Edición del Miércoles 08 de junio de 2011

Edición completa del día

“La situación social actúa como elemento disciplinador de las relaciones laborales” - Economía

Julio Armando Grisolía

“La situación social actúa como elemento disciplinador de las relaciones laborales”

1_LC.jpg

El invitado (centro) estuvo acompañado por el camarista santafesino, Julio Gabriel Dallo (izquierda); y por el presidente de ADE, Benito Correnti (derecha)

Foto: Luis Cetraro

El juez nacional del Trabajo estuvo en Santa Fe para dictar una conferencia magistral en el marco de la diplomatura de la especialidad organizada por ADE. Además, se refirió a la situación actual y dijo que “el trabajador argentino tiene una protección real de las normas”.

 

Juliano Salierno

jsalierno@ellitoral.com

“Explicar si el trabajador está realmente protegido por la legislación y la jurisprudencia, y si las indemnizaciones son altas o no lo son”, fue en términos prácticos, el tópico por el cual el juez nacional del Trabajo, Julio Armando Grisolía, visitó Santa Fe la semana pasada, en el marco de la apertura de la Diplomatura en Instituciones Profundizadas del Derecho Individual del Trabajo.

La Asociación de Dirigentes de Empresas (ADE) y la Asociación de Relaciones del Trabajo de la República Argentina (Artra) presentaron el viernes 3 de junio la conferencia magistral “El principio protectorio frente a los sistemas de indemnizaciones laborales”, que estuvo a cargo del Dr. Grisolía.

A propósito de su estadía en la ciudad, el magistrado presentó sus cartas: “Venimos a abrir un curso de postgrado con ADE y Artra y la Universidad Nacional de 3º de Febrero”. Grisolía destacó la participación como coordinador de la actividad pedagógica del Dr. Julio Gabriel Dallo, camarista del fuero Laboral de la provincial y detalló que el “curso de capacitación y formación profesional de Derecho Individual del Trabajo, no sólo está dirigido a abogados sino a contadores y licenciados en administración de empresas”.

—¿Cómo traduce al lenguaje coloquial el tema de la conferencia?

—“El principio protectorio frente a los sistemas de indemnizaciones laborales” trata de explicar si el trabajador está realmente protegido por la legislación y la jurisprudencia; si las indemnizaciones son altas o no lo son; y si cubren los daños y perjuicios que produce el despido.

—¿En sus 28 años dentro del Poder Judicial cómo ve la realidad nacional del trabajador argentino?

—El trabajador argentino tiene una protección real de las normas laborales. Está muy protegido pero hay algo que hace que no lo esté tanto que es la situación social, mucho mejor que en el 2002 y 2003, pero que hablamos de desocupación, subocupación, trabajo no registrado, que por más normas que haya existe una flexibilización de las normas laborales de hecho. O sea, que la situación social actúa en la práctica como un elemento disciplinador de las relaciones laborales. Hay un juego armónico entre normas laborales protectorias, una situación social que es mejor que antes pero no definitivamente tan buena y a su vez demoras en los tribunales para dar respuesta a los reclamos de los trabajadores.

—¿Cómo está Santa Fe en relación al resto de las provincias en materia de justicia laboral?

—Santa Fe tiene jueces de gran capacidad. No hay demoras que sean diferentes al resto del país. En realidad el problema nacional es que se ha incrementado la litigiosidad. En Capital Federal, por ejemplo, se ha duplicado el ingreso de causas en los últimos cinco años, cuando en realidad el poder judicial se mantiene exactamente igual en cuanto a infraestructura lo cual hace que los jueces y los empleados judiciales tengan que trabajar mucho más para dictar sentencias en tiempos breves. Porque en realidad cuando la justicia demora es una denegativa de justicia, porque el crédito laboral es un crédito alimentario. El trabajador que inicia la demanda es un trabajador accidentado o despedido, entonces necesita imperiosamente juntarse con el dinero que le están debiendo.

—¿Cuáles son los reclamos más frecuentes?

—En realidad lo que más se reclaman son los despidos, no hay tantos reclamos de diferencias salariales, -cuando se mantiene el vínculo laboral pero se paga mal la bonificación por antigüedad o las horas extras-. Esto forma parte de la situación social, el trabajador no se anima a iniciarle juicio por diferencias salariales a la empresa mientras trabaja porque teme el despido. Lo que sucede es que cuando se presenta la demanda por despido también se reclama esa diferencias salariales de los dos últimos años de la prescripción.

Ley deficiente

A propósito de los reclamos más frecuentes, Grisolía ahondó diciendo que “la base sigue siendo los despidos y ahora se ha incrementado considerablemente el inicio de accidentes de trabajo. Y la ley de riesgos de trabajos que ha sido muy mala para los trabajadores ahora es muy mala para las empresas. Es decir, cuando originalmente el perjudicado era el trabajador, porque las indemnizaciones eran exiguas, luego la Corte nacional dicta su fallo de 2004 que obliga a las ART a pagar hasta el punto establecido por ley, pero la responsabilidad civil la pagan las empresas”.

“Lo curioso es que las empresas están tomando un seguro para no pagar eso. El problema es una ley que dio indemnizaciones muy bajas. Cosa importante va a ser que se corrija definitivamente y que se dicte una ley de trabajo que también proteja a las empresas y siga protegiendo a los trabajadores. Ahora se han aumentado considerablemente las indemnizaciones a través de un decreto que es el Nº 1.694 de 2009 ha mejorado bastante el tema indemnizatorio pero de todos modos ese es un problema serio”.

Mirada local

El coordinador de la actividad pedagógica organizada por ADE, y vocal de la Sala I de la Cámara de Apelación en lo Laboral, Julio Gabriel Dallo, brindó su punto de vista sobre el aumento de la litigiosidad y las demoras que esto trae aparejado en los tribunales santafesinos.

Se trata de “una inquietud permanente”, dijo. “El Poder Judicial está tratando de hacer los esfuerzos necesarios para salir adelante, pero la litigiosidad no ha decrecido sino que ha aumentado, entonces eso trae la necesidad de más juzgados y de mayor inversión”.

No obstante las numerosas falencias Dallo destacó que “el Poder Judicial de Santa Fe realmente es un ejemplo en cuanto al esfuerzo cotidiano y puedo decir con orgullo que integro un poder judicial decente”.

“La ley de riesgos de trabajos que ha sido muy mala para los trabajadores ahora es muy mala para las empresas”.

Julio A. Grisolía,

juez nacional del Trabajo

Expectativas de ADE

El presidente de la Asociación de Empresas, el Dr. Benito Correnti destacó la importancia de la presencia del juez nacional del Trabajo, Julio A. Grisolía, en la ciudad de Santa Fe que sin dudas “prestigia a nuestra institución”. “Es un jurista de gran jerarquía, en Derecho del Trabajo, una autoridad”, sostuvo.

Correnti agradeció además al juez Julio Dallo “que ha sido el promotor para que se lograra este vínculo con la Universidad Nacional de 3 de Febrero y Artra, para que se brinde a Santa Fe una formación de esta jerarquía”.

Finalmente, el titular de la Asociación de Empresas reconoció la participación de “un cuerpo de docentes prestigiosos”, que “para ADE es cumplir con el cometido que tenemos que es formar recursos humanos para Santa Fe y la región en este caso particularizado en el Derecho del Trabajo”.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Miércoles 08 de junio de 2011
tapa
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Más noticias de Economía

Recomendadas

Evalúan un nuevo índice para alquileres -  -
Economía
La oficina del FMI en Argentina estará en el BCRA y la dirigirá un jamaiquino - El FMI pone a Trevor Alleyne a controlar, y seguramente opinar, sobre las decisiones del gobierno en la marcha de la economía. -
Economía
Cuando Colón y River se "mataban" a goles - Marcelo Saralegui marca uno de los tres goles de su cosecha, en el 5 a 1 inolvidable para el equipo que dirigía Francisco Ferraro. Una actuación descollante de Colón aquella tarde en el Brigadier López. -
 La llave del candado defensivo de Unión - Yeimar a pura acción, tratando de imponer su vigor físico, algo que casi siempre consigue. Unión adquirió el 80 por ciento de su pase y firmó un contrato hasta el 2021. -