Santa Fe | Viernes 31 de octubre de 2014 | 01:51 hs
Nublado ParcialT: 22° ST: 23° H: 74% - Clima extendido

Nosotros
Edición del Sábado 16 de noviembre de 2013

Nosotros / Lactancia feliz, mamás y bebés sanos

Lactancia feliz, mamás y bebés sanos

Lactancia feliz,  mamás y  bebés sanos
 

Una médica pediatra de Vicente López fue invitada por el hospital Iturraspe para brindar un seminario sobre el rol de los centros de salud para asistir e informar a mamás y sus niños en embarazo, parto y lactancia. Propuso que Santa Fe se integre a los jardines maternales que promueven la lactancia natural, idea que ya maneja la municipalidad.

TEXTOS. MARIANA RIVERA. FOTOS. GUILLERMO DI SALVATORE.

Agustín succionaba feliz el pecho de su mamá mientras ella escuchaba atenta una charla. Con apenas 19 días de vida, su mamá -Florencia Fontana, pediatra- no dudó en llevarlo a una actividad que se realizaba en el Centro Perinatológico que, precisamente, hablaba de la importancia de la lactancia materna, del apego y del vínculo entre el bebé y su mamá.

Agustín es el segundo hijo de Florencia, quien -además de trabajar en el samco de Santo Tomé, en su consultorio y en la Facultad de Medicina- es la secretaria del Comité de Lactancia de la Sociedad Argentina de Pediatría filial Santa Fe. “La propia experiencia es lo más importante para poder transmitirles a las mamás que se puede trabajar y dar de mamar”, justificó la médica quien todavía se encontraba de licencia pero no por ese motivo desaprovechaba la charla que ofrecía la Dra. Vera May.

May es también médica pediatra y trabaja en Vicente López, provincia de Buenos Aires, coordinando el Programa de Salud Municipal, y en la maternidad pública haciendo consultorio y capacitación en lactancia, pero también asesora a los jardines maternales desde la Secretaría de Educación. Invitada por el Comité de Lactancia Materna del hospital Iturraspe, ofreció un seminario sobre los cambios que pueden producir los equipos de los centros de salud y hospitales para llevar adelante una correcta atención perinatal, en especial informando sobre los derechos de las mujeres sobre embarazo, parto y lactancia.

En diálogo con Nosotros, la Dra. May advirtió que “proponemos que este seminario al que me invitó el Comité de Lactancia Materna del Iturraspe venga a favor de un cambio en la atención perinatal, en la atención desde los centros de salud donde se debe informar a la familia sobre cómo tener un embarazo, un parto y control del niño mejor, de manera que esté emponderada, sabiendo qué quiere, qué buscar, qué pedir”.

Y agregó: “Esto va acompañado por una lactancia natural, exclusiva hasta los 6 meses: sólo pecho, sin agua, sin té, sin otras leches que no son necesarias, que debieran ir para niños enfermos, con problemas o para aquellos cuyas madres -por una causa muy grave- no los puedan amamantar. Estamos promoviendo que, cuando las mamás trabajan 6 horas u 8 fuera de su casa, el bebé en el jardín maternal reciba leche extraída de su madre, porque lo protege más y porque va a ser un bebé que se enferme muchísimo menos”.

En este sentido, precisó que “esto es un proyecto que todavía no está apadrinado por ningún organismo internacional. Empezó en Vicente López, con la Lic María Antonia Bonet Coll, directora del Jardín Maternal Nº 2 de la Municipalidad de Vicente López. Se llama Iniciativa Jardín Maternal Amigo de la Madre y el Niño. Las maestras jardineras reciben capacitación para saber sostener la lactancia. No hay dualidad ni competencia entre jardín y la madre, y reciben al bebé, sus pañales, sus chiches, y sus frasquitos de leche. Los bebés se enferman menos y hay 50% menos de ausentismo materno por enfermedad del bebé. Es un logro a nivel de ausentismo pero, sobre todo, de salud integral del bebé. A las maestras les encanta trabajar en este sentido. En Vicente López tenemos una red de 16 jardines maternales y muchos trabajan fuertemente con esto; también en Neuquén y en Salta, y espero que se sume Santa Fe”.

Cabe aclarar que el 24 de septiembre pasado se realizó la primera jornada de capacitación en lactancia materna para el personal de los jardines maternales municipales. Tuvo lugar en el Jardín Barranquitas Sur, convocada por la Municipalidad santafesina, y contó con la participación del Comité de Lactancia Materna de la SAP Santa Fe.

COMPROMISO

COLECTIVO

Por otra parte, la Dra. Vera May se refirió al rol que tienen los centros de salud para el bienestar físico y psicológico de la familia. “El centro ‘Amigo de la Madre y el Niño’ es el eslabón intermedio, donde la madre viene con información desde el embarazo, va para el parto al hospital, y vuelve al centro de salud donde hace atender a los otros niños, la abuela, el marido, y ella se sostiene. La idea es atender a la madre en forma integral pero informarle de sus derechos para el parto y continuar con acciones pro-lactancia. No es difícil pero requiere de todo un equipo comprometido”, explicó.

Y continuó: “Es un compromiso que vamos a trabajar con el personal de salud del Alassia y el Iturraspe y sus centros, y que tiene que ver con una autoevaluación. Cada centro de salud tendrá que evaluar cómo trabaja, capacitará a su equipo, redactará una política explícita de apoyo a la lactancia, y trabajará en esto. La idea es que salga la mayor cantidad posible de bebés amamantados y subir las cifras de lactancia”.

En este punto, advirtió una cuestión clave dentro de cada familia: “Si no ayudamos a las mujeres, de nuevo las dejamos solas con este tema, se quiebran de tanto trabajo: necesitan de un varón que ayude, de una abuela que no trabaje que sostenga, de los hijos más grandes, que laven, limpien, cocinen, compren, que acompañen a sus hermanitos al colegio, de manera que ella pueda relajarse y recuperarse del parto. En África, donde hay un bebé atrás del otro, en algunas poblaciones la mujer envejece dos a tres años con cada embarazo”.

Y agregó: “Por eso, es una cuestión de cuidar a nuestras mujeres pero también a la mujer del equipo de salud. Cuando hace guardia nadie contempla la lactancia y no tiene legislación laboral, no tiene para sacarse leche, sufre la separación de su bebé; incluso, tal vez debería -por un tiempo- rotar a otra parte del hospital. Habrá que pensarlo. Es un desafío, porque a la que le va mal con la lactancia, en su vida profesional no puede ayudar. Así que, inconscientemente, acá hay una barrera. Tenemos que trabajar para que todas las mujeres y los varones en sus casas tengan buenas experiencia de maternidad, parto y lactancia”.

SE PUEDE SI HAY VOLUNTAD

“A mi otro nene lo tuve siendo residente de Pediatría, trabajábamos muchas horas. No tenía guardias y me sacaba leche. A la guardia volví cuando mi hijo tenía tres meses. Pero tenía a mi familia apoyando, que es lo más importante. Se puede hacer ambas cosas bien, hay que hacer una rutina y, si uno tiene voluntad, se puede”, aseguró la Dra. Fontana, mamá de Agustín, de 19 días.

“Trabajo en el medio hospitalario y en el privado. En este último uno maneja la cantidad de horas y va a ser mi primera experiencia porque antes era residente. Cuando empiece a trabajar pienso tenerlo cerca de mi consultorio para ir a darle el pecho o me voy a sacar leche. En los dos ambientes, las mamás manifiestan su preocupación por su vuelta al trabajo y empieza esa ansiedad de darle otra leche. Pero te podés sacar, te alcanza, el bebito te espera; hay que estar tranquila, principalmente, y confiar en que el bebé está bien con la persona que quedó para cuidarlo, que le puede dar tu leche. Les transmito a las mamás que se pueden hacer ambas cosas”, dijo.

Y aclaró que “la dificultad más grande es poder transmitir que la leche se puede dar en vaso, antes que usar la tetina. Al cuidador, que generalmente es de otra época, le cuesta aceptar que el bebito toma mejor y es más fisiológico hacerlo con un vaso que con una mamadera, que es más sucia y trae más problemas al paladar”.

Y la pediatra concluyó: “Hay que tener confianza en una, que se puede hacer, y pedir ayuda a la gente que está en el tema y sabe, que no le va a boicotear las ganas de seguir amamantando y salir adelante. Pero hay mucha presión social, cuestiones incorporadas en la gente que hacen que la mamá -en un estado de mucha vulnerabilidad en ese tiempo- haga que se confunda, que le dé miedo, inseguridad. El lema de este año de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, del 1º al 7 de agosto pasado fue ‘apoyo a las madres que amamantan, ¡cercano, contínuo y oportuno!’. Nuestra misión desde el Comité de Lactancia es poder colaborar con ellas y por eso pueden contactarse con nosotros para pedir asesoramiento y acompañamiento”.

“La fórmula es un remedio”

La Dra. Vera May hizo una reseña de cómo la investigación científica permitió cambiar algunos conceptos respecto a los beneficios de la lactancia materna y aclaró en qué situaciones sólo se debe suministrar leche de fórmula a los bebés.

“Los cambios en el amamantamiento fueron paulatinos, desde los años 40 y 50 hasta la década del 80, cuando se dieron cuenta de que junto con la lactancia artificial venía la enfermedad infantil, la infección, la desnutrición, la reinternación de bebitos y la muerte.

Se vio que con lactancia exclusiva y lactancia continuada hasta más allá de los 2 años el bebé gana en salud, en interacciones, en madurez y, realmente, es otro bebé. Por eso, es muy bueno que exista la fórmula pero se debe dar sólo bajo receta, en vez del alimento que la madre no puede brindar; es un remedio”, enfatizó.

Y planteó que “la pregunta es qué hacemos con la madre: la informamos, la ayudamos, la sostenemos, la revisamos para que esté sana en forma integral y que pueda hacer menos tareas en su casa. Amamantar es una tarea que requiere muchas calorías y mucho tiempo, no es gratis. Esta madre necesita ayuda en su casa: quien cocine, lave y planche, para que ella se dedique al bebé y, más adelante, pueda trabajar y dedicarse al bebé. Esto es un cambio en la cabeza de la familia y tiene que empezar por ayudar su compañero y toda la familia”.

Por último, dejó un mensaje para el equipo de salud y las familias respecto a este tema. “A los primeros, que trabajen para que la gente se informe y no se guíe por la propaganda.

La publicidad intenta vender y el equipo de salud quiere que la familia esté sana. En tanto, la gente debe pedir lo que necesita, que no se inhiba. Los equipos también deben reflexionar sobre sus prácticas y cambiarlas porque es posible. Deben dejar atrás las prácticas de alarma y de rescate para situaciones de peligro de vida y de amenaza de las mamás y sus bebés y pasar a situaciones de normalidad para tener un parto normal. Actualmente, para lo normal y lo no normal se están dando acciones de salvataje y no hacen falta en el 90% de los casos”.

IMG_0469.JPG

Florencia Fontana, médica pediatra de licencia por maternidad, escuchó atenta la charla con Agustín, su segundo hijo, de 19 días.

IMG_0483.JPG

La Dra. Vera May advirtió que “amamantar es una tarea que requiere muchas calorías y mucho tiempo de la madre. Por eso necesita ayuda en su casa y, más adelante, pueda trabajar y dedicarse al bebé”.

Lactancia feliz,  mamás y  bebés sanos

Las responsabilidades del jardín amigo

La Iniciativa de Jardín Maternal Amigo de la Madre y el Niño surge como una propuesta en defensa del derecho a amamantar de la madre y el niño y, junto a Hospitales y Centros de Salud Amigos, para contribuir a que se respete este derecho, explicó la Dra. Vera May.

Los jardines maternales -agregó- atienden bebés a partir de los 45 días, fecha que, en general, coincide con la reincorporación de la mamá al trabajo. Por esta razón es que al jardín maternal le cabe la gran responsabilidad de optimizar todos sus recursos para apoyar, respetar y preservar la lactancia materna exclusiva. Es a partir de estas premisas que, tomando como referencia los Diez Pasos hacia una Feliz Lactancia Natural (OMS/Unicef 1989 ) del Hospital Amigo de la Madre y el Niño se elaboraron los Diez Pasos para ser Jardín Maternal Amigo de la Madre y el Niño:

1- Expresar explícitamente en su proyecto institucional el apoyo y promoción de la Lactancia Materna Exclusiva (LME) y poner en conocimiento en forma sistemática a todo el personal del jardín y a los padres.

2- Capacitar periódicamente a todo el personal del jardín maternal en la recepción, almacenamiento, manipulación y administración de la leche materna, así como también en el fomento, apoyo y sostén de la LME.

3- Informar sobre los beneficios de la lactancia materna a las familias, mujeres embarazadas y a las mamás de la comunidad y la forma de no interrumpir la lactancia al tener que ingresar a su bebé al jardín maternal.

4- Asesorar y brindar información adecuada sobre las técnicas de extracción y conservación de su leche a las mamás y sobre todas aquellas dificultades que pudieran surgir en relación a la lactancia materna.

5- Facilitar a las madres un espacio físico agradable para que puedan amamantar (sala o espacio de amamantamiento) y un clima acogedor a sus bebés antes de dejarlos y al venir a buscarlos.

6- Promover la LME no dando a bebés menores de 6 meses ningún otro alimento a menos que esté médicamente indicado. Utilizar métodos alternativos para la alimentación con líquidos para evitar confusión de pezones en el bebé.

7- Realizar actividades con la comunidad de promoción de la lactancia materna, difundiendo el valor integral de la misma, desde el aspecto vincular, inmunológico, nutricional, ecológico y económico. Trabajar en Red con instituciones de salud del área, manteniendo una conducta coherente entre las instituciones y aportando soluciones a la problemática específica de las madres que trabajan y la alimentación de sus hijos.

8- Respetar y difundir el Código de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna en todos sus aspectos. No exhibir ni utilizar artículos de promoción de sucedáneos de la leche materna; no aceptar regalos, donaciones ni permitir contacto directo con el personal ni con madres por parte de las empresas fabricantes y distribuidoras de sucedáneos de la leche materna.

9- Fomentar el establecimiento de grupos de apoyo a la lactancia materna procurando que las mamás, en su interacción se brinden apoyo mutuo con la ayuda y asesoramiento del personal del jardín maternal, e informando a las madres y sus familias la necesidad de apoyo afectivo y ayuda concreta en sus otras tareas familiares, ya que amamantar y trabajar demandan un gran gasto de energía por parte de la madre.

10- Respetar y defender el derecho de amamantar y ser amamantado de la madre y el niño respectivamente, con la disposición, compromiso y contención emocional que esta premisa requiere por parte de las personas a cargo de los bebés.

+info

- Comité de Lactancia Materna del hospital Iturraspe: teléfono 457-5701 (Neonatología).

- Comité de Lactancia de la Sociedad Argentina de Pediatría filial Santa Fe: teléfono 459-2405; e-mail: comitelactanciasap@hotmail.com; en Internet: www.pediatriasantafe.com.ar.

- Comité de Lactancia Materna del Hospital de Niños Dr. Orlando Alassia: teléfono 450-5900; en Internet: www.hospitaldeniñossf.gov.ar.

- Jardines Amigos de la Lactancia Materna: en Facebook: Jardines Amigos de la Lactancia Materna.

 



Otras noticias de esta sección
Las partes de un todo
Joven por trayectoria y por integración, la Orquesta del Liceo Municipal Antonio Fuentes de Arco lleva tres años difundiendo su trabajo en distintos ámbitos de la ciudad y del interior. El viernes 22 volverá a celebrar la música con un concierto.
José Darío Innella
P3PERFIL.JPG
El talentoso regisseur mendocino está dirigiendo la zarzuela “Luisa Fernanda” en nuestra ciudad. Con esta valiosa producción del Gobierno de la Ciudad como excusa, José Darío Innella nos invita a entrar a su poético y metódico universo de pasiones, obsesiones y conocimiento.
Ranking de noticias
tapa
Edición impresa
Sábado 16 de noviembre de 2013
Ver tapa en pdf
Ver edición completa
Todo el diario

TODOS LOS DÍAS.
• El Litoral
• Deportes
• Espectáculos
MIÉRCOLES
Motores y tendencias
SÁBADOS
CampoLitoral
Nosotros
DOMINGOS
Clasificados
Seguinos
SEGUINOS EN TWITTER