Santa Fe | Domingo 21 de diciembre de 2014 | 17:07 hs
Nublado ParcialT: 21° ST: 22° H: 81% - Clima extendido

Las técnicas de estudio más utilizadas, según una encuesta

Del apunte casero al fibrón fucsia: cómo estudian los jóvenes

El 33 % de los ingresantes a la UNL estudia con resúmenes y apuntes propios, y el 31 % subraya libros y fotocopias. Pocos aplican cuadros sinópticos y un llamativo porcentaje estudia memorizando. Una experta recomienda encontrar las técnicas que resulten más efectivas.

Frases y palabras sueltas garabateadas en el cuaderno; un marcador flúor que deja sus surcos color fucsia sobre la fotocopia; cuadros sinópticos con flechas que conectan unos puntos con otros; Google como puerta de entrada al universo del conocimiento en apenas un par de teclas. Los tiempos cambian, y las formas de estudiar también. Y con los cambios, la sofisticada ingeniería del pensamiento pareciera readaptar sus engranajes para comprender y almacenar información valiosa. Y esto se nota en las técnicas de estudios que más utilizan los nuevos estudiantes universitarios.
Una encuesta realizada hace unos meses por la Dirección de Articulación de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) entre 4.640 ingresantes a 1º año de 2012, reveló que las prácticas de estudio más habituales son hacer resúmenes y subrayados. Del total de los alumnos relevados, el 33,5% (unos 1.550 jóvenes) hacen principalmente resúmenes a la hora de estudiar -obtienen lo importante de un texto académico para luego estudiarlo desde ese apunte casero-. A su vez, otro 31% (1.430 alumnos) admitió que hace subrayados sobre las fotocopias o libros. Asimismo, el 15,2 % de los encuestados confesó hacer esquemas o cuadros sinópticos; el 13,9 % estudia memorizando; y el 2,8 % estudia haciendo fichas de lectura (extraer y organizar en fichas las ideas principales de un texto). Los datos son una radiografía de cómo estudian los nuevos universitarios, y de las competencias intelectuales con que ingresan a la facultad para hacerle frente a las duras exigencias académicas.
La encuesta de la UNL fue realizada entre los alumnos de 1º año de la universidad, que son chicos recién desembarcados de la escuela media. "En la secundaria, con estudiar 4 hojas de memoria ya les alcanzaba. Cuando llegan a la universidad, se encuentran con una gran cantidad de lectura y con la exigencia de abordar un campo de conocimiento complejo. A veces, las técnicas que a los estudiantes les sirvieron en el secundario, les resultan insuficientes para enfrentar el estudio universitario", advirtió Marcela Manuale, profesora en Ciencias de la Educación, magíster en Didáctica y asesora pedagógica de la Facultad de Bioquímica de la UNL.
En este sentido, la experta asegura que no hay una técnica de estudio mejor que otra. Y que lo recomendable es que el alumno, en función de la carrera y área disciplinar que ha elegido, escoja varias técnicas -no sólo una- que le resulten efectivas para lograr la "comprensión" de lo que estudia.

Cómo estudiar: una propuesta

La magíster aconseja al estudiante hacer primero una exploración del libro (índice, autor, ubicar los artículos a estudiar en la obra, leer el prólogo). Después, realizar una lectura "más global" del texto académico para saber lo que plantea, y luego hacer una lectura analítico-comprensiva que permita ver las ideas más fuertes. "Ahí sí, el alumno debe usar algunas técnicas de estudio como el subrayado para resaltar o identificar las ideas centrales", explicó. El siguiente paso es traducir esas ideas en un resumen, que sería la condensación de las ideas centrales del autor, pero "con una síntesis personal donde el alumno se vaya apropiando de esas ideas y pueda ir identificando categorías, conceptos o palabras clave, haciendo una anotación con palabras sintéticas y frases cortas en el margen del libro". Después, esas palabras clave deben permitir algún proceso de esquematización en forma de cuadro, red o mapa conceptual que reorganice las ideas en una representación gráfica. "Ésta es la última etapa de síntesis del trabajo sobre esos textos que también reunirá las posturas que se desarrollan, los contraste de ideas, la lectura crítica, etc.". También es interesante la toma de apuntes, otra estrategia para aprender y que permite ir focalizando en los ejes propuestos por los profesores.


Subrayados
El 31% (1.430 alumnos) admitió recurrrir a esta práctica.


Cuadros sinópticos
El 15,2 % de los encuestados confesó hacer esquemas de lectura o cuadros sinópticos.


Memorización
A esta técnica recurre el 13,9 %.


Fichas de lectura
El 2,8 % estudia extrayendo y organizando en fichas las ideas principales de un texto

Fuente: Dirección de Articulación UNL (sobre 4.640 ingresantes a 1º año encuestados).

Mapa del estudiante
cabezal barra