Edición del Viernes 09 de marzo de 2012

Edición completa del día

Un asalto y un crimen callejero - Sucesos | Policiales Sucesos

Esta mañana

Un asalto y un crimen callejero

1.jpg

El ahora fallecido, cuando era menor de edad, fue detenido e imputado por el asesinato del hijo del dirigente gremial Alberto Maguid.

Foto: Amancio Alem

La víctima fatal tenía 29 años. Recibió un impacto de bala que le interesó el corazón.

 

Redacción de El Litoral

sucesos@ellitoral.com

Esta mañana, cerca de las 6, un joven de 23 años circulaba a bordo de su motocicleta por las calles de barrio Alfonso. El muchacho tenía como destino la ciudad de Santo Tomé, hacia donde se dirigía para comenzar una nueva jornada de trabajo.

De repente el viaje se cortó abruptamente en Juan Díaz de Solís unos metros antes de llegar al cruce con Mosconi. En dicho sector varios sujetos le salieron al cruce e interrumpieron su marcha.

Munidos de armas de fuego y bajo amenazas de muerte el trabajador fue despojado de su rodado y obligado a retirarse del lugar de a pie.

Pero fue entonces cuando la secuencia tuvo un giro inesperado.

En momentos que el muchacho tomaba distancia del lugar escuchó el estampido de un disparo de arma de fuego.

Como acto reflejo el joven atinó a arrojarse al suelo. Y ya estando en dicha posición observó que varios hombres pasaron corriendo a su lado, lo que le permitió deducir que el balazo no había sido para él.

Al cabo de algunos segundos se incorporó y vio que en el piso yacía un hombre el que presentaba un impacto de arma de fuego, a la altura del hombro izquierdo. El herido dejó de existir poco después.

Hasta el lugar llegaron autoridades policiales y peritos de la Unidad Regional I, quienes identificaron al baleado como Marco Antonio Mendoza, de 29 años.

Consultados al respecto voceros policiales indicaron que Mendoza habría asaltado junto a otros dos delincuentes a un joven de 23 años que circulaba en una moto hacia su trabajo.

Luego de despojarlo de la moto y una mochila cargada de pertenencias, los delincuentes se habrían disputado el botín y en esas circunstancias, uno de ellos le disparó al otro y lo mató.

Acto seguido, el delincuente testigo y el asesino de su compinche escaparon del lugar, donde quedó la víctima del asalto -también testigo del asesinato- y el muerto.

Al llegar la policía a la escena del crimen se encontró con la víctima del asalto, quien le describió lo ocurrido. La persona asesinada tenía un disparo de arma de fuego en su hombro izquierdo, que le llegó al corazón.

La policía no logró capturar al asesino y al ladrón, que continúan prófugos.

De Mendoza se supo que se afincaba no muy lejos del lugar donde perdió la vida y que contaba con abultados antecedentes en materia policial.

En su penoso historial figura como dato saliente que fue uno de los detenidos por el asesinato del hijo del dirigente gremial Alberto Maguid, hecho ocurrido en febrero de 1999.

Aquella madrugada Luis Maguid, de 36 años, fue ejecutado con una perdigonada de escopeta recortada sobre la avenida Mosconi al 1800 dentro de su automóvil Ford Escort modelo Cabriolet.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Viernes 09 de marzo de 2012
tapa
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Más Noticias de Sucesos

Recomendadas

En silencio, Esperanza volvió a marchar por Agustina -  -
Sucesos
Inseguridad y narcotráfico a la cabeza  de los problemas de los santafesinos  -  -
Política
Para el ruralismo santafesino no hay política de estado en materia hídrica -  -
Cedieron las defensas y se complica la situación en Villa Minetti -  -