http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Miércoles 13.07.2016 | Última actualización | 14.07.2016 | 11:36
16:44

Objetivo Río

Examen aprobado

En su primer torneo oficial del año, el cual se lleva a cabo en Estados Unidos, Santiago Grassi fue séptimo en los 100 metros mariposa. Julia Sebastián obtuvo el mismo puesto en 100 metros pecho.

Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Objetivo Río Examen aprobado En su primer torneo oficial del año, el cual se lleva a cabo en Estados Unidos, Santiago Grassi fue séptimo en los 100 metros mariposa. Julia Sebastián obtuvo el mismo puesto en 100 metros pecho. En su primer torneo oficial del año, el cual se lleva a cabo en Estados Unidos, Santiago Grassi fue séptimo en los 100 metros mariposa. Julia Sebastián obtuvo el mismo puesto en 100 metros pecho.

 

D8-A-DSC_4096.jpg

Crecimiento programado. Santiago Grassi está llevando adelante su plan de trabajo para llegar de manera óptima a su primera competencia olímpica. El de ayer fue un paso más en ese camino. Foto: Gentileza Prensa Objetivo Río

 

Redacción de El Litoral

deportes@ellitoral.com

Santiago Grassi cumplió ayer con su primer objetivo del año en este proceso que lo conduce a debutar como nadador olímpico en agosto próximo: participó en la tercera etapa del Arena Pro Swimming Series que se disputa entre jueves y sábado en la ciudad de Orlando, Estados Unidos.

El poseedor del récord argentino del estilo y distancia nadó los 100 metros mariposa en 53 segundos y 46 centésimas, registro con el que accedió al séptimo lugar en la final “A”, mejorando en 18 centésimas el tiempo hecho en las series eliminatorias de la mañana (53.64), que le permitió clasificarse para disputar la serie final más importante.

El análisis

Una vez concluida la prueba, Santiago se refirió en primer lugar a las cuestiones estrictamente técnicas que lo llevaron a establecer esa marca: “La carrera salió bien, tuve una buena reacción desde el cubo de partida y después vino el subacuático que es mi mayor déficit, ahí ya arranqué de atrás pero con el nado logré ponerme casi a la par al llegar a los primeros 50 metros, hice las 18 brazadas que tengo que hacer para completar el primer largo pero en 25.1 cuando tendría que haber pasado en 24.5; lamentablemente con el giro viene el segundo subacuático y nuevamente me sacaron diferencia y otra vez me obligó a nadar remontándola. La realidad es que estoy en una etapa de entrenamiento duro que no me dio para acortar distancias; en este sentido fueron más rescatables los segundos 50 donde hice un parcial de 28.36. Lo que está claro es que tengo que seguir trabajando mi subacuático”.

El rendimiento físico es otro de los temas que entraron en el análisis: “No me morí, como decimos generalmente en natación cuando sentimos que el cuerpo no da más; sentí que los primeros 50 pasé más rápido que a la mañana y no fue así, y a la vuelta creí que volvía más despacio por el cansancio y tampoco se dio de esa manera. Hablando con Bill Sweetenham —el entrenador australiano contratado por la Confederación Argentina es uno de los técnicos más renombrados y con mayor trayectoria en la natación mundial—, él fue claro: la ventaja que me sacaron mis rivales no estuvo en el nado sino en el subacuático, claramente el mayor problema lo tengo ahí”.

Muy buen nivel

Siendo la de este torneo su primera prueba en el año y habiendo en la lista de participantes un número importante de muy buenos nadadores, le consultamos cómo manejó su estado de ánimo: “No estaba tan ansioso, la verdad es que uno va aprendiendo y eso te permite estar más concentrado y saber lo que tenés que hacer; sabía que no estaba preparado para hacer una muy buena marca y en eventos o pruebas como estas lo que uno rescata es sumar experiencia, eso ayuda mucho”.

Gracias a la tecnología el campeonato se puede ver en directo por internet y observar el rendimiento de los otros nadadores argentinos que compiten, donde en todos los casos las marcas también estuvieron arriba de los mejores antecedentes: “Todo el equipo bajó de la altura de México después de entrenar tres semanas muy duro y sin puesta a punto, y si bien la altura nos pega a cada uno de diferente manera era esperable que no estemos en nuestro mejor nivel y las marcas así lo demuestran; de todos modos estamos un poquito más arriba de lo que queríamos”, comentó.

La reflexión final de Santiago no se hizo esperar cuando se le preguntó si estaba conforme con el séptimo puesto: “Mis metas siempre son tratar de hacer una buena marca y la de hoy claramente no ha sido buena, pero lo que rescato de positivo es haber podido nadar con una clase de competidores demasiado buenos —Michael Phelps, máximo medallista olímpico de la historia, se adjudicó la prueba con 52 segundos y 28 centésimas— y haber entrado a la final, siempre es positivo clasificar entre los ocho mejores y participar en una final A que es la más importante de todas”.

Grassi nadará hoy los 50 metros libres, la prueba más veloz de la natación de pileta. Su participación en este estilo, que no es su especialidad, tiene por objeto tratar de perfeccionar la reacción de la partida y el nado subacuático, dos cuestiones técnicas sobre las que mayor atención debe poner el santafesino.

El dato

Julia, séptima

UD8-B-IMG_4050.jpg

Entre los santafesinos que participaron en la primera de las tres jornadas de este torneo se encontraba Julia Sebastián. La representante del Club Regatas compitió en los 100 metros pecho y, del mismo modo que Grassi, logró un séptimo puesto después de establecer un registro de 1.10.38, mejorando en 19 centésimas el tiempo que había hecho por la mañana (1.10.57) con el que logró clasificar a la final.

Julia estará nadando hoy los 200 metros del estilo pecho buscando la tan preciada clasificación a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal

    Lo más visto en