http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Miércoles 27.07.2016 | Última actualización | 22:47
22:46

El gobierno argentino condenó el atentado terrorista

El Estado Islámico golpeó un enclave kurdo del norte de Siria

Casi 70 personas murieron y más de 150 resultaron heridas este miércoles por un atentado perpetrado con un camión bomba por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) con un camión bomba en la ciudad kurda de Qamishli, al noreste de Siria y en la frontera con Turquía.

Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


El gobierno argentino condenó el atentado terrorista El Estado Islámico golpeó un enclave kurdo del norte de Siria Casi 70 personas murieron y más de 150 resultaron heridas este miércoles por un atentado perpetrado con un camión bomba por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) con un camión bomba en la ciudad kurda de Qamishli, al noreste de Siria y en la frontera con Turquía. Casi 70 personas murieron y más de 150 resultaron heridas este miércoles por un atentado perpetrado con un camión bomba por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) con un camión bomba en la ciudad kurda de Qamishli, al noreste de Siria y en la frontera con Turquía.

Las victimas fueron trasladadas al hospital nacional de Qamishli y, según su director, Omar Al Akub, al menos 67 fallecieron y 185 estaban heridas, informó la agencia de noticias DPA.


Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres pero una amplia red de informantes en el convulsionado país árabe, el ataque tuvo como objetivo un edificio del Organismo de Defensa y el de Justicia, perteneciente a la autoproclamada administración autónoma kurdosiria.


El EI no tardó en reivindicar este atentado a través de la agencia de noticias Amaq, vinculada a los extremistas. Desde Buenos Aires, el gobierno argentino “condenó el atentado terrorista” e hizo “llegar sus condolencias y solidaridad al pueblo sirio así como a los familiares de las víctimas”, según un comunicado difundido por la Cancillería.


Según el texto, Argentina reiteró “su apoyo a los esfuerzos que lleva a cabo el Enviado Especial de las Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, y la comunidad internacional en procura de lograr una inmediata solución a la profunda crisis humanitaria, la concreción del cese del fuego, y de un acuerdo político que ponga fin al conflicto sirio”.


Este es el mayor atentado perpetrado en Qamishli desde el inicio del conflicto en Siria en marzo de 2011. En diciembre pasado, dieciséis personas perecieron y treinta resultaron heridas por dos ataques con explosivos contra sendos restaurantes en pleno centro de la localidad, cuya autoría se atribuyó el EI a través de la agencia Amaq.


El atentado se produjo en momentos en que el Ejército sirio anunció que logró cercar los barrios del este de la norteña ciudad de Alepo, que están bajo el control de grupos armados opositores, tras el corte de todas las vías de suministros. 


Alepo, capital de la provincia homónima y la ciudad más poblada de Siria, está dividida desde 2012 en barrios controlados por los rebeldes, en el este, y otros por el gobierno en el oeste. En el marco del plan para restaurar la seguridad y la estabilidad en la urbe, los soldados “cumplieron con éxito su misión militar en zonas del norte de Alepo”, anunció la Comandancia General de las Fuerzas Armadas en un comunicado.


En consecuencia, las fuerzas sirias interrumpieron “todos los caminos y cruces empleados por los terroristas para la entrada de sus mercenarios, armas y municiones a los distritos del este de la ciudad para cometer actos terroristas criminales contra la inocente población de Alepo”.


La jefatura del Ejército sirio reiteró su compromiso de garantizar la seguridad de todos los civiles y les instó a que cooperen con los soldados para acabar con las hostilidades y para que la calma retorne a Alepo. En este contexto, el suministro de corriente eléctrica quedó cortado hoy en toda la provincia de Alepo por un ataque con cohetes contra la principal estación de transferencia de este tipo de energía en la zona.


Una fuente del Ministerio sirio de Electricidad explicó a la agencia de noticias oficial SANA que varios proyectiles lanzados por “terroristas” impactaron en dicha estación eléctrica, en las afueras de la ciudad de Alepo, lo que provocó un gran incendio y la interrupción del suministro en toda la región.


Hace dos días, las potencias occidentales del Consejo de Seguridad pidieron establecer una tregua semanal en Alepo, donde el avance militar del régimen ha cortado el acceso a la ayuda a más de 250.000 personas. El jefe humanitario de Naciones Unidas, Stephen O’Brien, alertó de la “situación crítica” que vive la población atrapada en el este de Alepo y aseguró ante el Consejo de Seguridad que existe el riesgo de que la zona quede bajo estado de “sitio”.


Por otra parte, al menos 27 personas murieron este miércoles por bombardeos y el disparo de cohetes en zonas bajo control opositor de la periferia de Damasco, según el OSDH. Entre 25.000 y 30.000 civiles han huido de la ciudad siria de Manbij, en Alepo y controlada por el EI, desde el inicio en mayo de una ofensiva de las FSD, una coalición armada kurdo árabe.


El portavoz del rebelde Consejo Militar de Manbij y su periferia, Shervan Derwish, cuya organización lucha junto a las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una coalición armada kurdoárabe respaldada por Estados Unidos, afirmó que los últimos en salir han sido unas 200 familias.


Desde el 31 de mayo pasado, Manbij es objetivo de una operación de las FSD, que quieren arrebatarle al EI su dominio. Manbij es junto a la urbe de Al Bab, situada a unos 20 kilómetros, uno de los feudos de los extremistas en la provincia de Alepo.


Siria es desde hace más de cinco años escenario de un conflicto que causó la muerte de más de 280.000 personas y obligó a más de la mitad de la población a abandonar sus hogares.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Internacionales

    Lo más visto en