Santa Fe | Viernes 22 de agosto de 2014 | 06:48 hs
DespejadoT: 20° ST: 23° H: 69% - Clima extendido

Nosotros
Edición del Viernes 05 de noviembre de 2010

Nosotros / Aprender a emprender en el medio ambiente

Aprender a emprender en el medio ambiente

Los chicos del 5to. grado turno tarde de la López y Planes aprendieron algo más sobre la ecología y el cuidado del medioambiente. Idearon y votaron un proyecto para cuidar la limpieza de su escuela.

textos. REVISTA NOSOTROS. FOTOS. GENTILEZA ZURICH.

1.jpg

El desperdicio de agua en los baños y bebederos también preocupaba a los chicos del 5to. grado.

 

Aprender a querer lo que nos rodea, a cuidar lo que es nuestro son enseñanzas básicas que nos inculcan nuestras familias, pero que también nos dan nuestras maestras desde los primeros años de la educación.

Si desde pequeños tomamos conciencia del cuidado del medio ambiente y las actitudes responsables que tenemos que tener para lograr preservarlo, vamos a poder ser agentes de cambio con una participación activa y un compromiso con nuestra comunidad y el entorno.

En base a esta premisa, alumnos del 5to. grado de la escuela Nº 5 López y Planes de nuestra ciudad -junto a 150 estudiantes de Buenos Aires, Córdoba y Rosario, de entre 10 y 11 años- fueron capacitados por voluntarios de la sucursal local de la empresa Zurich -Mariana Pampinella y Carlos Alcala- sobre la importancia de preservar el medio ambiente.

La iniciativa -denominada Aprender a Emprender el Medio Ambiente- está enmarcada en el proyecto nacional que esta empresa encara junto a Junior Achievement. Consistió en el dictado de siete clases alusivas, que estuvieron a cargo de los voluntarios.

La propuesta también incentivó a los alumnos a pensar un problema ambiental que tuviera la escuela, proponer soluciones y ponerlas en práctica. Los chicos advirtieron dos que les preocupaban: el derroche de agua en baños y bebederos, y el hábito de tirar la basura en el piso.

Todos votaron cuál era la idea sobre la que más les interesaba trabajar y, finalmente, el proyecto que lleva el nombre de “Luchar por la tierra” fue el elegido para llevar a la práctica en los próximos meses.

Los chicos se comprometieron a construir cestos de basura con la ayuda del docente de Plástica para colocar en la escuela -que se sumarán a los existentes- decorados con caras de animales y dibujos animados famosos, buscando atraer la atención de los demás actores sociales -el resto de los alumnos de la escuela- y lograr que éstos colaboren tirando los papeles en los cestos y no en el suelo.

Para ello, los estudiantes van a visitar las aulas de la escuela para contarles a los otros grados sobre esta campaña de concientización respecto de la importancia de no tirar la basura en el piso y la oportunidad que tuvieron en recibir este curso.

EN PRIMERA PERSONA

“Mariana y Carlos vinieron a enseñarnos muchas cosas interesantes, como el camino de la basura, los recursos renovables y no renovables, las cosas del agua o los actores sociales”, empezó a contar Otto.

También recordó que “en las dos últimas clases tuvimos que hacer grupos y votar qué proyecto se iba a hacer. El que salió ganador fue el de la basura: vamos a hacer tachos para poner en toda la escuela para que los chicos tengan conciencia y no tiren los papeles en el suelo sino en el tacho.

Los vamos a armar con elementos reciclables, con cosas que vamos a traer de nuestras casas, con caras de animales y que por la boca entre la basura”.

Candela continuó explicando: “Elegimos el proyecto de la basura porque nos llamaba la atención que los chicos se acostumbraron a tirar la basura en el piso y no en los tachos. Vamos a traer cosas de nuestras casas (cajas, témperas) y todos vamos a colaborar con el proyecto. También vamos a salir a contarles a los chicos que no rompan los tachos, que los usen para tirar papeles, para que no quede toda esta basura en la escuela. Vamos a formar un grupito para hablar con los chicos que viven en nuestra cuadra y a los negocios para que colaboren con nosotros para hacer los tachos”.

A su turno, Brisa acotó: “Vamos a llamarles la atención a los chicos para que tiren los papeles en los tachos y entre todos vamos a colaborar para poner en marcha este proyecto de los tachos, trayendo cajas y témperas, entre otros materiales”. Y Brian agregó: “Si un chico tira un papel en el piso no le voy a decir algo porque a lo mejor se enoja, sino que voy a agarrarlo y tirarlo en el tacho. Pero también le voy a explicar por qué tiene que hacerlo”.

Por último, otra alumna llamada Brisa opinó sobre la actividad: “Lo que más me gustó fue el camino de la basura. Era como un laberinto en el que los camiones llevaban carteles con recomendaciones sobre el cuidado del medio ambiente respecto a la basura”.

ATRACTIVO Y DIFERENTE

Leonor Verzzalli, vicedirectora de la escuela López y Planes, y Analía Fernández, docente de Ciencias Naturales y Tecnología, también comentaron sobre la participación de los chicos en este proyecto.

“Nos pareció interesante plantear temas que, si bien están en la currícula, serían atractivos porque lo decían otras personas y había otro material. Tuvimos que elegir uno de los quintos grados de la escuela, pero los chicos van a replicar lo que aprendieron a toda la escuela”, precisaron.

También destacaron que “éramos la única escuela de Santa Fe y nos parecía interesante para que participáramos en este tema de la ecología. Los chicos se fueron enganchando de a poco y les dieron un manual con las clases, y algunos ejemplares quedaron en la biblioteca para toda la escuela”.

Por último, coincidieron en que “el resultado final fue muy positivo porque la mayoría se mostró interesado y motivado por el cuidado del medioambiente, ya que son los actores sociales y pueden tomar decisiones para cambiar costumbres que están entre nosotros y que van en contra del ambiente donde vivimos”.

Y agregaron: “Empezó como algo nuevo, con muchas expectativas, y en la práctica terminó resultando algo lindo, atractivo. Los chicos elaboraron proyectos y aprendieron a manejar conceptos propios de ecología como recursos renovables y no renovables, qué es un actor social, entre otros”.

El acto de cierre del programa se realizó el lunes 20 de septiembre, en el SUM de la escuela. Participaron directivos del establecimiento, los docentes a cargo, los voluntarios de Zurich y los alumnos con sus papás. Los chicos presentaron el proyecto que elaboraron entre todos y representantes de Junior Achievement les entregaron sus diplomas -realizados con papel reciclado- y los voluntarios de Zurich les regalaron lápices de colores, ecológicos.

2.jpg

El trabajo final consistirá en hacer cestos de residuos con caras de animales y concientizar a los otros grados sobre el tema.

APORTE DEL VOLUNTARIADO

Mariana Pampinella y Carlos Alcala son los responsables de la sucursal Santa Fe de Zurich que, en calidad de voluntarios, ofrecieron charlas a los chicos de la Escuela López y Planes.

Previamente, fueron capacitados por personal de Junior Achievement sobre el aprovechamiento y el cuidado del agua, el manejo de la basura (reciclado), los recursos naturales (sustentables y no sustentables) y el rol de la persona como actor social dentro del ecosistema o medioambiente, entre otros temas.

Tras aclarar que “no tenemos relación con chicos de la escuela” sino que “Junior Achievement se encargó de elegir establecimientos públicos para este proyecto”, explicaron que la iniciativa “es una manera de aportar algo a la ciudad donde vivimos; una manera de contribuir a la conciencia ciudadana y al medioambiente”.

También explicaron que “Zurich tiene un alto grado de interés y de compromiso con lo cultural y lo social. Por eso, promociona la Gala de Mar en Mar del Plata, Arte Buenos Aires y el Programa de Voluntariado Zurich, a través del cual se pintan escuelas, van a los hospitales y entregan juguetes, entre otras acciones”.

Por otra parte, coincidieron en que “ los chicos tienen que entender que todo lo que hacemos nos vuelve, para bien o para mal, como la quema de un basural, que los recursos no renovables en algún momento se agotan, etc.”, al tiempo que destacaron que “los chicos se interesaron porque se sintieron parte; en sus cabezas apareció la posibilidad de cambio y eso estuvo bueno. Vieron el proyecto como una manera de ayudar a su colegio y, a partir de ahí, crear una conciencia. La idea era tratar de que toda la escuela tirara los papeles en tachos de basura”.

Por último, destacaron que “los chicos también aprendieron a trabajar en grupo (de 3 ó 4), ya que lo hacían sólo con el compañerito del banco de al lado. Esto les sirve no sólo para este curso de medioambiente. Entendieron que cada uno tiene algo bueno en lo que se destaca, y que no sólo tienen que trabajar algunos nenes que sobresalen del resto”.

3.jpg

Los chicos recibieron sus diplomas (hechos en papel reciclado) y unos lápices de madera reforestada.

4.jpg

Carlos y Mariana les dieron siete clases sobre diferentes temas referidos al medioambiente.

+datos ORGANIZADORES

Zurich Financial Services Group (Zurich) es un proveedor de servicios financieros especializado en el área de los seguros, que cuenta con filiales en diferentes partes del mundo. Junior Achievement es una fundación educativa internacional cuya misión es generar en los jóvenes el espíritu emprendedor que les permita alcanzar sus metas, en un marco de responsabilidad y libertad.



Otras noticias de esta sección
Tras un impasse de cinco años, en los altos de la Estación Belgrano se realiza Casafé, la 11ª edición de la Muestra de Diseño Interior a beneficio de la Fundación Hogar de la Esperanza.
Perú se muestra al mundo como la meca de un imperio que supo dominar una vasta extensión territorial que abarcaba los países del oeste en el centro sur de Latinoamérica. Orgulloso muestra el país andino los restos que cuentan hoy una historia que, generosa, se brinda al turista a 2.438 metros sobre el nivel del mar.
Gabriel Francisco de Lassaga y Gamboa -llamado indiano por sus compatriotas- llegó desde España para radicarse en nuestra provincia hace 250 años. Este militar dejó una numerosa descendencia.
Para los corondinos sigue siendo la “Cárcel Modelo” aunque actualmente su nombre sea Instituto Correccional Modelo U l Dr. Tabares. Porque aquella vieja denominación con la que se hacía referencia a esta institución de la provincia de Santa Fe, creada en 1933, se fue transmitiendo de padres a hijos y así se la sigue identificando.
Los alcauciles comenzaron a aparecer en las verdulerías hace un tiempo, pero los precios bajan hacia noviembre, por lo que es el momento ideal para consumirlos. Nuestra chef nos trae opciones para potenciar todo su sabor.
Enriquecidos con vitaminas y en distintos tonos para lograr una apariencia lo más natural posible, los autobronceantes son un buen recurso cuando no hay tiempo para tomar sol o se quieren evitar riesgos.
Ranking de noticias
tapa
Edición impresa
Viernes 05 de noviembre de 2010
Ver tapa en pdf
Ver edición completa
Todo el diario

TODOS LOS DÍAS.
• El Litoral
• Deportes
• Espectáculos
MIÉRCOLES
Motores y tendencias
SÁBADOS
CampoLitoral
Nosotros
DOMINGOS
Clasificados
Seguinos
SEGUINOS EN TWITTER