Edición del Lunes 17 de octubre de 2016

Edición completa del día

Decisión tomada

Una acopiadora del norte se traslada a Santiago del Estero

Gustavo Capeletti

“Es una decisión tomada irnos de Tostado y operar desde Santiago del Estero, nos da muchísima lástima porque preferimos aportar a nuestra provincia, pero esta provincia nos tiene que proteger y no lo hace”, anunció, tajante, Norberto Niclis, presidente de la Unión Agrícola de Avellaneda.

La cooperativa más grande del país, con 2.400 asociados, más de 700 empleados, puntos de acopio en 16 puntos clave del norte argentino y hasta puerto propio, atraviesa un momento extremadamente delicado en su planta de Tostado, bloqueada por enésima vez por transportistas locales, este caso desde del viernes 30 de septiembre pasado.

La actividad de acopio está paralizada por el reclamo de los transportistas al que Niclis calificó de “inentendible”. El titular de la entidad expuso que el conflicto “tiene que ver con un acoso del Centro de Camioneros de Tostado que comenzó el año pasado, y que recrudeció en febrero cuando tuvimos un mes entero la planta de Tostado clausurada, y la Justicia santafesina no actuó nunca ante semejante delito, pidiendo tarifas excesivas que no están en el mercado de esa zona”.

El dirigente describió que son tres las multinacionales instaladas en Bandera (Santiago del Estero) que están pagando tarifas de flete menores a las que paga la cooperativa en Tostado siendo que están 70 kilómetros más lejos de Rosario, pero “sin embargo nos cortan a nosotros”.

Niclis evidenció el malestar reinante en la entidad que conduce porque el acceso a la planta de silos está cortado, sin previo aviso, sin haber pedido nada, en forma unilateral, y “con la exigencia de que toda la cosecha almacenada (unas 15 mil toneladas de soja) la transporten sólo ellos”. Al mismo tiempo, denunció que esa soja se está deteriorando día a día, porque la campaña fue muy lluviosa y el almacenaje no fue el mejor; mientras, está por dar comienzo la cosecha de trigo y no hay lugar físico en la planta tostadense para su acopio. “El perjuicio que nos causan es muy grande”, lamentó.

Desde la UAA explicaron que pagan 440 pesos por tonelada fletada desde Tostado a Rosario y que los manifestantes pretenden elevar esa tarifa a 480 pesos. Para la dirigencia cooperativista, el pedido es inviable. Más, a la luz de que las multinacionales contratan fletes a tarifas de entre 390 a 430 pesos por tonelada, y desde Bandera que está más distante aún del puerto rosarino.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Lunes 17 de octubre de 2016
tapa
Ir Ediciones ANteriores
Todo el diario

TODOS LOS DÍAS.
• El Litoral
• Deportes
• Espectáculos
MIÉRCOLES
Motores y tendencias
SÁBADOS
CampoLitoral
Nosotros
DOMINGOS
Clasificados

Otras Noticias de Economía
    Lo más visto en
Ahora En Portada