Edición del Miércoles 24 de setiembre de 2014

Edición completa del día

Se presentó The Beats y fue “local” en Santa Fe

“Emblemáticos”, nunca tan bien puesto un título

La mejor banda beatle del mundo presenta un trabajo muy bien cuidado y desarrollado sobre los cuatro genios de Liverpool, justo a 50 años de la primera de las tres giras para conquistar América.

“Emblemáticos”, nunca tan bien puesto un título

La banda ofreció un espectáculo de alta jerarquía artística. Foto:Archivo El Litoral

 

Enrique Cruz (h)

Nunca un mote, el de “emblemáticos” con el que se titula el show de The Beats, viene tan como anillo al dedo. Es que hace 50 años, Los Beatles llevaban a cabo la primera gira por los Estados Unidos. Fue en 1964, con actuaciones memorables. Una de ellas se realizó en el Hollywood Bowl de Los Ángeles y sirvieron, algunas de las canciones grabadas en aquellos conciertos, a la confección de un producto en vivo que los ingenieros de sonido del grupo se encargaron, muchos años después, de trabajar para generar un audio medianamente presentable teniendo en cuenta el furor y el griterío histérico de sus seguidores.

Otro de los shows memorables en aquel año fue cuando se presentaron en el Shea Stadium de Nueva York. Algunos hablaron de 50.000 personas, otros de 60.000 y el propio George Harrison, con una sonrisa pícara y cómplice, no quiso ser menos que nadie y dijo: “¡Fueron 70.000!”. Esto era algo impensado para esos tiempos en los cuales no eran frecuentes los recitales en los estadios y tampoco ayudaban los elementos técnicos de que se disponían. Los Beatles tocaron en el Shea Stadium con los altavoces conectados a sus equipos. Conclusión: todo parecía distorsionado e inaudible, pero mucho no importaba. La cuestión, como ellos mismos dijeron, era “verlos”.

Volviendo a The Beats, nombrada en 1996 como la mejor banda beatle del mundo, recrearon nuevamente los momentos más emblemáticos de la carrera de los cuatro de Liverpool y arrancaron con aquellos temas que John, Paul, George y Ringo no tocaron en vivo pero que se transformaron en grandes éxitos, entre 1967 y 1970.

Así fueron pasando algunos clásicos que fueron, son y serán grandes “himnos” de la carrera de los Beatles, como “Let it be”, “Hey Jude” o “Come together”, entre otros. Acorde con los tiempos que se viven, The Beats se encargaron prolijamente de buscar los muchos temas de los Beatles en los que se menciona a la “paz”, con aquel inolvidable y siempre vigente “all you need is love” a la cabeza, generándose un clima muy emotivo que se vio ayudado y fomentado por videos.

Quien esto escribe ha visto en varias ocasiones a The Beats. Y casi siempre, sus conciertos arrancaron con la primera época de los Beatles, buscando aquellos grandes temas que dieron lugar a la llamada beatlemanía que arrancó en 1963 y se prolongó por muchos años, perdiendo vigor a partir de aquel recital en Candlestick Park, allá por agosto o septiembre de 1966, que fue el último show en vivo de Los Beatles. Esta vez, el final fue a toda orquesta. O mejor dicho, a toda beatlemanía, con la interpretación de temas memorables y vigentes, como “She loves you”, “I want a hold your hand” o el inolvidable “All my loving”, que Paul Mc Cartney se encarga de recrear en los conciertos que aún hoy, con casi 72 años, el mundo beatle espera, casi, casi, con las mismas ganas de aquellos tiempos.

Los picos de emoción se multiplicaron, sobre todo cuando desde los videos llegaba la voz clara, pausada y firme de Juan Alberto Badía, un fana de Los Beatles que se encargó de presentarlos no sólo en sus programas, sino en varios lugares del mundo. O recordar aquel momento en el que tuvieron la dicha de grabar en Abbey Road, en el mismo estudio que décadas antes lo habían hecho los cuatro genios ingleses o de haber tocado con Pete Best, el primer baterista que tuvo el grupo y que fue reemplazado por Ringo Starr justamente en el momento en que la carrera de Los Beatles empezaba a tomar forma.

Patricio Pérez es George Harrison; Diego Pérez parece un verdadero clon de John Lennon en todo; Eloy Fernández hace de Paul Mc Cartney, también con un parecido físico, de movimientos y de voz increíbles; Martín Alvarez Pizzo como Ringo Starr y Esteban Zanardi, el pianista tecladista, son The Beats. Y se sienten locales en Santa Fe. Lo dijo el propio Patricio Pérez, cuando pidió el acompañamiento del público y tuvo el eco esperado. “¡Qué lindos que son los santafesinos!”, señaló abiertamente. Y no está errado. The Beats, y permítame el término futbolero que voy a emplear, “son locales en Santa Fe”. No lo dude.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Miércoles 24 de setiembre de 2014
tapa
Ir Ediciones ANteriores
Todo el diario

TODOS LOS DÍAS.
• El Litoral
• Deportes
• Espectáculos
MIÉRCOLES
Motores y tendencias
SÁBADOS
CampoLitoral
Nosotros
DOMINGOS
Clasificados

Otras Noticias de Escenarios & Sociedad
    Lo más visto en
Ahora En Portada