http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Lunes 01.08.2016 | Última actualización | 14:20
14:15

Mejora en la ecuación insumo-producto

Vuelven a fertilizarse los trigos santafesinos

Un estudio de la Bolsa de Comercio de Santa Fe calcula una inversión total cercana a u$s 57 millones en el centro norte provincial, de los cuales el 41% es en la nutrición del cultivo.

 Juan Manuel Fenrnández

+2

Foto:Juan Manuel Fenrnández


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Mejora en la ecuación insumo-producto Vuelven a fertilizarse los trigos santafesinos Un estudio de la Bolsa de Comercio de Santa Fe calcula una inversión total cercana a u$s 57 millones en el centro norte provincial, de los cuales el 41% es en la nutrición del cultivo. Un estudio de la Bolsa de Comercio de Santa Fe calcula una inversión total cercana a u$s 57 millones en el centro norte provincial, de los cuales el 41% es en la nutrición del cultivo.

Juan Manuel Fernández

@jotafernan

 

El cambio en la relación de precios insumo-producto no sólo elevó la superficie triguera en el centro norte santafesino sino que además impulsó a los productores a incrementar la inversión por hectárea, especialmente por un mayor uso de fertilizantes.

 

“Un hecho saliente para el presente ciclo del cereal es el retorno de esquemas con mayor tecnología luego de años de siembra con escasa fertilización”, indica un informe especial de la Bolsa de Comercio de Santa Fe. Por esta razón es esperable no sólo un incremento del rendimiento sino, sobre todo, una mejora en la calidad del grano.

 

El reporte indica que con 268.500 hectáreas sembradas se verifica un incremento de superficie -en los 12 departamento del centro norte, desde San Martín y San Jerónimo hasta el límite con Chaco- de 34,4 % respecto del ciclo agrícola anterior. Y también estima una inversión en tecnología a aplicar por los productores que superaría los U$S 58,6 millones. “Este dato es importante porque en las campañas anteriores, en razón de las retenciones y del incremento de los costos, los productores fueron progresivamente dejando de aplicar agroquímicos y nutrientes a los suelos”, aclara el informe dado a conocer hoy.

 

Sin embargo la decisión de invertir para mejorar la calidad del grano se asocia a una estrategia comercial, dado que si bien los precios a cosecha -en torno a u$s160/tn- mejoraron sensiblemente comparándolos con la campaña pasada, no alcanzan para garantizar una renta positiva. “Ante esto, algunas alternativas para los productores -explica el trabajo- pasan por realizar una buena fertilización del cultivo para buscar buenos rendimientos y calidad del grano y retrasar en lo posible la venta del grano, habida cuenta de que para las posiciones Marzo 2017 y Julio 2017 los precios se incrementan unos U$S 10 y U$S 20 respecto al primer mes del año, respectivamente, lo que llevaría a una mejoría importante en los resultados finales”.

 

Tras varios años con problemas para vender la cosecha, los productores habían recortado casi a cero la inversión en el cereal, que se hacía muchas veces sin fertilizar. Ahora, el cambio en la relación insumo-producto, que mejoró de manera significativa respecto de hace un año, hace posible un desembolso mayor. Como ejemplo se menciona que los quintales de trigo necesarios para comprar 100 litros de gasoil o el herbicida 2,4-D se redujeron en un 45 %, mientras que los quintales que se requieren para adquirir una tonelada de fertilizantes -como el fosfato diamónico o la urea- disminuyeron un 44 % y 53 %.

 

El informe, realizado por el Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio, considera que aunque en algunas zonas el clima complicó las labores, en general “se destinarán aproximadamente algo más de U$S 218 por cada hectárea sembrada de trigo”. En el desglose se computan U$S 21,8 para la pre-siembra, U$S 35,0 para siembra, U$S 37,3 en semilla, U$S 89,2 en fertilización y U$S 35,0 en fungicidas. Así, la nutrición del cultivo reporta el mayor desembolso con el 41 % del total. Y al multiplicar el monto total por hectárea por la superficie estimada se llega a una inversión aproximada a u$s 58.6 millones (24 en fertilización).

 

Entre las conclusiones, el análisis estima que el ingreso bruto por hectárea, en función del rinde promedio de las últimas dos campañas (27,7 quintales) y el valor de mercado a cosecha el trigo, sería de u$s 449. Para determinar la rentabilidad, además de restarle los u$s 218 de gastos directos habrá que deducir costos de cosecha y comercialización -entre los cuales el flete tiene un peso significativo-, el arrendamiento (para la mayoría de los productores) y, por último, hacer frente a los tributos municipales, provinciales y nacionales. 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Campolitoral

    Lo más visto en