http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Lunes 29.08.2016 | Última actualización | 20:44
20:20

Cómo cambiará el tránsito con el Metrofé

Segregar vehículos por carril, una estrategia para mejorar la movilidad en Blas Parera

La obra ya tiene un 70 % de avance y se espera habilitar antes de fin de año. Además de agilizar el recorrido de los colectivos, separará cada tipo de vehículo en un carril distinto, convirtiéndose en una de las avenidas de la ciudad más seguras para circular. Es un eje de circulación norte-sur clave para la integración metropolitana. Cuando en el año 2012 se inauguró el tercer tramo de la Circunvalación Oeste, se alivió la circulación del intenso tránsito de camiones que utilizaba la avenida Blas Parera para atravesar la ciudad. Sin embargo, sigue siendo una de las avenidas más peligrosas: desde hace cuatro años, la cantidad de accidentes de tránsito se mantiene en unos 140 por año, con un pico de 163 en 2013, según los datos de la Agencia Provincial de Seguridad Vial.

Foto: Guillermo Di Salvatore


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Cómo cambiará el tránsito con el Metrofé Segregar vehículos por carril, una estrategia para mejorar la movilidad en Blas Parera La obra ya tiene un 70 % de avance y se espera habilitar antes de fin de año. La obra ya tiene un 70 % de avance y se espera habilitar antes de fin de año. Además de agilizar el recorrido de los colectivos, separará cada tipo de vehículo en un carril distinto, convirtiéndose en una de las avenidas de la ciudad más seguras para circular. Es un eje de circulación norte-sur clave para la integración metropolitana. Cuando en el año 2012 se inauguró el tercer tramo de la Circunvalación Oeste, se alivió la circulación del intenso tránsito de camiones que utilizaba la avenida Blas Parera para atravesar la ciudad. Sin embargo, sigue siendo una de las avenidas más peligrosas: desde hace cuatro años, la cantidad de accidentes de tránsito se mantiene en unos 140 por año, con un pico de 163 en 2013, según los datos de la Agencia Provincial de Seguridad Vial.

 

 

Lía Masjoan

lmasjoan@ellitoral.com

Twitter: @lmasjoan

Cuando en el año 2012 se inauguró el tercer tramo de la Circunvalación Oeste, se alivió la circulación del intenso tránsito de camiones que utilizaba la avenida Blas Parera para atravesar la ciudad. Sin embargo, sigue siendo una de las avenidas más peligrosas: desde hace cuatro años, la cantidad de accidentes de tránsito se mantiene en unos 140 por año, con un pico de 163 en 2013, según los datos de la Agencia Provincial de Seguridad Vial.

Por otro lado, el mapa de siniestros viales que presentó este año el municipio local -en base a esos mismos datos- coloca a Blas Parera como una de las tres avenidas donde se producen más accidentes de tránsito con lesionados, junto a avenida Freyre y Aristóbulo del Valle.

Además de la conciencia vial propia que debe asumir cada ciudadano, y de la importancia que tienen las campañas para mejorar conductas, hay obras estratégicas que pueden ayudar a bajar estos índices. Es el caso del Metrofé que se construye en Blas Parera con fondos nacionales, con el objetivo principal de que sea un aporte para agilizar la movilidad urbana en un nexo clave sur-norte del área metropolitana.

Además, cumplirá un rol clave en el ordenamiento del tránsito porque segregará cada tipo de vehículo en un carril distinto, con lo cual los autos y las motos irán separados de las bicicletas y de los vehículos de mayor porte, en este caso los colectivos porque los camiones ya desvían por circunvalación.

“Uno de los elementos físicos que se han desarrollado en muchas ciudades que favorecen la disminución de los índices de siniestralidad tiene que ver con la segregación, con provocar esta separación de los diferentes actores de la movilidad”, explicó Marcelo Pascualón, secretario de Planeamiento Urbano de la Municipalidad, al brindar detalles sobre el avance de las tareas.

Sí al estacionamiento

“Blas Parera va a tener estacionamiento”, se preocupó por aclarar Raúl Hurani, miembro de la Subsecretaría de Planificación de la Movilidad del municipio y coordinador de la obra. “En las políticas de movilidad estamos tratando de desalentar por todos los medios el uso del auto particular. Y nos encontramos con que los comerciantes de las avenidas creen erróneamente que dejar estacionado el auto frente del negocio les va a traer más ventas”, opinó.

De todos modos, el tramo II de Blas Parera -que va desde J.P. López hasta Callejón Aguirre y tiene una impronta comercial- tiene previsto el estacionamiento en ambas manos, salvo en los lugares donde presenta alguna particularidad de interacción con algunas de las paradas: “En más del 90 % del tramo II habrá estacionamiento en ambas manos de la calzada. En el tramo III está previsto en toda la mano este, es decir la que va hacia el norte”, aclaró el funcionario ante los reclamos que hicieron oportunamente los comerciantes de la zona.

Así, el objetivo que se pretende lograr es doble: darle mayor seguridad vial a la avenida y favorecer la efectividad del transporte público, disminuyendo los tiempos del recorrido y evitando congestiones vehiculares y maniobras de sobrepaso.

Transformación

A medida que avanza, la obra está transformando 5,7 kilómetros de la avenida, desde Fray Cayetano Rodríguez hasta Coronel Loza. En el medio, hay tres tramos bien definidos, cada uno con sus particularidades. (Ver infografía)

Los trabajos ya tienen un 70 % de avance y al recorrerla se observan terminados los 30 paradores distribuidos en todo el recorrido (son 15 pares). Están ubicados cada 400 metros y cada uno de ellos contará con cámaras de seguridad monitoreadas, para garantizar una espera segura del transporte público.

El diseño se ajustó según la presencia de escuelas, hospitales o ingresos a barrios y al carácter de vía rápida para el transporte urbano que se le quiere dar. Por ello, tendrán capacidad para albergar a dos colectivos simples, lo que permitirá cargar y descargar al mismo tiempo dos coches, y “tienen piso elevado lo que ahorra algunas fracciones de segundo por pasajero al ingresar y bajar del colectivo”, agregó Raúl Hurani, coordinador de la obra.

Además favorece a las personas que tienen movilidad reducida y dificultades para trasladarse (ancianos y niños) “lo que hace más humana a la avenida, porque tiene en cuenta al peatón como el principal actor dentro de la dinámica de la movilidad urbana”, aseguró Pascualón.

Antes de la intervención -y ahora, en medio de la obra- cruzar la avenida resulta complejo. Es necesario transitar un largo trecho, porque en algunos tramos no había cantero central ni lugares intermedios donde esperar seguro. Cuando esté terminada se podrá atravesar de a tercios. El rol de los semáforos será clave: habrá en todas las paradas, incluso para el cruce peatonal.

La iluminación será led. Ya hay 400 columnas plantadas y en algunos tramos todavía se está cambiando el viejo sistema. Tendrán un doble brazo: uno alumbra la zona de avenida y el otro, de menor altura, ilumina las veredas.

El verde será protagonista en Blas Parera. O al menos, tendrá mayor presencia que ahora porque se incrementó la superficie absorbente con especies vegetales: se colocarán 2.500 herbáceas (algunas fueron plantadas y ¡robadas!) y 1.000 árboles.

El dato

También en Aristóbulo

La Municipalidad tiene planeado construir un carril exclusivo también en avenida Aristóbulo del Valle. Por el momento, se inició un proceso de relevamiento de datos altimétricos y de diagnóstico para la toma de decisiones futuras. “Es otro eje importante de circulación norte-sur, que tiene particularidades en cada uno de sus tramos. No es tan homogénea, es más extensa y tiene otras características. En este caso, el carril exclusivo se extendería desde bulevar hasta Quiroga, el límite norte de la ciudad.

 

análisis

por Lía Masjoan

Planificar la movilidad urbana

  • La continua ampliación de los tejidos urbanos origina demandas crecientes sobre la infraestructura territorial. En la ciudad de Santa Fe, la extensión de la trama barrial hacia el norte generó enormes desafíos a la administración municipal, que en muchos casos sigue yendo detrás de la ocupación del territorio porque no se priorizó una planificación previa.

Así, hay comunidades enteras sin agua potable, cloacas o gas natural; sin escuelas cercanas o centros de salud; asentadas en áreas bajas, sin desagües, con alto riesgo de inundarse.

Más de 10 kilómetros separan el norte más norte de la capital provincial, del sur que concentra la mayor actividad comercial y administrativa. La circulación segura y eficaz, con caminos en buen estado y un transporte público adecuado, es otro desafío a resolver en tiempos en que el automóvil domina el espacio público.

Quienes habitan en la periferia del noroeste de la metrópolis son, por lo general, sectores de bajos recursos y con un acceso marcadamente desigual a los beneficios de la urbanización. La moto y la bicicleta suele ser una opción económica de traslado; también el colectivo.

Como un brazo de la ruta 11, la avenida Blas Parera recibía hasta hace 4 años un intenso tráfico de camiones, tornando peligrosísima la convivencia con medios de transporte más vulnerables y convirtiéndola en una de las que más accidentes de tránsito registraba. Ese problema fue solucionado; los camiones ya no ingresan a la ciudad y desvían por Circunvalación Oeste. Pero sigue encabezando el ranking de siniestros.

Con la obra del Metrofé, y la segregación de cada tipo de vehículo en un carril distinto, se dará un paso más, también clave para la seguridad vial.

lmasjoan@ellitoral.com

"Uno de los elementos físicos que se han desarrollado en muchas ciudades que favorecen la disminución de los índices de siniestralidad tiene que ver con la segregación”.

Marcelo Pascualón,

secretario de Planeamiento Urbano de la Municipalidad,


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal

Además tenés que leer:

Otras Noticias de Área Metropolitana
    Lo más visto en
Ahora En Portada