http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Lunes 22.08.2016 | Última actualización | 21:12
21:11

Por secuestrar y obligar a prostituirse a una joven

17 años de prisión y el pago de un millón de pesos

Los dos imputados en un juicio por Trata de personas que se realizó en Tucumán fueron condenados este lunes a 17 años de prisión al ser encontrados culpables por el secuestro de una joven a la que obligaron a prostituirse.

Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Por secuestrar y obligar a prostituirse a una joven 17 años de prisión y el pago de un millón de pesos Los dos imputados en un juicio por Trata de personas que se realizó en Tucumán fueron condenados este lunes a 17 años de prisión al ser encontrados culpables por el secuestro de una joven a la que obligaron a prostituirse. Los dos imputados en un juicio por Trata de personas que se realizó en Tucumán fueron condenados este lunes a 17 años de prisión al ser encontrados culpables por el secuestro de una joven a la que obligaron a prostituirse.

Además deberán pagarle a la víctima un millón de pesos en conceptos de resarcimiento por la acción civil, informaron voceros judiciales. La joven fue secuestrada y llevada a una casa en el barrio Feput, en la capital tucumana, y ahí pudo ver a una mujer en muy mal estado que le decían Mimí, pero posteriormente supo que se trataba de Marita Verón, la hija de Susana Trimarco que sigue desaparecida, según relató durante la etapa de instrucción.

 


El tribunal, integrado por Pedro Roldán Bazquez (presidente), Alfonso Zóttoli y María Alejandra Belcazar determinó que Daniela Melhein y Alejandro González son autores voluntarios y responsables del delito de privación ilegítima de la libertad agravado por la minoría de edad de la víctima (que tenía 16 años en ese momento), promoción de la prostitución de una menor de edad, agravado por el uso de la violencia y amenazas en perjuicio de F.M. (se protege su identidad por haber sido víctima de un delito sexual y menor de edad en aquel momento).

 

“A través de las declaraciones de distintos testigos que pasaron por la sala de audiencia se pudo constatar que los imputados convivían en la misma casa donde llevaban jóvenes a horas de la madrugada y usaban el mismo modus operandi con sus víctimas: mujeres adolescentes eran llamadas a trabajar como niñeras a la casa de Melhein y luego se les ofrecía vender copas o viajar al sur del país”, argumentó el tribunal.


La querella, representada por la Fundación María de los Ángeles Verón, y el fiscal Carlos Sale habían solicitado una pena de 20 años para los dos imputados, pero al conocer la posición de los jueces señalaron que “la sentencia fue ejemplar”. 


“Creemos que se ha hecho justicia después de una larga espera que lleva ya 14 años” sostuvo la querellante Belén Lembo y agregó que “la sentencia fue un gran alivio, una caricia para F.M y todos sus seres queridos”. Germán Díaz, también integrante de la querella señaló que “fue un proceso largo, en el que intervino un equipo de profesionales que trabajó incansablemente para llegar a esta sentencia y estamos seguros de que va a marcar un precedente muy importante y va a permitir que F.M pueda comenzar una nueva vida sabiendo que se hizo justicia”.


“Todo el cuidado que no se tuvo durante el juicio por la desaparición de Marita Verón el tribunal lo aplicó en este proceso porque desde un primer momento protegió a la víctima”, valoró el abogado. Por último, María Rosa Ponce, representante de la acción civil, consideró que el tribunal “estuvo compuesto por magistrados capacitados en la temática de género y dictaron una sentencia a la altura de los pronunciamientos que construyen jurisprudencia a nivel internacional relacionado a la violencia contra la mujer”.


F.M. fue secuestrada el 27 de mayo de 2002 luego de salir de su casa para ir a comprar a una carnicería de la zona cuando Melhein y González, que en ese momento eran pareja conocían a la víctima porque había sido niñera de sus hijos durante un tiempo, se acercaron en un auto y la obligaron a subirse en el rodado.


F.M. pasó por cinco domicilios de la capital y de Yerba Buena durante su cautiverio, que duró casi siete meses ya que el 1 de enero del año 2003 consiguió escaparse con la ayuda de la madre de Marita Verón.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Sucesos
    Lo más visto en
Ahora En Portada