Edición del Miércoles 21 de setiembre de 2016

Edición completa del día

Estaba borracho y cruzó un semáforo en rojo

Camionero que mató a policía y a su hijo quedó preso por “homicidio simple con dolo eventual”

Télam

El camionero con antecedentes penales que el domingo conducía alcoholizado y fuera de control, cruzó en rojo un semáforo, embistió a un automóvil y mató a un policía y su hijo en el barrio porteño de Villa Real, se negó a declarar ante la jueza y quedó preso por doble homicidio simple con dolo eventual, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Juan José Asmundo (34), quien ayer fue trasladado al Palacio de Tribunales para su indagatoria en el Juzgado de Instrucción 41, que subroga la jueza Yamile Susana Bernán.

Ante la magistrada y asistido por su defensa particular, Asmundo -quien cumplió condena en una causa en la que en 2002 un joyero que había sido secuestrado terminó asesinado- prefirió usar su derecho de negarse a declarar y, luego de ello, quedó preso en el Complejo Penitenciario I de Ezeiza.

Fuentes judiciales indicaron a Télam que, en la indagatoria, la jueza Bernan le notificó a Asmundo que le imputaba un “doble homicidio simple con dolo eventual” que tiene una pena de 8 a 25 años de cárcel, superior a la del “homicidio culposo agravado”, que suele usarse en los accidentes de tránsito y prevé entre 2 y 5 años de prisión.

Para la magistrada, en la causa ya hay elementos suficientes para pensar que Asmundo -a quien un test de alcoholemia al que fue sometido después del hecho le dio como resultado 0,64 gramos de alcohol por litro de sangre-, debió haberse representado la posibilidad de que al beber alcohol y salir a conducir a la velocidad que lo hizo podía causar la tragedia que provocó, y no hizo nada para evitarlo.

Las víctimas del hecho fueron el sargento Adolfo Antonio Carballo (41), quien era docente de la Escuela de Suboficiales de la Policía Federal Argentina (PFA), y su hijo adolescente, Thomas Ezequiel Carballo (17).

Ambos regresaban a su casa, en Villa Urquiza, desde Avellaneda, adonde habían ido a ver el partido en el que el equipo del que eran hinchas, Racing, empató 1 a 1 con Defensa y Justicia.

Según los registros de cámaras de seguridad que grabaron parte del hecho, todo ocurrió a las 22.49 del domingo en el cruce de la calles Tinogasta e Irigoyen de Villa Luro.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Miércoles 21 de setiembre de 2016
tapa
Ir Ediciones ANteriores
Todo el diario

TODOS LOS DÍAS.
• El Litoral
• Deportes
• Espectáculos
MIÉRCOLES
Motores y tendencias
SÁBADOS
CampoLitoral
Nosotros
DOMINGOS
Clasificados

Otras Noticias de Sucesos
    Lo más visto en