Edición del Viernes 09 de febrero de 2018

Edición completa del día

Testigos complicaron a “Monchi Cantero” - Sucesos | Policiales Sucesos

Juicio oral a Los Monos

Testigos complicaron a “Monchi Cantero”

Es por el asesinato de una adolescente de 14 años, que recibió un balazo en el pecho, cuando estaba dentro de una casa a la que ordenaron balearla “a mansalva”, en mayo de 2013.

24-A-JUICIO_MONOS_2DAPARTE04.jpg

El juicio continuaba hoy con las declaraciones de testigos presentados por la defensa de Machuca. Foto: Marcelo Manera

 

Télam

Testigos complicaron la situación judicial de “Monchi Cantero”, uno de los líderes de la banda narcocriminal Los Monos, quien está acusado de ordenar balear “a mansalva” en 2013 una casa en cuyo interior estaba una adolescente de 14 años que murió al ser alcanzada por uno de los proyectiles.

En la segunda jornada del juicio oral a la banda rosarina, ayer fue ventilado uno de los crímenes de los cuatro que se le atribuyen en calidad de “instigador” a Ramón Ezequiel Machuca (35), alias “Monchi Cantero”. Cuatro policías que declararon ante los jueces Ismael Manfrín, María Isabel Mas Varela y Marisol Usandizaga coincidieron en que la vivienda que fue atacada a balazos el 15 de mayo de 2013 presentaba “múltiples impactos de bala”, como lo había ordenado “Monchi Cantero” según una escucha telefónica.

La estrategia del fiscal Gonzalo Fernández Bussy fue demostrar que esa vivienda, ubicada en Conscripto Bernardi 6364, tenía un amplio ventanal por donde ingresó uno de los proyectiles que impactaron en el pecho de Lourdes Cantero, quien murió cuando era traslada al hospital y no tenía relación familiar con los Cantero de Los Monos.

Uno de los testimonios clave fue el del comisario Rubén Salellas, jefe de la subcomisaría 20 que estuvo a cargo de la investigación y uno de los primeros que llegó a la escena del crimen esa noche, alrededor de las 22. “Se observaban impactos de bala sobre el frente de la casa, que tiene un amplio ventanal y una puerta que dan a la calle”, describió el policía.

Mirando tele

Añadió que en su interior vio manchas de sangre y que “según los primeros testimonios, la víctima se encontraba viendo televisión y el lugar era un comedor donde había sillas y un sillón”. También aseguró que de las declaraciones proporcionadas por tres de los hermanos de Lourdes, quienes se encontraban en el lugar al momento del ataque, pudo luego allanar varios domicilios de los hombres sindicados como atacantes, pero que no fueron encontrados. De hecho, en la causa llegó a juicio como instigador “Monchi Cantero”, pero no hubo investigación de los atacantes que, según el comisario Salellas, eran dos personas que pertenecían a una banda del barrio con quienes uno de los hermanos de la víctima tenía rivalidades de vieja data.

Con ese argumento, vinculado a la ausencia de investigación, el abogado del acusado, Fausto Yrure desplegó su defensa e insistió en que “la infortunada muerte de la chica no tiene autores”. En esa línea, cuestionó a la Justicia por “no haber investigado para conocer la verdad” y dijo que, en cambio, eligieron “orquestar una persecución sin escrúpulos” contra su defendido “porque era lo mas fácil”.

Las escuchas

Según las escuchas en las que se basa la parte acusadora y que fueron captadas de los celulares que usaban “Los Monos”, Machuca le ordenó a un “soldadito” de su banda atacar la vivienda de Bernardi al 3600, donde presuntamente funcionaba un búnker de venta de drogas que la banda consideraba competencia.

De ellas se desprende que el 11 de mayo de 2013, un tal “Gabi” le informa a Machuca acerca de esa situación y le dice: “Viste que tenés la competencia ahí, adonde está el Hernán, del lado del Barrio de la Carne, y que está muy bien instalado”. Machuca le pregunta “¿de quién es?” y el otro le contesta: “No sé si es pariente del Culin, ese pibe, anda en un Focus gris”, precisa el interlocutor.

El 13 de mayo, “Gabi” obtuvo la dirección precisa y se la transmite telefónicamente a Machuca, quien llamó al policía Juan Ángel Delmastro, que se desempeñaba en el área de Inteligencia de Drogas, y le preguntó si le sonaba esa dirección. El policía le dice que no, a lo que “Monchi” le plantea que averigüe “si alguno lo tiene habilitado”, porque está cerca del suyo y lo va a mandar “a cerrar”.

“Dale tranquilo”

El 14 de mayo “Tiburón” Delmastro le dice a Machuca que “lo tienen habilitado acá, pero no importa” y lo alienta: “Dale tranquilo”.

Siempre según la transcripción de las escuchas, Machuca y “Gabi” acuerdan atacar el búnker competidor y el auto de quien presuntamente lo administra, un Focus gris. El 15 de mayo “Monchi” llama a su interlocutor y le dice: “Cuchá, ¿podremos hacer eso hoy? ¿No dieron con el auto hoy?”, a lo que “Gabi” responde “no, no, pero le vamos a dar” a lo otro, a lo que está ahí solo. ¿Qué decís vos?”. “Tá bien, dale a mansalva nomás”, ordena Machuca.

Por el crimen de la adolescente, fue condenado a 6 años y 6 meses de prisión en 2016 Delmastro, como partícipe secundario. El juicio continuaba hoy con las declaraciones de testigos presentados por la defensa de Machuca.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Viernes 09 de febrero de 2018
tapa
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Más noticias de Sucesos

Recomendadas

Madelón: "Hicimos un gol y nos dedicamos a cuidarnos" -  -
Actualidad Tatengue
Así quedó la tabla tras el triunfo de Unión -  -
Actualidad Tatengue
Venado Tuerto: libertad condicional para los imputados por la mega estafa inmobiliaria  -  -
Pullaro expresó su molestia con el juez Revori - El titular de la cartera de Seguridad, reconoció “estar convencido que estas organizaciones delictivas de cuello blanco hay que atacarlas y caerles con todo el peso de la ley”. -