http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Jueves 18.08.2016
13:26

Su representante viaja a Italia porque el Inter pretende al ex delantero de Colón

Lucas Alario, el nombre de moda en Milán

La sensación es que si paga los 15 millones de euros de la cláusula de rescisión, se va. River cobrará el 60 por ciento y Colón el 40. 

Lucas Alario festeja uno de los goles más importantes de su vida: el que le marcó a Tigres de Monterrey en la final de la Copa Libertadores. Ahí, se metió a la gente de River en el bolsillo. Foto: Agencia Télam


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Su representante viaja a Italia porque el Inter pretende al ex delantero de Colón Lucas Alario, el nombre de moda en Milán La sensación es que si paga los 15 millones de euros de la cláusula de rescisión, se va. River cobrará el 60 por ciento y Colón el 40.  La sensación es que si paga los 15 millones de euros de la cláusula de rescisión, se va. River cobrará el 60 por ciento y Colón el 40. 

Enrique Cruz (h)

 

En mayo, Javier Zanetti, director deportivo del Inter de Milán, admitió que el club italiano había puesto los ojos en Lucas Alario. Pasó el tiempo y a fines de junio, antes de la finalización de la Copa América, se volvieron a batir parches en Italia, esta vez redoblando la apuesta: en aquella ocasión se habló de una oferta concreta de 9 millones de euros, algo que, si se concretó, a ninguna de las partes interesó.

 


Es posible que la convocatoria de Bauza para la selección, haya revuelto favorablemente el ambiente en torno a Alario. Luego de una aparición estruendosa en River cuando fue transferido hace un año, el ex delantero de Colón tuvo un medio año con algunos altibajos, contagiado de lo que hizo el resto del equipo.

 


Igualmente, sus actuaciones, su perfil y sus condiciones, lo llevaron al “Patón” Bauza a convocarlo a la selección. Y otra vez surgió su nombre en la mira del Inter, que, según dicen, estaría dispuesto a pagar los 15 millones de euros que fueron fijados como cláusula de rescisión.

 


Pedro Aldave es su representante y tiene un diálogo constante con la dirigencia de Colón, no sólo por esto de Alario. Cuando se hizo el pase a River, el año pasado y bajo el mandato de Víctor Godano como presidente, se estableció una suma inicial de 2.225.000 dólares por un 30 por ciento y otra cifra similar a pagar este año por otro 50 por ciento, algo que se efectivizó hace poco tiempo.

 


Ahora, la dirigencia actual de Colón empieza a frotarse las manos. Si se concreta el pase, a Colón le corresponde el 40 por ciento de la cifra final. Es decir, ingresarán 6 millones de euros que son brutos y no netos porque, por ejemplo, Colón deberá pagarle un 20 por ciento a San Lorenzo de Tostado —como ya lo hizo en las otras dos oportunidades— y habrá que ver de qué manera se manejan los otros porcentajes y los impuestos por la operación. De todos modos, la cifra final será voluminosa y elevará el pase final de Alario a una cifra que podría superar a aquélla de Bertoglio, cuando fue transferido al Dynamo de Kiev en 2010.

 


Pedro Aldave habló en “La Primera de Sol” antes de partir con destino a Europa y admitió el interés del Inter.

 


—¿Es realmente firme el interés de Inter de Milán por Alario, Pedro?

 


—Hay varios clubes interesados e Inter es uno de ellos. No es la primera vez, ni tampoco el primer club de Italia. Pero habrá que ver. No es tan fácil ejercer la cláusula de rescisión, hay algunos sondeos, la cláusula la tiene que ejercer el jugador y el club tiene que justificar los fondos, no es tan fácil.

 


—¿Usted qué piensa?, ¿es el momento?

 


—Hace tiempo que lo vienen siguiendo. El mercado europeo es bueno y está terminando, los clubes venden a otros equipos y por lo tanto tienen dinero. Lucas está en la selección, juega en un club grande y es muy considerado. Hay que evaluar un montón de cosas al margen de la plata para que la carrera de él no se detenga.

 


—Si algún club, llámese Inter o el que fuere, pone los 15 millones de euros, ¿la cláusula se ejerce en forma automática y River no lo puede negar?

 


—Quiero aclarar algo en este aspecto: la cláusula no es en favor del club, sino del jugador y se coloca para resolver un contrato laboral. Es unipersonal. El club llega a un arreglo con el jugador y éste se asegura un dinero para rescindir. A veces, las cláusulas son económicas y en otras ocasiones son disciplinarias.

 


—En algún momento, usted mismo dijo que lo ideal sería que se quede medio año más en River y se vaya a fin de año...

 


—Yo por ahí me expresé mal. Fin de año es ahora, es junio, es la época en que arrancan los campeonatos de cero en Europa y cuando se realizan las mejores contrataciones porque se arman los planteles para toda la temporada. En diciembre, los jugadores se van de vacaciones acá, pero en Europa se sigue jugando. En diciembre o enero hace frío, los jugadores no se adaptan rápidamente y eso los complica.

 


—¿Qué es lo que más se evalúa en estos casos, lo económico y lo deportivo?

 


—Para crecer, le conviene seguir en River, meter muchos goles y jugar en la selección. Si se va a otro club tiene que empezar de cero, eso lo puede complicar porque hay que adaptarse y puede llevarle tiempo. Pero si está la propuesta económica en forma concreta, se verá. Cada uno tiene sus propios intereses. En el caso de Lucas Alario, un mercado como el italiano y un club como el Inter, si se da, es bueno en lo deportivo y en lo económico.

 


—Entiendo, porque es distinto si viene un club de China o de un país sin tanta vidriera futbolística...

 


—Lucas no llegó a su techo y todavía tiene mucho para dar. Debe irse a un mercado en el que crezca deportivamente. Lo económico no es todo. Si iría a un mercado bueno en lo económico pero sin crecimiento deportivo, no le serviría. Es así.

 


—Y Colón, ¿agazapado y a la espera?

 


—Colón tiene el 40 por ciento de los derechos económicos y lógicamente que un pase le vendría muy bien en ese aspecto.

 


Pensando en sus propios intereses, a Colón le vendría muy bien que el negocio se concrete. Esta vez, se verá beneficiado por la vidriera que ha sido River para Alario. Y también esta convocatoria a la selección que le llega en un momento justo y con un Inter que, por lo visto, todavía está buscando un delantero con gol para sumar a su plantel.

 


Alario es uno de los últimos eslabones de un grupo de jugadores que se fueron formando en las inferiores de Colón y que se convirtieron en un recurso económico y financiero clave para la institución, junto con Meli, Graciani y Luque. Y como seguramente lo serán Conti y Poblete en un futuro no muy lejano, porque son jugadores cuyo destino posiblemente estén, muy pronto, en un grande del país o en el extranjero.

 


Por Luque, todavía hay una cuenta de 800.000 dólares por cobrar. Pero lo que ha ingresado hasta ahora por el resto de los jugadores, le ha dado al club un desahogo económico y financiero muy importante, más allá del aporte futbolístico que ha sido muy bueno por parte de todos, porque si bien lo de Alario se agiganta por su exposición en River, ha tenido ya su explosión en Colón y eso le permitió llegar adónde llegó.

 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Actualidad Sabalera

    Lo más visto en