http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Sábado 06.08.2016
7:58

Elecciones en EEUU

Multimillonarios contra Trump: no es oro todo lo que reluce


Warren Buffett, Michael Bloomberg, Meg Whitman y Mark Cuban criticaron con dureza al candidato republicano.

Foto: EFE


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Elecciones en EEUU Multimillonarios contra Trump: no es oro todo lo que reluce Warren Buffett, Michael Bloomberg, Meg Whitman y Mark Cuban criticaron con dureza al candidato republicano.   Warren Buffett, Michael Bloomberg, Meg Whitman y Mark Cuban criticaron con dureza al candidato republicano.

El Litoral

Beatriz Juez - DPA

 

Los multimillonarios Warren Buffett, Michael Bloomberg, Meg Whitman y Mark Cuban lo tienen claro: el candidato republicano Donald Trump puede tener su nombre escrito con letras doradas en la entrada de su "Trump Tower" en Nueva York, pero, como persona y empresario, no es oro todo lo que reluce.

 

El ex alcalde de Nueva York Bloomberg fue el primer multimillonario en fustigar a Trump y pedir el voto por la demócrata Hillary Clinton.

 

Bloomberg, octavo hombre más rico de Estados Unidos según la lista Forbes (con una fortuna de 40.000 millones de dólares), criticó con dureza a Trump en la Convención Nacional Demócrata y explicó las razones por las que creen que Clinton debería ser la próxima presidenta de los Estados Unidos.

 

"Trump dice que quiere manejar esta nación como ha manejado sus negocios. ¡Qué Dios nos ayude!", dijo Bloomberg. El ex alcalde de Nueva York pidió a los votantes independientes, como él, que voten en noviembre por Clinton.

 

Bloomberg recordó que Trump no es tan buen empresario como presume ser. "A lo largo de su carrera, Trump ha dejado un bien documentado récord de bancarrotas, miles de demandas, accionistas enfadados, contratistas que se sienten engañados y clientes desilusionados que se sienten estafados", dijo Bloomberg.

 

El inversor y empresario Warren Buffett, tercer hombre más rico de Estados Unidos según Forbes (con una fortuna de 64.500 millones de dólares), retó al candidato republicano a hacer pública su declaración de impuestos, algo que todos los candidatos presidenciales suelen hacer antes de las elecciones sin problemas.

 

Trump todavía no lo ha hecho con la excusa de que le están haciendo una auditoría.

 

"Me reuniré con él en Omaha (Nebraska) o Mar-a-Lago (Palm Beach, Florida). Él puede elegir el lugar, en cualquier momento entre las elecciones y ahora. Yo llevaré mi declaración de impuestos, él la suya. Ambos estamos bajo auditoría. Y créanme, nadie nos va a frenar de hablar sobre lo que hay en esa declaración", dijo Buffett, conocido en Estados Unidos como el Oráculo de Omaha por su acierto a la hora de invertir en negocios que luego suben como la espuma.

 

Buffett también arremetió contra Trump por criticar a los padres inmigrantes y musulmanes del capitán Humayun Khan, un soldado estadounidense de origen paquistaní que murió en combate en Irak en 2004. El padre del soldado había reprochado a Trump su propuesta de prohibir la entrada de los musulmanes a Estados Unidos como protección ante el terrorismo.

 

"Ningún miembro de la familia Buffett ni de la familia Trump ha ido a Irak o Afganistán. ¿Cómo diablos puede enfrentarse a una pareja de padres que ha perdido a un hijo y hablar de sacrificio porque ha construido un par de edificios? ¿No tiene ningún sentido de la decencia, señor?", preguntó Buffett, repitiendo una famosa frase de la era McCarthy.

 

El inversor Mark Cuban, dueño del equipo de la NBA Dallas Mavericks, también reniega de Trump y apuesta por Clinton.

 

"Votaré por Hillary y me comprometo a hacer cuanto pueda para convencer a todos los que conozco de que voten por Hillary", escribió Cuban en su cuenta de Twitter.

 

"Trump me da miedo", confesó el dueño de los Dallas Mavericks. Cuban, que forma parte del exclusivo club de los 200 estadounidenses más ricos, considera que el canditado republicano es un "estúpido incompetente".

 

Trump espanta incluso a los republicanos de pura cepa. Meg Whitman, directora ejecutiva de Hewlett Packard, ha sido la última en unirse a club de multimillonarios contra Trump. Whitman, que es republicana, también votará por Clinton.

 

"Como orgullosa republicana, mi voto en las presidenciales ha sido generalmente una cuestión sencilla. Este año es diferente. Votar republicano por lealtad al partido significaría avalar a un candidato que ha explotado el odio, la xenofobia y la división racial", explicó Whitman en un mensaje publicado en Facebook.

 

Según Whitman, las declaraciones "imprudentes y desinformadas" que ha realizado Trump durante la campaña en temas que van desde la inmigración a la economía pasando por la política exterior han dejado claro que el candidato republicano no está cualificado para ser presidente de Estados Unidos.

 

"Su pulso vacilante podría poner en peligro nuestra prosperidad y seguridad nacional. Su carácter autoritario podría poner en peligro mucho más", advirtió Whitman, quien en 2010 fue candidata republicana a gobernadora de California y perdió.

 

Esta empresaria calificó a Trump de demagogo. Whitman, en cambio, alabó a Clinton, quien consideró que, dado su temperamento y su experiencia en política exterior, es la mejor preparada para ser la próxima comandante en jefe.

 

"En un mundo convulsionado, Estados Unidos necesita el tipo de liderazgo estable y con aspiraciones que Clinton puede ofrecer. Insto a todos los republicanos a rechazar a Donald Trump este noviembre", añadió Whitman.

 

Cuatro de las grandes fortunas de Estados Unidos apuestan por Clinton y rechazan a Trump, que, como ellos, es uno miembro destacado del club de los multimillonarios. En noviembre se verá si el Oráculo de Omaha acierta o no esta vez su apuesta política.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Internacionales
    Lo más visto en
Ahora En Portada