http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Martes 30.08.2016
13:33

Pequeños con grandes talentos

Manga, un arte japonés que se enseña en Santa Fe

Manga es una técnica de dibujo japonesa que se puede aprender en la Biblioteca Pedagógica Domingo F. Sarmiento. Consiste en resaltar algunos rasgos de una persona y achicar otros, pero siempre en una composición armónica. Las figuras geométricas son claves en este arte. ¡No te pierdas esta nota!

Visitá la exposición de manga que hay en la Pedagógica. ¡Son los trabajos de los chicos y están espectaculares! Luis Cetraro

+3

Foto:Luis Cetraro
Visitá la exposición de manga que hay en la Pedagógica. ¡Son los trabajos de los chicos y están espectaculares!


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Pequeños con grandes talentos Manga, un arte japonés que se enseña en Santa Fe Manga es una técnica de dibujo japonesa que se puede aprender en la Biblioteca Pedagógica Domingo F. Sarmiento. Consiste en resaltar algunos rasgos de una persona y achicar otros, pero siempre en una composición armónica. Las figuras geométricas son claves en este arte. ¡No te pierdas esta nota! Manga es una técnica de dibujo japonesa que se puede aprender en la Biblioteca Pedagógica Domingo F. Sarmiento. Consiste en resaltar algunos rasgos de una persona y achicar otros, pero siempre en una composición armónica. Las figuras geométricas son claves en este arte. ¡No te pierdas esta nota!

Mónica Ritacca
mritacca@ellitoral.com

 

¿Te acordás de Dragon Ball Z? Ese dibujo animado es el ejemplo más claro de la técnica de dibujo manga. Si bien se trata de un animé, ya que es un cómic adaptado a la pantalla chica, originalmente fue un manga (historieta) escrito e ilustrado por Akira Toriyama. 

 


Celeste Virasoro es la profesora a cargo del taller de manga que brinda la Biblioteca Pedagógica en nuestra ciudad. En diálogo con ¡MIRÁ! contó que manga “es una historieta de estilo japonés fácil de aprender”. “La base son las figuras geométricas.

 

También importan las proporciones, pero para comenzar basta con tener ganas y tener un lápiz negro, un papel y una goma de borrar”, señala.

 


Para aprender no hay que ser un genio en geometría. Cualquier chico que se lo proponga puede crear un manga, que se caracteriza por destacar algunos rasgos, como los ojos del personaje, y minimizar otros, como la nariz y la boca.

 


La profesora del taller tiene 28 años y sus propios alumnos la definen como una ídola. Y es que hace muchos años practica esta técnica, desde que era una niña y llegaban a su casa revistas de historietas japonesas.

 


Francisco -junto con Sofía, José Ignacio y Juan Francisco- es uno de los alumnos del taller de manga. Tiene 12 años. Con un lápiz negro, una goma y un papel asegura poder crear personajes de cómic japonés. Y es cierto. Es que éste es el segundo taller que realiza sobre la técnica manga.

 


“Cuando era chico dibujaba paisajes. Después empecé a copiar personajes de la televisión y me enganché con el cómic y animé”, manifestó. “La diferencia entre uno y otro es que el cómic es gráfico y el animé televisivo, pero ambos utilizan manga como técnica para ilustrar los personajes”, explicó.

 


Consultado sobre qué le gustaría ser de grande, dijo convencido “hacer animaciones 3D y ser diseñador gráfico”. 

 

Sobre el taller

 

El Taller de Composición Manga, destinado a chicos de 12 años en adelante, tiene lugar los jueves de 17.30 a 19 horas. Si querés saber más, acercate a la Biblioteca Pedagógica (San Martín 2839) o llamá al 4572974.

 

Una técnica japonesa particular

 

Manga significa dibujo informal. La característica principal de esta técnica de origen japonés radica en que ciertos rasgos de una persona están un poco exagerados, como sus ojos, y otros diminutos, como la nariz y la boca. Además, el trazo siempre es simple y por lo general son creaciones en blanco y negro.

 


A la par del desarrollo en Europa y los Estados Unidos, también a Japón llegó la influencia del cómic, aplicando el estilo propio del manga para crear sus propias ediciones. Así, para 1930 surgen historietas de temáticas bélicas, preludiando la Segunda Guerra Mundial.

 


Terminada la guerra y ante el desánimo de la población por la firma de la rendición incondicional de Japón, la gente comienza a refugiarse en actividades de entretenimiento para enajenarse de su realidad.

 


Esto da origen a varias revistas. Una de ellas, la más importante, fue el libro rojo -una publicación de unas 200 páginas, con tapas en rojo, papel de baja calidad e impresión en blanco y negro-.

 

Es en esta revista en donde Osamu Tezuka, estudiante de medicina y admirador de Walt Disney, publica “la nueva isla del Tesoro” con personajes de grandes ojos y trazo simple, con una fluidez de la historia similar a la del cine y la introducción de efectos sonoros impresos. De esa obra, se vendieron de una vez unos 800.000 ejemplares. 

 


Posteriormente, se va a Tokio, en donde publica la que se considera el modelo del manga japonés: Astroboy. Osamu Tezuka es considerado el padre del manga.

 


El manga o cómic japonés alcanzó una considerable notoriedad artística e industrial en todo el mundo a partir de las dos últimas décadas del siglo XX.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Mirá
    Lo más visto en
Ahora En Portada