http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Jueves 14.07.2016 | Última actualización | 14:13
13:43

Marcelo Martín habló de la Súperliga

"No quiero que Unión sea Albacete"

El vicepresidente de Unión dijo que “ninguno de nosotros tiene la certeza de qué es lo mejor, pero algo teníamos que hacer porque peor no podíamos seguir”. Sus recuerdos del gran ascenso de 1996.

Marcelo Martín no sólo habló de AFA sino también recordó lo que ocurría hace 20 años. En esta foto, lo acompañan Chiche Flamini, Juan Vega, Ángel Malvicino, Carlos Trullet y Pomelo Ribeca, responsables directos de aquella epopeya de 1996. Foto: Archivo El Litoral


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Marcelo Martín habló de la Súperliga "No quiero que Unión sea Albacete" El vicepresidente de Unión dijo que “ninguno de nosotros tiene la certeza de qué es lo mejor, pero algo teníamos que hacer porque peor no podíamos seguir”. Sus recuerdos del gran ascenso de 1996. El vicepresidente de Unión dijo que “ninguno de nosotros tiene la certeza de qué es lo mejor, pero algo teníamos que hacer porque peor no podíamos seguir”. Sus recuerdos del gran ascenso de 1996.

Enrique Cruz (h)

 

Unión ha tenido, en estos últimos tiempos, una presencia permanente y una actuación preponderante en toda la movida de AFA. Emilio Lamas y Marcelo Martín han participado de todos los encuentros. Y en el caso de Luis Spahn, en algún momento asumió el liderazgo de los clubes del interior —sobre todo los de la provincia—, ha presentado un informe para que sea evaluado por sus pares y hasta se lo mencionó en Buenos Aires como un candidato a formar parte de la comisión normalizadora que todavía no ha sido conformada definitivamente.

 


Marcelo Martín habló de este acuerdo al que se arribó para la creación de la Súperliga, pero sobre todo, de cuál es la incidencia que tendrá para Unión. Fue el único dirigente de Santa Fe presente ayer en el cierre de la asamblea, aunque destacando que “estuve en permanente contacto con Luis Spahn y con Emilio Lamas, además de tener también llamados permanentes con Patricio Fleming, porque con la gente de Colón intercambiamos mucha información”.

 


—¿Cuál fue el saldo final de la asamblea?

 


—Sumar una nueva forma jurídica dentro del estatuto de AFA y darle a esa llamada Súperliga la facultad de negociar los derechos de televisión que estaban en poder de la AFA, con controles sobre los clubes para que se cumplan los contratos y las obligaciones económicas.

 


—AFA por un lado y Súperliga por el otro. ¿Habrá un doble comando?

 


—Sí. Te podrán decir que no, pero es así. Hay un doble ámbito de actuación. Primera y Nacional B tendrán un esquema autónomo y todo lo que sea Selección y el resto de las categorías, tendrá un esquema paralelo. Los que representarán a los clubes en AFA serán dirigentes de fútbol y muchos de ellos serán los mismos que en la Súperliga, pero la realidad es que habrá un doble comando.

 


—Unión va a recibir ahora 4,5 millones de pesos por mes. ¿Satisface sus aspiraciones y necesidades?

 


—En principio, todo lo que evaluamos es potencial en cuanto a la cantidad de dinero porque hoy está vigente Fútbol para Todos y el incremento para este año contempla que lleguemos finalmente a cobrar eso. Pero la idea de la Súperliga es aumentar los ingresos, como el tema sponsor, merchandising, etcétera. Será un piso esos 4 millones y medio de pesos, porque nos imaginamos que se incrementará. Si es satisfactorio o no, el que más sabe es Luis Spahn, el que maneja los números mejor que nadie es Luis Spahn, él será el que se siente a discutir.

 


—¿En qué quedó aquello de establecer montos diferentes según posición en la tabla, cantidad de socios, etcétera?

 


—A partir del año que viene habrá modificaciones. Una parte será fija y la otra será en función de las posiciones en los torneos anteriores, la cantidad de socios, espectadores y encendido de la TV. La gran discusión es el porcentual entre el que menos gana y el que más va a ganar. España fue tomada como referencia y sabemos que la Liga Española provocó una enorme desigualdad entre los grandes y chicos. Eso hay que revertirlo y plantear situaciones alternativas. Spahn hizo un desarrollo económico firme. La verdad, no tengo ganas de ser el Albacete.

 


—Algunos dirigentes señalaron, luego de la asamblea, que acompañaron con el voto pero que no estaban convencidos, como fue el caso de Miadoski, el de San Juan...

 


—Todos tenemos interrogantes, nadie puede tener la certeza de qué es lo mejor. Había que salir del estado en el que estábamos. Nos estamos aventurando en algo que es nuevo. No sé si es la panacea, se trabajará para estar mejor y no podíamos seguir empeorando una situación que se conducía a eso, a empeorar. Había y hay que seguir haciendo cosas para transformar esto. Esta herramienta no es perfecta. Si el modelo es el español, hay que tener una discusión más amplia. Spahn elevó un estudio económico pero ninguno tiene la total certeza de que hemos dado un paso total y definitivo.

 


—¿Y en lo deportivo?

 


—Lo único que se confirmó es que empieza el 19 de agosto con el fin de que los jugadores que hoy son negados al preolímpico, cambien la actitud y se forme un equipo lo más competitivo posible. Los clubes podrán prestarlos y los recuperarán a poco de iniciado el torneo. Tampoco está definido si el objetivo es llegar a 20 ó 22 equipos. Es un desafío de creación, no hemos planteado un esquema definitivo a cinco años.

 


—Volviendo a una de las primeras preguntas, ¿quién manejará la Súperliga?

 


—El lunes hay una reunión a las 16 y cuando se apruebe el estatuto por la IGJ habrá un procedimiento eleccionario. La comisión directiva tendrá representantes de las dos máximas categorías y luego una asamblea con todos los de Primera y la mitad de la B. Habrá un presidente, lógicamente. Éste será el esquema básico de conducción.

 


—¿Qué está faltando ahora?

 


—El primer paso fue modificar el estatuto de la AFA, algo que hicimos para permitir la creación de la Súperliga. Supongo que vendrá la comisión normalizadora para asumir las funciones en AFA. Y espero también que este acuerdo de la Súperliga permita que se llame a elecciones urgente en la AFA.

 


—Ayer se cumplieron 20 años del ascenso de 1996 y hoy los 20 años de la llegada del plantel a Santa Fe y un estadio repleto sin que haya un partido para ver...

 


—Eso fue de lo más lindo que me tocó vivir en mi vida en el fútbol. Pomelo Ribeca tomó el equipo antes que agarrase Trullet, porque creo que Carlos estaba con el Flaco Zuccarelli en Corrientes. Pomelo era su ayudante de campo y había ocho jugadores. El primer día fueron a correr al Parque Sur y cuando llegó me dijo: “Así no podemos ni arrancar”. La matriz de aquéllo fueron los pibes del club como Cabrol, Clotet, Mazzoni, Pablito Bezombe, Lautaro y otros que en este momento no me saltan a la memoria rápidamente. Se armó una mística muy especial con la gente. Recuerdo que aquella noche del ascenso festejamos en Carlos Paz y arrancamos muy temprano para Santa Fe. Se me pone la piel de gallina, porque tantas veces hay cosas feas y quedan estas cosas tan lindas. La llegada a Santa Fe fue un desastre en el buen sentido, porque no se podía contener a la gente. Y cuento para el final una pequeña infidencia. Teníamos una peña en la casa de Daniel Real, con Carlos Trullet, el Turco Miqueri, el Gringo Rossini y algunos más, y al lado de la casa de Daniel tenían un ganso. La cuestión era que no nos íbamos hasta que el ganso emita sonido. Cuando lo hacía, nos íbamos tranquilos. La semana previa al partido con Instituto, la final, no había forma para que el ganso abriera el pico. Entonces, Daniel Real se subió al tapial con dos ladrillos, porque teníamos que ir a Córdoba y el ganso debía “ayudarnos”... Creo que no lo agarró de lleno, pero lo hizo gritar... ¡Y ganamos...!

 

El sábado, con los titulares

 

El sábado, a las 15.30, Unión debutará en la Copa Santa Fe y la decisión que tomó Madelón es poner a los titulares en este encuentro de octavos de final.

 


La única duda, en la mitad de la cancha, es la presencia de Villar o Nagüel, con mayores posibilidades para el Pipa.

 


Los once titulares serían Nereo Fernández; Emanuel Brítez, Leonardo Sánchez, Rolando García Guerreño, Bruno Pittón; Nelson Acevedo, Mauro Pittón; Lucas Gamba, Martín Rolle, Diego Villar o Santiago Nagüel y Julio Rodríguez.

 


Danilo Carando, por su parte, sigue haciendo trabajos físicos con el objetivo de ponerse a punto desde lo físico antes de ser exigido en lo futbolístico. En cambio, Rivero podría integrar el banco de suplentes.

 


En cuanto a Ben Hur, Gustavo Barraza probó con Marcos Cordero; Gustavo Mathier, Walter Ferrero, Luciano Kummer y Facundo Rodríguez; Cristian Rodas, Santiago Autino, Nicolás Pautasso y Santiago Inchauspe; Gastón Palma y Matías González.

 


Mañana se pondrán a la venta las entradas, a un valor de 110 pesos la popular y 150 pesos las plateas.

 

¿Anselmo más cerca?

 

Federico Anselmo ha sido uno de los jugadores que con más insistencia negoció Unión en este mercado de pases. Sin dudas que lo de Ignacio Pussetto se puso muy difícil debido a que Huracán hizo una oferta para comprar el 100 por ciento del pase y también está Vélez terciando, pero ahora parece que se podría allanar el camino para que Unión se traiga a Federico Anselmo.

 


Anselmo pertenece a Estudiantes pero quedará libre a fin de año. Su representante está en Europa y tendría chances para llevarlo al viejo continente. De todos modos, la oferta de Unión sería tentadora y, de darse, le estaría ganando la pulseada a Colón, que también lo pretende.

 


La llegada de otro delantero, además de Carando, y de un volante para que juegue por izquierda, son los objetivos que le quedan por cumplir a la dirigencia rojiblanca para satisfacer la demanda de Madelón.

 

 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Actualidad Tatengue

    Lo más visto en