detalles como pecheras alforzadas. No faltan las de estilo clásico y las de corte masculino, como básicos de temporada.

Por su parte, la marca Julien propone camisas para dar respuesta a una mujer casual y sofisticada. Telas nobles como el lino, voile, gasa y satén componen una colección que incorpora colores vibrantes: lima, coral, lavanda y naranja sin dejar de lado el blanco y negro.

Una prenda con historia

En cambio, la marca Solo Ivanka apuesta a las míticas camisolas, esa prenda con origen en los comienzos del siglo XIX, cuando los modelos para vestir a diario eran de algodón o linón y, los más elegantes se adornaban con encaje.

Mucho tiempo después, en los ‘30, se confeccionaron con raso y seda, aunque se dice que su encanto aumentó con la sucesiva introducción de las fibras sintéticas.

De esta manera, los nuevos diseños le dan batalla a la tradicional camisa normalmente confeccionada con dos piezas de tela cosidas a los lados y en los hombros, con o sin mangas y cuello. De una u otra forma, se sabe que existe desde hace miles de años y se las ve en algodón, lino, seda o gasa.

Hasta finalizado el siglo XVIII la camisa recibió distintos nombres y se llevaba como prenda interior entre el cuerpo y el corsé. En su mayoría se colocaban metiéndolas por la cabeza y se cerraban atrás con botones o cintas. En el siglo XIX adoptó la forma por la cual hoy la conocemos, con botones en la parte delantera y en los puños y con el agregado del cuello.

detalles

Ropa interior

La camisa es una prenda clásica que ha variado poco desde su introducción a principios del siglo XIX. En sus inicios era considerada parte de la ropa interior, por lo que siempre debía usarse con chaqueta. La camisa blanca era símbolo de aristocracia, porque eran los únicos que podían mantenerlas limpias. A principios del siglo XXI, una camisa blanca sigue manteniendo un carácter de distinción.

Características

Las camisas se pueden diferenciar por: tela (algodón, seda u otra tela), color o diseño (liso o plano, rayas, estampadas), confección (a la medida o en serie), tipos de cuellos, mangas o puños (con gemelos/colleras o abotonado) y uso (para usar con corbata o no).

Sugerencia

Según los usos antiguos, una buena camisa requería que las “mangas” cubran por completo el brazo hasta las muñecas, e incluso un poco más. Hoy, al salir de la fábrica, los botones de las camisas no están fuertemente arraigados, por lo que es muy importante reforzar manualmente con aguja e hilo del mismo color los botones para evitar la caída de los mismos, lo cual resulta muy molesto.

missing image file
missing image file
missing image file

Blanca, siempre eterna

No hay estilista que no coincida: la camisa blanca lisa o con detalles es un infaltable que aporta luz; es refinada, fresca y de fuerte presencia. Con un entalle que sugiera sin ocultar ni apretar, puede ser muy sexy. Otros requisitos para no perder de vista si la idea es vernos bien: siempre debe estar impecable, planchada y son aconsejables las de materiales puros, como lino, algodón, gasa o seda. Las fibras naturales son muy sentadoras y confortables para la piel, a diferencia de las sintéticas. Para cada mujer, un look. La gama de usos que se le puede dar a una camisa es infinita: con un traje o con jeans, sirve para trabajar; con una falda, pantalón o trajes arreglados, es el broche perfecto para una fiesta.

missing image file

 



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Todo el diario

TODOS LOS DÍAS.
• El Litoral
• Deportes
• Espectáculos
MIÉRCOLES
Motores y tendencias
SÁBADOS
CampoLitoral
Nosotros
DOMINGOS
Clasificados
Necrológicas Anteriores

Otras Noticias de Nosotros
Lo más visto
Ahora En Portada