http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Domingo 24.07.2016
18:27

Para Binner sigue faltando inclusión social

"No hay modelo económico de crecimiento"

El diputado socialista cuestiona que se hayan eliminado retenciones a las mineras y al agro. Admite ser sorprendido por los graves hechos de corrupción del kirchnerismo pero duda de que haya condenas.

Binner destaca el buen clima político que se vive en Santa Fe y resalta el apoyo de la Unión Europea para el plan estratégico. Foto: Luis Cetraro


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Para Binner sigue faltando inclusión social "No hay modelo económico de crecimiento" El diputado socialista cuestiona que se hayan eliminado retenciones a las mineras y al agro. Admite ser sorprendido por los graves hechos de corrupción del kirchnerismo pero duda de que haya condenas. El diputado socialista cuestiona que se hayan eliminado retenciones a las mineras y al agro. Admite ser sorprendido por los graves hechos de corrupción del kirchnerismo pero duda de que haya condenas.

Mario Cáffaro
mcaffaro@ellitoral.com


 

El ex gobernador y hoy diputado nacional por el Partido Socialista, Hermes Binner, se sumó a la reunión de mandatarios de la Región Centro celebrada en esta ciudad y aprovechó para conversar con El Litoral sobre el actual momento del país y de Santa Fe. 

 


—¿La Argentina parece ir a los barquinazos en materia económica?

 


—Porque no hay un modelo económico de crecimiento. Ese modelo debe ser no sólo de crecimiento sino también de inclusión social. Un modelo que no sirve para incluir permite avanzar con la desigualdad. Hemos trabajado mucho este tema en el Cemupro, fundamentalmente pensando en la Argentina que queremos y tiene en el aspecto económico una variable muy clara de entendimiento donde el proceso de la producción y el trabajo son procesos saludables en el sentido de que año a año van mostrando su vitalidad para darle posibilidades a la población. Acá no pasa esto, estamos con viejos modelos que significan procesar semillas, sembrarla e ir al crushing. Es una economía primitiva, no obstante la gran cosecha argentina permite tener una posibilidad aún con este modelo productivo.

 


—¿Cómo se hace desde la política para incluir?

 


—Hay que poner una política que incluya a la gente para que ésta aporte sus impuestos y a destinar esos recursos a la creatividad, a formular nuevas propuestas en el mundo económico que vivimos. Esto se puede hacer, lo han hecho otros países, pero tiene que haber decisión muy clara entre la producción, el trabajo y el gobierno que debe dar el caldo de procedimientos.

 


—¿Usted cree que Cambiemos puede hacer algo de esto?

 


—Hasta ahora no lo veo, pero tienen todavía más de tres años de gobierno. Hasta ahora no ha demostrado interés y cuando le quitan retenciones a la minería están desfinanciando al Estado. Necesitamos un Estado presente, que aborde los problemas concretos de la gente, sin Estado que modere, queda todo librado al libre albedrío que no es buen consejero.

 


—También el Estado le sacó las retenciones al sector agropecuario.

 


—Es un error porque es muy difícil colocar un impuesto. Si no hay una evaluación, no podemos dar certezas. A la población le tenemos que dar certezas que esto ingresa y en esto se va a gastar. Se pueden tener muchas ideas pero si no tiene quién las paga no se pueden hacer. Esto si lo puede hacer el Estado, el medio de integración es indudable que puede jugar un rol importante en la construcción de una economía moderna, una economía que piense en el desarrollo, en la creatividad, que salte esta idea primitiva del campo versus la ciudad, que salte esa idea de la contradicción entre gran y pequeña empresa que no lo son, entramos en un terreno diferente sobre lo que debe ocurrir en un país.

 


—El tema es ¿quién paga impuestos?

 


—Lo que falta es una propuesta para redefinir el sistema impositivo de la Nación. No está en marcha, lo planteó la Constitución de 1994 y está sin definir.

 


—Tras el fallo de la Corte Suprema a favor de Santa Fe después del planteo de su gobierno, las provincias lograron recuperar parte de coparticipación.


—Pero la Nación no respondió aún sobre todo lo mal descontado a Santa Fe durante años. Esto hace mella en el desarrollo, se van perdiendo tiempos, etapas. Puede pagar en bonos, en títulos, pero debe pagar.

 


—¿Lo sorprenden los graves hechos de corrupción del kirchnerismo que se están conociendo?

 


—Un poco sí, pero me parece que supera a la sorpresa. Es muy grave lo que sucedió en el país. Estamos en una banalidad donde es todo lo mismo. ¿Estarán algunas horas detenidos alguno de los procesados de hoy? La verdad no puedo decirlo porque en el sistema judicial siempre hay, en algún momento, una intervención para postergar la citación con lo cual se empaña la posibilidad de esclarecer la situación.

 


—En esta etapa integra un Congreso que volvió a tener un rol, dejó de ser escribanía.

 


—Es verdad, antes era una agenda automática, carecía de valor el disenso, nunca era tenido en cuenta. Hoy eso ha cambiando. En la provincia de Santa Fe hemos visto con mucha dificultad todos estos años de kirchnerismo, muchas situaciones realmente impensadas , de agresiones y de persecuciones que no se justifican en lo más mismo.

 


—¿Tiene alguna posibilidad electoral la centroizquierda en la Argentina?

 


—Tomemos el caso de la provincia de Santa Fe donde se respira tranquilidad, hay un cambio real. Partimos de un lugar muy difícil, una acusación en la propia Cámara de Diputados de la Nación, con absoluta liviandad (aquella de narcosocialismo). Se pueden hacer otras cosas y en Santa Fe se demuestra que hay otra forma de gobernar.

 

En Santa Fe no hay casos de corrupción, sino que hay cosas propositivas que orientan el futuro de la provincia especialmente por tener un plan estratégico. Al tener un Plan Estratégico se consolidó una propuesta. Es digno de reconocer el empeño y el aporte que puso la Unión Europea para que se desarrollara ese plan y esto nos distingue porque en Santa Fe sabemos qué hacer. 

 


—¿No corre riesgo hoy el Frente Progresista?

 


—Es notable que en Santa Fe ocurra otra forma de gobernar y da pie a que uno tenga reservas sobre que lo que está funcionando deja de funcionar. Hay aportes fundamentales para poder creer que hay otro país mejor que se puede transitar. Hay formas de convivencia social, política, que son importantes. El otro día vine a la reunión del Consejo Económico y Social. Me llamó la atención, de alegría y de inocultable orgullo cómo estaba funcionando con paridad de empresarios y trabajadores, con fuerzas políticas. Si no aprendemos de estas cosas, no vamos a mejorar la democracia y la democracia se mejora con más democracia. Los santafesinos debemos estar muy contentos de tener esta calidad democrática porque podemos proyectar el futuro en base a la unidad y la integración que deben primar en la sociedad.

 


Nos hallamos muy involucrados en la construcción entre socialistas y radicales. En momentos difíciles, todos tiramos para el mismo lado. Hoy viendo funcionar al gabinete provincial con una paridad entre socialistas y radicales nos da la impresión de estar en un terreno fértil para construir más democracia. 

 

Constitución

 

Binner en su mandato impulsó la reforma constitucional como lo hicieron Jorge Obeid y Antonio Bonfatti y considera necesaria esa etapa para plasmar nuevos derechos que amplíen la base democrática.

 

Recuerda que su partido votó por una reelección en la Córdoba de Angeloz y en la Nación en la Convención de 1994 aunque aclara que no por reelecciones indefinidas que sólo pasan por Formosa y otras provincias.

 

“Demostramos que con esta Constitución se puede gobernar, no te ata las manos, pero limita mucho la participación ciudadana que es a su vez el principal control que tiene el elenco gobernante, la sociedad participando”, aclara. 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Política

    Lo más visto en