http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Miércoles 13.07.2016
16:42

Objetivo Río

Saldo agridulce para los locales

Los nadadores santafesinos integraron el Seleccionado nacional que participó en el Preolímpico disputado en Río de Janeiro. Sebastián y Carrizo no lograron la marca A para los Juegos. A ambos les queda el Nacional de Mar del Plata como último intento.

Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Objetivo Río Saldo agridulce para los locales Los nadadores santafesinos integraron el Seleccionado nacional que participó en el Preolímpico disputado en Río de Janeiro. Sebastián y Carrizo no lograron la marca A para los Juegos. A ambos les queda el Nacional de Mar del Plata como último intento. Los nadadores santafesinos integraron el Seleccionado nacional que participó en el Preolímpico disputado en Río de Janeiro. Sebastián y Carrizo no lograron la marca A para los Juegos. A ambos les queda el Nacional de Mar del Plata como último intento.

 

D2-A71Q0726.jpg

Cumplió. Santiago Grassi logró nadar en la serie y la final bajo los 53 segundos y consiguió la medalla de plata, a 2 centésimas del vencedor. Julia Sebastián y Martín Carrizo deberán seguir exigiéndose para lograr un boleto a los Juegos.

Foto: Gentileza Prensa Objetivo Río

 

Redacción de El Litoral

deportes@ellitoral.com

Finalizó ayer el torneo Preolímpico de Natación en la ciudad de Río de Janeiro, evento en el que participó la delegación argentina con 12 nadadores, entre ellos tres santafesinos: Julia Sebastián, Martín Carrizo y Santiago Grassi.

Nuestros representantes viajaron a Río con objetivos diferentes: mientras Sebastián y Carrizo fueron a buscar la marca A que los clasifique automáticamente a los Juegos, Grassi —ya clasificado a Río— tuvo como desafío acercarse a su mejor marca histórica y comprobar que el trabajo de algunos aspectos técnicos que son vitales para aspirar a nadar por debajo de los 52 segundos está dando resultado.

Julia Sebastián

Las mayores expectativas en la delegación nacional estuvieron centradas en los 200 metros pecho de mujeres porque Sebastián había quedado a sólo 9 centésimas de la marca mínima para clasificar a los Juegos después del Sudamericano hace un par de semanas atrás.

La duda era si la pechista, que hizo la puesta a punto para Asunción, podía mantener el excelente nivel alcanzado a principios de abril, hecho que sucedió a medias porque nuevamente ganó la prueba, pero su tiempo de 2.28.12 no le alcanzó para llegar a Río.

La nadadora de Regatas está definitivamente jugada en los 200 metros porque en los 100 pecho quedó relativamente lejos de llegar a la marca A de Fina (1.07.85) en ambos torneos, y en este Preolímpico clasificó tercera con un registro de 1.08.85.

La última posibilidad que le queda a la mejor nadadora del continente sudamericano de 200 metros pecho para hacer la marca es el Nacional de Mar del Plata la primera semana de mayo. Cabe destacar que aunque no lo logre, los entrenadores que integran el equipo técnico de nuestro Seleccionado nacional son optimistas respecto de su participación, confirmación que se produciría en el mes de junio, cuando venza el plazo que Fina estableció para hacer las marcas y quede confirmada por ser una de las primeras nadadoras en la lista en tener marca B a sólo unas pocas centésimas de la A que otorga el derecho automático a participar.

Martín Carrizo

El fondista fue uno de los que mejor rindió en el Preolímpico: en la primera jornada clasificó segundo en los 400 metros libres con un tiempo de 3.54.45 (mejorando en casi 2 segundos su registro anterior), mientras que en la última sesión del campeonato disputada ayer, se quedó con el tercer puesto en los 1.500 metros libre con 15.18.25.

Sin embargo, Carrizo falló en su intento de hacer la marca A para los Juegos, esta vez por 3 segundos y medio. A diferencia de Sebastián, que podría ser confirmada inclusive con marca B, el problema para el santafesino radica en el hecho que en esta prueba, Argentina ya tiene un nadador clasificado con marca A (Martín Naidich) y por regla Fina cuando un país logra clasificar a un nadador con este tipo de marca la única posibilidad de ir que tiene el segundo nadador es haciendo marca A y no le alcanza con tener la B (en el caso de Julia, Argentina aún no tiene ninguna nadadora con marca A en esa prueba).

El representante de Regatas enfrenta un dilema difícil de resolver porque si bien le quedan dos instancias más para poder clasificar a Río, debería decidir a cuál le dará la prioridad a partir de ahora: la primera en pileta, en el Nacional de Mar del Plata en un par de semanas más, o la segunda en aguas abiertas en el repechaje de los 10 kilómetros que se disputará en junio en Portugal donde ya no depende de una marca sino de entrar entre los primeros diez clasificados.

Santiago Grassi

Sin la presión que tuvieron los otros dos nadadores santafesinos por estar clasificado para los Juegos, Santiago se presentó ayer en su especialidad: los 100 metros mariposa, en los que tuvo un buen rendimiento al clasificar en la segunda posición y establecer un tiempo de 52.77 a sólo 2 centésimas del ganador de la prueba.

Teniendo en cuenta que en la planificación de Grassi lo más importante fue el Sudamericano que se disputó a principios de mes y que su puesta a punto estuvo para ese torneo, la expectativa estaba centrada en poder nadar lo más cerca posible no sólo de su mejor marca (52.09) sino de los 52.44 que hizo en Paraguay y consolidarse como un nadador al que ya no le cuesta competir por debajo de los 53 segundos; en tal sentido cumplió.

Lo que resultó extraño fue que su mejor tiempo lo hizo en las series eliminatorias, algo que nunca había sucedido hasta ahora en los torneos importantes: Santiago nadó en 52.68 por la mañana y en 52.77 por la tarde. Analizando los aspectos finos de la competencia, la razón estuvo en el parcial de los primeros 50 metros: el de la tarde (24.52) fue un pase 30 centésimas más lento que el de la mañana (24.22).

Cumplidos los compromisos del mes de abril, para Grassi llegó el momento de enfocarse en los Juegos: a diferencia de los otros dos nadadores santafesinos que aún deben intentar clasificar, el representante rojiblanco decidió no participar en el Campeonato Argentino de mayo para comenzar inmediatamente con su último ciclo de entrenamientos con vistas a agosto próximo. Lo esperan a Santiago entrenamientos de mucha base aeróbica, concentraciones en la altura española y un torneo en Estados Unidos antes de volver a Río y encontrarse con la misma pileta en la que compitió ayer.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal

    Lo más visto en