http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Lunes 15.08.2016
17:07

Lo que se empieza a ver en el equipo de Madelón

¿Bastará con lo que hay?

Arriba se fueron los dos jugadores que convirtieron más de la mitad de los goles en el torneo pasado. En la ofensiva es el lugar en el que se plantea el gran desafío de este Unión.

Foto: Guillermo Di Salvatore


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Lo que se empieza a ver en el equipo de Madelón ¿Bastará con lo que hay? Arriba se fueron los dos jugadores que convirtieron más de la mitad de los goles en el torneo pasado. En la ofensiva es el lugar en el que se plantea el gran desafío de este Unión. Arriba se fueron los dos jugadores que convirtieron más de la mitad de los goles en el torneo pasado. En la ofensiva es el lugar en el que se plantea el gran desafío de este Unión.

 

Enrique Cruz (h)

Si de algo se habló mucho en los últimos tiempos en Unión, es del aspecto ofensivo. Triverio-Guerra le dieron un poderío inusual en la B Nacional, algo que luego se traslado a Primera con Triverio, bien secundado por Gamba en aquella primera campaña en el retorno. Se fue Triverio y las dudas aparecieron. En una buena parte se disiparon con la capacidad de gol que tuvieron Riaño (en el segundo semestre de su actuación en Unión) y Malcorra. Hoy, ninguno de los dos está y se abre otra vez el interrogante para saber si con lo que hay está bien, si los que llegaron tendrán la aptitud de reemplazar adecuadamente a los que se fueron, si habrá que esperarlos o si el aspecto ofensivo se ubicará otra vez en el centro de la escena.

Con Riaño y Malcorra se fueron 13 de los 24 goles convertidos por el equipo en el torneo pasado. Anteriormente, Malcorra y Triverio habían marcado 18 de los 38 goles que el equipo marcó en la temporada 2015 (torneo de 30 partidos). No es para soslayarlo y habrá que ver hasta qué punto tampoco significa un motivo de preocupación futura.

Federico Anselmo es una apuesta a presente y futuro. Es joven, buen porte físico, mostró condiciones en un equipo que realmente anduvo muy mal (Atlético de Rafaela) y Madelón confió muchísimo en él. Diego Godoy viene a ocupar un puesto difícil en Unión (el que dejó Malcorra) y habrá que ver si puede darle esa gran capacidad de gol del volante que se fue (será difícil, aunque en el juego ha mostrado atributos de manejo y claridad). Otra incógnita es Danilo Carando (goleador en ligas menos competitivas que la argentina). Y mientras tanto, se espera la recuperación de Soldano (recién estaría para dentro de un par de meses) y lo que pueda aportar el pibe Andereggen.

Lucas Gamba hizo ocho goles en el último año y medio. No es un goleador —nunca lo fue— porque tiene otra función y porque no juega en un lugar de la cancha que lo favorezca para la definición. Ahora tiene que esforzarse más en lo físico (lo hace bien) y más allá de que ante Unión Aconquija capitalizó una pelota que quedó boyando para mandarla adentro, su mayor volumen de aporte ofensivo se dio abriendo la cancha y llegando hasta el fondo para meter centros.

Particularmente, confío mucho en el técnico. Madelón ha dado sobradas muestras de encontrar soluciones para impedir que el equipo se le cayera y también para potenciarlo. Pero los que definen adentro de la cancha son los jugadores. Y los goles no los hace Madelón, sino quiénes él elige y confía para que salgan a jugar.

Hay un jugador que no se mencionó hasta ahora en este repaso, porque no es mucho lo que se conoce de él. Se trata de Guido Vadalá. Uno tiene la impresión que, hasta ahora, es más lo que se ha dicho de él, que lo que ha mostrado. Si Juventus y Boca han pedido una cifra de 11, 12 o 13 millones de dólares para ponerle una opción a Unión (que al final no se puso y tampoco importa, con semejantes valores, cuál fue el pedido real), es por lo que se piensa que puede ser a futuro que por lo que es en el presente. Vadalá tendrá que demostrar lo que es capaz, de una buena vez, y Unión puede ser una buena vidriera, posiblemente mejor que la exigente de un equipo grande o en el que se encuentre con muchos competidores. El tema es saber adónde puede jugar en este esquema de Madelón. Si está para jugar “de Gamba” o “de Rolle” o si su inclusión lo lleva, al técnico, a modificar algo en lo táctico.

La victoria del viernes en Paraná dejó más señales negativas en la defensa que en el ataque, porque se marcaron tres goles en el arco de enfrente y porque se observaron desacoples en el sistema defensivo propio. Pero al término del partido, muchos se planteaban inquietudes arriba y no tanto en el fondo. Era lógico de suponer: si Unión no anduvo bien atrás, fue porque Leo Sánchez viene con una falta de ritmo competitivo importante y porque todavía hay aspectos en la contención que se tienen que mejorar. Pero arriba y a pesar de los tres goles, quedaron algunas dudas. En definitiva, y yendo a aquella lógica mencionada, habrá que tener en cuenta que uno de los tantos fue marcado por un defensor y otro por un volante y de tiro libre. No tanto porque se haya mostrado una gran profundidad y contundencia por parte de aquéllos que tienen que cargarse esa responsabilidad.

 

"Esta Copa Argentina es nuestro gran objetivo del semestre. Vamos a pelearla. Y estamos muy agradecidos a los 12.000 hinchas que nos fueron a alentar a Paraná. Fue conmovedor ver la cancha así”.

Emanuel Brítez

El capitán de Unión en el partido del viernes pasado ante Unión Aconquija en el estadio de Patronato.

 

El dato

Por Copa Argentina.

Unión sólo tiene en claro cuál será el rival en los octavos de final de la Copa Argentina, ya que Estudiantes se clasificó luego de ganarle con claridad a Los Andes. El partido todavía no tiene fecha definida ni tampoco escenario. Además, la cancha de Unión será la sede del encuentro que jugarán Rosario Central con Atlético de Rafaela, pos los 16avos de final de la Copa.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Actualidad Tatengue

    Lo más visto en