http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 14.12.2015
20:45

Encuesta del Ministerio de Seguridad

Evasión fiscal, el delito económico más visible para los profesionales

La consulta incluyó a abogados, contadores y escribanos. Menor percepción sobre lavado de dinero.

Foto: Archivo El Litoral



Encuesta del Ministerio de Seguridad Evasión fiscal, el delito económico más visible para los profesionales La consulta incluyó a abogados, contadores y escribanos. Menor percepción sobre lavado de dinero. La consulta incluyó a abogados, contadores y escribanos. Menor percepción sobre lavado de dinero.

 

De la redacción de El Litoral

politica@ellitoral.com

La evasión fiscal ha sido reconocida como el delito más frecuente que percibieron como riesgo los profesionales santafesinos mientras que el lavado de dinero es menos visualizado teniendo escasa percepción debido a que en muchas ocasiones los procesos se realizan en el marco de actividades lícitas. Ésta es una de las conclusiones de una encuesta entre abogados, contadores y escribanos que realizó la subsecretaría de Delitos Económicos del Ministerio de Seguridad y cuyos resultados fueron presentados en el marco de una jornada realizada en la facultad de Ciencias Económicas de la UNL.

“La compra de inmuebles a través de la constitución de fideicomisos es una de las opciones más valoradas por los encuestados al momento de preguntárseles sobre el ocultamiento de activos, a pesar de que en la actualidad esta actividad se encuentra muy normada”, señaló la subsecretaria, Margarita Zabalza, al momento de presentar el trabajo.

Cuando se habla de delitos económicos se hace hincapié en la evasión, la corrupción y en el lavado de activos. La encuesta alcanzó a 603 profesionales y apuntó a analizar la percepción de ellos acerca de esos delitos; evaluar el riesgo potencial al que pueden estar expuestos y a valorar la magnitud a lo que estuvieron expuestos o fueron víctimas y la posibilidad de ocurrencia de dichos delitos.

La encuesta tenía preguntas cerradas y abiertas, la mayoría de los que respondieron tienen poco más de 41 años y la gran mayoría de ellos actúa en forma independiente como asesor legal, notarial o contable. Zabalza destacó que colaboraron los cinco Colegios de Abogados que hay en la provincia; los Colegios de Graduados en Ciencias Económicas y de Escribanos de Santa Fe y Rosario y el Colegio Profesional de Ciencias Económicas de las dos ciudades principales.

Algunas conclusiones

De las encuestas surge que se identificaron como las ramas de la actividad económica más susceptibles para la comisión de delitos económicos a los servicios financieros, comercio, administración pública, y servicios inmobiliarios y en otras se plantearon la compra-venta de jugadores de fútbol o la comercialización de automóviles de alta gama.

Los profesionales vislumbraron riesgo en su actividad y la mayoría cree haber estado expuesto a la situación de evasión fiscal y luego a la corrupción; en cambio sólo un 22 % identificó al lavado de dinero.

A la hora de caracterizar prácticas posibles de evasión fiscal, los profesionales definieron que el modo más frecuente son las ventas sin facturación (82,3 %); registrar gastos ficticios (65,4%) y ocultar los reales beneficios de los resultados (64,5 %).

A la hora de elegir entre seis alternativas sobre la forma de escriturar bienes inmuebles, la mayoría dijo que se hace según el avalúo fiscal seguido por hacerlo al 70% del valor efectivamente pagado.

Otro de los ítems era sobre cómo consideran que se produce el ocultamiento de los activos y la respuesta más frecuente identificó como la categoría más importante a la “constitución de fideicomisos y utilización de bienes inmuebles”, seguido por la “constitución de personas jurídicas múltiples”, “compra de moneda extranjera” y “apertura de cuentas bancarias en el exterior”.

La pregunta sobre los factores que podrían facilitar la existencia de delitos económicos, el 52 % lo atribuye a cuestiones de los valores a nivel individual como cuestiones culturales, de ética, ánimo evasor y vínculos con el poder. Mientras que 17 % identifica cuestiones que relacionan al Estado ya sea por sus normas o por los empleados; otro 20 % encuentra como determinantes a las situaciones de la economía como inflación o que “los negocios de otra forma no serían rentables”.

Cuando se requirió saber sobre la existencia de solicitud de sobornos, uno de cada cuatro encuestados reconoció que tuvo conocimiento sobre el pedido u ofrecimientos de dinero en forma ilícita e identificó a empleados o directivos de empresas (30%); representantes sindicales (27,6%) y casi un 70 % reconoció que estuvieron implicados funcionarios públicos.

Las empresas, según los encuestados, utilizan a la auditoría como eje en la gestión de prevención, seguida por procedimientos como la limitación de efectivo circulante o restringir la financiación sólo a créditos de entidades financieras.

En cuanto a la percepción del riesgo de verse implicado en un delito económico fue bajo (2,3%) y en cuanto situaciones posibles se mencionó pago en negro; ser víctima potencial de evasión de aportes a la seguridad social; estar frente a clientes que solicitan maniobras para no pagar o pagar menos impuestos.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Política
    Lo más visto en
Ahora En Portada