https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 15.07.2015 - Última actualización - 20:20
20:08

Unas 50 familias regresaron al lugar por la actividad que realizan

La Tablada, una zona que volvió a habitarse

La inundación de 2003 marcó un antes y un después en este sector del noroeste de la ciudad. Es que tras ella se construyó La Nueva Tablada para relocalizar el barrio entero pero muchas familias regresaron al lugar. Hoy, la zona no recibe mejoras porque no es reconocida como un barrio.

Foto: Guillermo Di Salvatore




Unas 50 familias regresaron al lugar por la actividad que realizan La Tablada, una zona que volvió a habitarse La inundación de 2003 marcó un antes y un después en este sector del noroeste de la ciudad. Es que tras ella se construyó La Nueva Tablada para relocalizar el barrio entero pero muchas familias regresaron al lugar. Hoy, la zona no recibe mejoras porque no es reconocida como un barrio. La inundación de 2003 marcó un antes y un después en este sector del noroeste de la ciudad. Es que tras ella se construyó La Nueva Tablada para relocalizar el barrio entero pero muchas familias regresaron al lugar. Hoy, la zona no recibe mejoras porque no es reconocida como un barrio.

 

 

La Tablada no es oficialmente un barrio. Eso explicaría por qué no hay centro de salud, transporte público y servicios fundamentales como el agua potable o recolección de residuos. Sin embargo, es el lugar de residencia de unas cincuenta familias dedicadas a actividades como el cirujeo y la ladrillería.

La Tablada es el sector más al noroeste de la ciudad. Se llega allí por avenida Teniente Loza, hasta su punto cúlmine en la intersección con la Circunvalación Oeste. Es la zona donde décadas atrás estaba emplazado el Frigorífico Municipal, la fuente de trabajo de muchos santafesinos.

 

 

La inundación de 2003 marcó un antes y un después en La Tablada. Es que por estar muy próxima al río Salado y fuera del anillo de defensa, se anegó por completo. Quienes residían allí tuvieron que ser relocalizados, como miles de santafesinos.

Pero a diferencia de otras zonas afectadas, los vecinos de La Tablada no podían regresar al lugar pasada la catástrofe hídrica por estar fuera del área protegida. Fue entonces que se les construyó un barrio para relocalizarlos en la zona de avenida Teniente Loza al 6900. Este barrio, llamado la Nueva Tablada y del que Crónicas de Barrio se ocupará la semana próxima, se inauguró el 6 de mayo de 2005 con las primeras 65 viviendas. Meses más tarde se entregaron 35 más.

Pero muchas familias regresaron y La Tablada volvió a cobrar “vida”. Lo hicieron porque se dedican a la fabricación de ladrillos y allí tienen el suelo propicio. La Nueva Tablada, en cambio, es una zona urbana. Hay manzanas, calles y es imposible elaborar ladrillos, lo que requiere de enormes porciones de tierra para hacer el adobe y también, entre otras cosas, de cierta lejanía por el humo que se produce cuando se queman en el horno.

 

 

Lo cierto es que La Tablada volvió a poblarse con las familias dedicadas a la ladrillería y eso dio lugar a la llegada de otras familias que viven del cirujeo. Estas últimas se ubicaron en el ingreso al barrio, sobre la calle de acceso que es Teniente Loza.

Por último, la zona está muy próxima al barrio San Agustín, donde lugares como las escuelas, el centro de salud y servicios como el transporte público son utilizados por la gente de La Tablada.

Ubicación

La Tablada.pdf

postales

10_A_IMG_7688.jpg

En La Tablada está el depósito judicial de autos, donde los incendios intencionales son frecuentes según personal de allí. De hecho, 48 horas después de la recorrida fue noticia la quema de 24 vehículos dentro del imponente establecimiento.

10_POSTAL2_IMG_7957.jpg

Enrique Ríos es un vecino ejemplar de La Tablada. Dedica su tiempo libre a colaborar con las necesidades del lugar. Presentó en reiteradas ocasiones notas al municipio solicitando el ingreso del transporte público y un dispensario. Los domingos ofrece la copa de leche y se encarga de conseguir ropa y útiles para los niños.

10_POSTAL3_IMG_7552.jpg

La construcción de ladrillos es la principal fuente de trabajo de las familias que viven en La Tablada. Las condiciones del suelo propician esta labor debido a la cercanía del río Salado. Otras familias viven del cirujeo.

10_POSTAL4_IMG_7857.jpg

La cría de animales, a menor escala, es otra de las actividades que realizan algunos vecinos. Cuidan los animales hasta que adquieren un determinado peso y tamaño, y luego los venden.

10_A_IMG_7823.jpg

De condición humilde. Todas las familias que residen en La Tablada son de escasos recursos. Muchas viven de la fabricación de ladrillos, y otras del cirujeo.


Además tenés que leer:



Lo más visto
Una triste situación que se repite con cada lluvia  -  -
Regionales
Prorrogan prisión preventiva del ex púgil Carlos Baldomir - Carlos Baldomir. -
Sucesos
El martes habrá baja presión de agua -  -
Dos crímenes en 24 horas - En Risso 3400. La mujer presentaba numerosos golpes en su cabeza y había un gran desorden en el interior de la vivienda.  -

Recomendadas