Edición del Martes 18 de octubre de 2016

Edición completa del día

Empató 1 a 1 con Quilmes en el 15 de Abril

El peor Unión le sacó dos puntos al mejor Unión

El elenco rojiblanco jugó muy bien los primeros 25 minutos, hasta que llegó la igualdad del cervecero; a partir de ahí, el local se desdibujó completamente. De ese modo, dejó pasar la oportunidad de sumar tres unidades ante un flojo rival.

El peor Unión le sacó dos puntos al mejor Unión

De la “Palmera” caen goles

Leo Sánchez (“Palmera”) cabeceó con precisión el centro de Rolle y clavó la pelota lejos del alcance del arquero. Estuvo en duda hasta el mismo día del partido y metió el gol que abría el tanteador en el 15 de Abril. Después, fue uno de los que más protestó. “El árbitro quiso ser más protagonista que los jugadores”, dijo. Foto: Mauricio Garín

 

Alberto “Nene” Sánchez

asanchez@ellitoral.com

Independientemente del rival, si hacemos un ligero repaso de lo realizado por Unión en este campeonato, nos daremos cuenta de que los primeros 25 minutos del partido de anoche en el 15 de Abril, fue de lo mejor del elenco tatengue desde hace bastante tiempo. Ni en el triunfo logrado ante Lanús en La Fortaleza, el equipo rojiblanco pudo erigirse en absoluto dominador como lo hizo anoche contra el cervecero en ese lapso de tiempo.

A los seis minutos, Rolle habilitó a Gamba, quien por derecha llegó casi hasta la línea final, y desde allí exigió a Rigamonti con un remate bajo al primer palo.

A los 12 minutos llegó el gol de Unión. En el cuarto córner (sí, cuatro tiros de esquina en 12 minutos), Rolle encontró la cabeza de Leonardo Sánchez, que conectó el balón y descolocó al arquero visitante, cambiándole la trayectoria para meter el esférico como un misil cerca del vertical del lado de donde venía el centro.

A los 16 minutos, otra vez Gamba llegó hasta el fondo por la derecha del ataque, pero esta vez eligió tirar el centro atrás, que lo encontró a Acevedo solo, casi en el punto penal, con todo el arco a su disposición, pero el mediocampista central abrió su pie zurdo más de lo debido, y su toque envió la pelota afuera del marco, lejos del segundo caño.

Todo era de Unión, pelota, terreno, espacios, tiempos. Dominaba a su voluntad y el segundo tanto estaba cada vez más cerca. Pero esto es fútbol, y nada se puede afirmar hasta que las situaciones se concreten.

A los 25 minutos, una aproximación aislada de Quilmes parecía que terminaba con un remate de media distancia de Benegas, pero el balón dio en Fernando Rapallini, se elevó y cayó dentro del área local; la indecisión por rechazar hizo que cayera en los pies de Andrada, quien quiso sacarse de encima la marca de Zárate y la pelota rozó la mano del marcador.

El árbitro no dudó y marcó el punto del penal. El mismo Andrada se hizo cargo y con un remate cruzado batió a Nereo, que se lanzó hacia el otro lado.

Y hasta ahí le alcanzó la nafta a Unión. El empate de Quilmes golpeó duro en el ánimo tatengue. Porque de ahí en más ya no pudo ejercer el dominio que había tenido hasta que Rapallini decidió cobrar la pena máxima.

El buen circuito que habían creado Acevedo, Rolle y Gamba desapareció completamente, y así también las posibilidades de volver a ponerse en ventaja. Más aún, el que casi logra marcar el segundo fue Quilmes, a través de una incursión ofensiva de Orihuela por izquierda, pero gracias al buen achique de Nereo Fernández, el disparo del lateral fue interceptado por la humanidad del guardavalla rojiblanco.

El complemento tuvo muchas menos emociones que la primera etapa. Casi nada, sólo un remate de Gamba (el único que se salva de la hambruna unionista) que Rigamonti mandó al córner por arriba del travesaño, y un par de aproximaciones sin complicaciones para la valla visitante.

Desde el gol de Quilmes en el primer tiempo, y todo el segundo período, hizo recordar a lo peor de Unión en el presente certamen. Una lástima, porque la de anoche era una muy buena oportunidad para dar vuelta las dos derrotas consecutivas que traía el conjunto de Madelón.

Además, esos primeros 25 minutos habían ilusionado a todo el pueblo tatengue. Esa presión constante sobre el rival rememoraba aquel “modelo de juego” del cual hablaba “Leo” hace casi dos años.

Anoche sólo se pudo mantener durante 25 minutos. Fue el mejor Unión de este campeonato, el que le estaba dando una alegría al hincha tatengue, el que hacía pensar en que el segundo gol ya estaba por venir, que la racha se cortaba, y que como desde hacía mucho tiempo, por fin se podía disfrutar de una victoria.

Pero apareció el peor Unión. Y se quedó hasta el final. Fue más poderoso que el mejor Unión, ése que comenzó el partido pero desapareció a los 25 minutos. Por eso, el peor Unión le sacó dos puntos al mejor Unión.

 
D6-B-IMG_5606.jpg

La fórmula del festejo

Unión es un equipo que hace goles de pelota quieta. En el de ayer, el centro perfecto de Rolle fue bien capitalizado por Sánchez y desató este festejo cuando el partido recién amanecía en la avenida. Fue el mejor momento de Unión.

Foto: Mauricio Garín

síntesis

Unión 1

Quilmes 1

Unión: Nereo Fernández: Emanuel Brítez, Rolando García Guerreño, Leonardo Sánchez y Nahuel Zárate; Nelson Acevedo y Mauro Pittón; Lucas Gamba, Martín Rolle y Diego Godoy; Federico Anselmo.

D.T.: Leonardo Madelón.

Estuvieron en el banco: Matías Castro, Bruno Pittón, Guido Vadalá y Diego Villar.

Amonestados: Fernández, Sánchez, Zárate y Acevedo.

Quilmes: César Rigamonti; Matías Pérez Acuña, Diego Colotto, Matías Sarulyte y Matías Orihuela; Nicolás Da Campo, Matías Escobar, Maximiliano González y Enzo Acosta; Federico Andrada y Nicolás Benegas.

D.T.: Alfredo Grelak.

Estuvieron en el banco: Horacio Ramírez, Ismael Benegas, Gabriel Ramírez y Cristian García.

Amonestados: Orihuela, Da Campo, González y Nicolás Benegas.

Goles: en el primer tiempo, a los 12 min., Sánchez (U); a los 26 minutos, Andrada (Q) de penal.

Cambios: en el segundo tiempo, al comenzar, Agustín Sandona por Rolando García Guerreño (U); a los 19 min., Lucas Algozino por Diego Godoy (U); a los 23 min., Facundo Coria por Nicolás Benegas (Q); a los 27 min., Danilo Carando por Federico Anselmo (U); a los 44 min., Gastón Bottino por Federico Andrada (Q).

Árbitro: Fernando Rapallini.

Cancha: Unión.

D6-C-IMG_5576.jpg

Y acá le fue con todo

Rigamonti se “come” el codo y el empellón de Leo Sánchez. Después, el arquero tuvo que ser atendido. El centro fue uno de los recursos utilizados por Unión, que en realidad le viene dando resultados.

Foto: Mauricio Garín

Era muy accesible

Enrique Cruz (h)

  • Hago abstracción de lo ocurrido en el final del partido y del error del árbitro en dar pocos minutos de descuento, porque la realidad indica que a Unión le estaba costando demasiado conseguir el gol de la victoria y no terminó bien, futbolísticamente hablando.

Hacía mucho tiempo que no se veía un partido tan accesible para ganar, por lo que pasó en los primeros 25 minutos —hasta el penal—, como el de anoche. Y con Unión jugando bien y hasta muy bien en ese lapso. Intenso, vertical, con un Gamba incontrolable por derecha, con Rolle asumiendo protagonismo, Acevedo y Pittón empujando y Anselmo tratando de moverse entre los centrales. La jugada de Godoy —el centro atrás de Gamba que era medio gol del paraguayo— fue la más clara. Pero hubo otras. Y la impresión era que debía aprovecharse ese lapso del partido para marcar la diferencia en el resultado. Cosa que Unión no logró.

El penal marcó un antes y un después inexplicable. ¿Por qué se cayo tanto el equipo?, ¿por qué desaparecieron algunos de esos actores que habían sido protagonistas?, ¿fue una cuestión futbolística o pasó por lo anímico? Unión perdió dos puntos anoche, el culpable no fue Rappallini ni tampoco la falta supuesta de tiempo para marcar el segundo tanto.

Bajo la lupa

Fernández (6): En realidad no tuvo demasiadas intervenciones para destacar, sólo una excelente contención a Orihuela, a los 35 minutos del primer tiempo, para que Quilmes no se ponga 2-1 arriba.

Brítez (5): Sin problemas en la marca, ya que Quilmes no generó mucho por su lateral. No fue muy productivo cuando pasó la mitad de la cancha.

García Guerreño (5): Comenzó el partido entre algodones. Jugó el primer tiempo solamente y cumplió. Lo reemplazó Sandona desde el inicio del complemento.

Sánchez (6): Otro que empezó el cotejo con algunos problemas físicos, pero se la bancó hasta el final. Metió un muy buen cabezazo para poner en ventaja a Unión.

Zárate (5): El mismo concepto que para Brítez. No tuvo complicaciones en la marca; tampoco fue resolutivo cuando se adelantó.

Acevedo (4): Uno de los peores partidos del chaqueño. Pudo haber quitado alguna pelota, pero se equivocó mucho cuando la tuvo.

Mauro Pittón (5): Sin ser mucho más que su compañero en la línea media, por lo menos fue más criterioso con el balón. Apareció por sorpresa en el área rival un par de veces.

Gamba (6): Sin jugar un gran partido, se las ingenió para convertirse en la figura de Unión. Además de complicar en ataque, mostró mucha entrega y sacrificio.

Rolle (5): Comenzó muy bien, convirtiéndose en la manija del equipo, acompañado por Gamba, pero su juego se fue desdibujando.

Godoy (4): Flojo partido del paraguayo, a quien se le están acabando las oportunidades. Es candidato a “descansar” en esta seguidilla de cotejos que se aproximan.

Anselmo (4): Una actuación muy pobre la del cordobés. Se salvó del aplazo porque el jugar sólo arriba le sirve como atenuante.

Sandona (5): Un trabajo tranquilo el del juvenil marcador central. Se complementó muy bien con Sánchez, jugando de último hombre.

Algozino (5): Ingresó por Godoy y se acomodó en el lugar de Gamba, pasando el mendocino a la izquierda. Trató de armar por banda, pero le costó mucho.

Carando (-): Entró por Anselmo y jugó 15 minutos. Habrá tocado tres pelotas, no más, imposible calificarlo.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Martes 18 de octubre de 2016
tapa
Ir Ediciones ANteriores
Todo el diario

TODOS LOS DÍAS.
• El Litoral
• Deportes
• Espectáculos
MIÉRCOLES
Motores y tendencias
SÁBADOS
CampoLitoral
Nosotros
DOMINGOS
Clasificados

Otras Noticias de Deportes
    Lo más visto en
Ahora En Portada