http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Miércoles 31.08.2016 | Última actualización | 8:56
8:55

Lo que queda de la alegría grande en la Feliz

¿Cómo será el Colón de Montero?

Ni defensivo-contragolpeador como el de Osella ni ambicioso como quiso ser el de Franco, la idea del uruguayo podría acercarse un poco más a la primera de estas dos versiones. Habrá que ver cómo le funciona el “paso a paso” como declaró que hay que ir, cuando el partido ya era historia en el Minella marplatense.

Foto: Télam


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Lo que queda de la alegría grande en la Feliz ¿Cómo será el Colón de Montero? Ni defensivo-contragolpeador como el de Osella ni ambicioso como quiso ser el de Franco, la idea del uruguayo podría acercarse un poco más a la primera de estas dos versiones.  Ni defensivo-contragolpeador como el de Osella ni ambicioso como quiso ser el de Franco, la idea del uruguayo podría acercarse un poco más a la primera de estas dos versiones. Habrá que ver cómo le funciona el “paso a paso” como declaró que hay que ir, cuando el partido ya era historia en el Minella marplatense.

Enrique Cruz (h)
(Enviado Especial a Mar del Plata)

 

El recambio era necesario. Bastaba con mirar lo que pasaba en algunos sectores de la cancha para entender que la renovación se venía. Vegetti, Mazurek, Biglieri, Sperdutti y Figueroa representaban, junto con Alan Ruiz, una cuota de poderío ofensivo que se fue cayendo sin parar hasta tocar fondo. El final de la historia en el torneo anterior dependió de un Silva que había llegado como una mera alternativa de última, y de la aparición de los chicos (Sandoval y Leguizamón).


Esto que pasó en ofensiva se podría trasladar a los otros sectores de la cancha. En definitiva, la larga lista de los que ya no están la integran Mehring, Landa, Vegetti, Benegas, Mazurek, Martín Comachi, Biglieri, Villafañe, Figueroa, Sperdutti, Castillo, Lovera, Emiliano García, Marcos Fernández, Chicco, Bailo y habría que sumarlo a Leudo, porque la cesión definitiva de sus derechos federativos permite que se habilite un cupo más para sumar extranjeros.


Claro que no fueron pocos los que llegaron: Carranza, Ceballos, Ortiz, Oviedo, Iván Torres, Bernardi, Acuña, Blanco, Dalla Costa y la expectativa centrada en lo que pase con el peruano Mayora y con Nicolás Colazo, quien si no encuentra destino en el fútbol europeo, tiene lugar en el plantel de Montero.


Contra Aldosivi, Montero usó  a cinco de los jugadores que trajo como titulares. A excepción de Carranza, que se perfilaba para arrancar pero está lesionado, pareciera ser que los otros tienen que pelear un lugar. Oviedo deberá hacerlo con Bastía y Poblete (difícil intento), mientras que Acuña y Dalla Costa tendrán que dar muestras sobradas de potencia y eficacia para hacerse merecedores de un puesto en la ofensiva. Lo mismo pasará con Mayora, si es que finalmente su destino está en Santa Fe como él mismo se encargó de decirlo.


Por lo que se vio, Montero quiere de entrada un equipo que no se reserve nada a la hora de la entrega. Sacrificio es lo que no se va a negociar, aunque el mismo entrenador es el primero en saber que a la pelota hay que jugarla bien, como se hizo por momentos en esos primeros 20 o 25 minutos que se rescatan, futbolísticamente hablando.


Dos centrales expeditivos, dos marcadores de punta que tampoco se ruborizan si tienen que despejar la pelota bien lejos, mucho ida y vuelta para los dos volantes laterales y Ledesma, con el objetivo de pasar rápidamente la línea de la pelota. Se vio así a un Colón muy generoso en el despliegue y siempre dispuesto a defender con la mayor cantidad de jugadores posible. Los dos goles llegaron como consecuencia de jugadas muy rápidas, la del primero con un pelotazo a las espaldas de un zaguero rival y el segundo en un contragolpe letal que arrancó en el mismo Broun.


Todavía se me ocurre que es prematuro hablar de la idea futbolística de Montero. ¿Será un técnico que priorizará lo defensivo y jugará de contra a lo Osella?, ¿será un entrenador que buscará protagonismo y ofensiva como alguna vez lo pretendió, sin mucho éxito, Darío Franco?. Se me ocurre que ni una cosa ni la otra, pero más cercano a la idea de la solidez, el orden y la concentración para no dejarse sorprender en defensa.


Es bueno que en Colón se hable de “arrancamos a cuatro puntos de los que descienden” o “le ganamos a un rival directo” o “fue un partido de seis puntos”. Es el mejor diagnóstico para darse un baño de realidad. A lo Mostaza Merlo cuando dirigía a Racing, Montero dijo que este es un “paso a paso”. Esos primeros pasos son los de sumar y mirar la otra tabla. El equipo no deja de ser una incógnita porque haya ganado este primer partido. Las sensaciones son positivas porque se respaldan también en el resultado, pero hubo pasajes en los que Aldosivi complicó y estuvo cerca de que la sumatoria no sea tan buena como lo que fue. 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Actualidad Sabalera
    Lo más visto en
Ahora En Portada