Edición del Sábado 19 de agosto de 2017

Edición completa del día

En el norte provincial

Acceso intransitable: líneas de colectivos no ingresan a Pozo Borrado

El pésimo estado de la Ruta Nº 290-S, en el acceso a Pozo Borrado, es el motivo que argumentó la Empresa Cooperativa Tal para suspender el ingreso a dicha localidad y así prestar el servicio de transporte de pasajeros.

21-B-ELOY RUTA 290 2.jpg

PEDIDO. “Esperamos una urgente solución que evite el aislamiento de toda una comunidad asentada a 13 kilómetros de la Ruta Nacional 95, corredor vial que nos comunica con el resto de la provincia”, informaron desde la comuna local.

Foto: Eloy Rodríguez

 

Eloy Rodríguez

region@ellitoral.com

El presidente comunal de la localidad de Pozo Borrado, Sebastián Cornero Santini, habló con El Litoral sobre la situación planteada por la suspensión del ingreso de colectivos a la localidad según confirmaron directivos de la Empresa Cooperativa Tal. El funcionario manifestó haber tomado conocimiento de esta problemática a través de las quejas de vecinos que quedan varados durante la noche, debido a este corte de servicio.

Por este motivo Cornero Santini se comunicó con directivos de la firma, quienes le manifestaron la imposibilidad de ingresar a Pozo Borrado, debido a la intransitabilidad de los 13 kilómetros existentes desde la Ruta Nacional Nº 95 hasta la Ruta Provincial 91-S, a la vera de la cual está ubicada la localidad.

“Los rebacheos que lleva adelante la Dirección Provincial de Vialidad, Jefatura IX, con sede en Tostado, no puede mejorar la destrucción casi total de la carpeta de rodamiento. Esperamos una urgente solución que evite el aislamiento de toda una comunidad asentada a 13 kilómetros de la Ruta Nacional 95, corredor vial que nos comunica con el resto de la provincia. Hay temas importantes como la salud, la educación y las comunicaciones que quedan en estado de desamparo”, destacó el presidente de comuna.

Con fondos nacionales

Al respecto, el titular de la Dirección Provincial de Vialidad, Ing. Pablo Seghezzo, explicó que “la pavimentación del acceso a Pozo Borrado fue realizada por Nación para atender un tránsito principalmente liviano y de camiones de pequeño porte. Ahora desde el mismo ministerio nacional han instalado en esta localidad el obrador para el recambio de vías férreas, generando la circulación de tránsito pesado (piedras, durmientes y rieles) lo que produce un lógico deterioro sobre la ruta. Ya iniciamos por administración la reparación del acceso. Si Nación hubiese avisado con tiempo que iban a utilizar esta ruta, que ellos mismos construyeron para tránsito liviano, la hubiéramos incluido en nuestro plan de repavimentación. Ahora tenemos que actuar en la emergencia y solicitamos la colaboración del gobierno nacional”, concluyó el funcionario

Breve zaga

Después de más de 30 años de gestiones y demoras de índole política, en marzo de 2014, fueron inaugurados los 13 kilómetros de asfalto de la Ruta 290-S, acceso a Pozo Borrado, sufriendo los primeros deterioros en junio del mismo año.

En cuanto a las característica de la obra podemos decir que se efectuó el movimiento de suelo y compactación de un paquete estructural de unos 15 cms. de espesor y 6,30 mts. de ancho para soportar la calzada pavimentada. Sobre esta base se colocó una capa de 6 cms de espesor de concreto asfáltico con un ancho final de 6 metros. Las tareas se complementaron con la limpieza de canales laterales y la construcción de nuevas alcantarillas. Además cuenta con la demarcación horizontal, la señalización vertical, las barandas de protección prescriptas por Vialidad Nacional y como obra complementaria de mejoramiento urbano se pavimentaron diez cuadras para facilitar el acceso a la comuna y a los servicios esenciales.

En junio de 2014 la DNV explicaba que la empresa constructora fue Néstor Guerechet, quien ejecutó la obra como ampliación de los trabajos que se realizaban en la Ruta Nacional 95.

Desde el organismo explicaban que “el precoz deterioro de la carpeta asfáltica no se debe a fallas de construcción sino a la indebida utilización del exceso de cargas ya que “ni las calles internas del pueblo ni la carpeta asfáltica del acceso está habilitadas para la utilización de tránsito pesado”.

Serie de desaciertos

E.R.

Históricamente el acceso a Pozo Borrado fue objeto de discriminación política. Se tendría que haber pavimentado en 1982 con la terminación del asfalto de los primeros 35 kilómetros de la RN 95 realizados por la empresa Mc Kantor. En el 2000, el otrora presidente comunal Ricardo Tolkachier, ante el aislamiento político-departamental, decidió ripiar el acceso con fondos comunales, obra que en 6 meses concluyó la empresa Vial Agro. Así transcurrieron 14 años más, hasta que en marzo de 2014 se decidió la pavimentación de esta ruta para tránsito liviano. El último y más grosero de los desaciertos, ya que Pozo Borrado limita con Santiago del Estero, de donde se necesita imperiosamente utilizar el tránsito pesado para el traslado agropecuario.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 19 de agosto de 2017
tapa
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Más noticias de Regionales
Política
Área Metropolitana